Se cumple un año más del fatal accidente que acabó con la vida de Ayrton Senna

Ya son 27 años de una de las escenas más dolorosas e impactantes del deporte mundial. El piloto brasileño falleció a raíz de un accidente en el Gran Premio de Imola. Una varilla de suspensión penetró la visera de su casco y le produjo una lesión fatal

Se cumple un año más del fatal accidente que acabó con la vida de Ayrton Senna
El accidente ocurrió en la novena vuelta, en la curva Tamburello.
Foto: JEAN-LOUP GAUTREAU / AFP / Getty Images

Los accidentes siempre están propensos a ocurrir. El deporte a motor se ha caracterizado por dejar las peores postales  de vehículos totalmente destrozados y pilotos que deben ser retirados urgentemente. Sin duda alguna, los accidentes en esta disciplina no son novedad. No obstante, hubo uno que quedó en la historia y marcó un punto de inflexión en el automovilismo. Hace 27 años, un piloto brasileño, sufrió un grave accidente en una pista de San Marino.  Este choque acabaría trágicamente con la vida de Ayrton Senna, destacado piloto tres veces campeón del mundo.

La leyenda del automovilismo tenía un desempeño excepcional sobre cada una de las pistas en las que competía. ‘Magic Senna’ sobresalía entre todos sus rivales. El brasileño llegó a obtener 161 títulos. Pero esa cifra, lamentablemente, no pudo ser aumentada.

En 1994 se iba a disputar el Gran Premio de Imola. Senna no había tenido el rendimiento esperado en el campeonato y buscaba reivindicarse. Para esa fecha, un joven piloto se robaba los flashes de las cámaras y llamaba la atención de los amantes del automovilismo: Michael Schumacher.

 

El 1 de mayo de 1994 parecía un día de competencia normal. Pero en la séptima vuelta, el Williams FW16 no pudo ser controlado por Senna en la fatídica curva Tamburello. Un muro de contención fue el primer testigo del impacto que tuvo el vehículo a más de 200 kilómetros por hora. El piloto brasileño sufrió una fatal lesión en su cabeza luego de que una varilla de suspensión penetrase la visera de su casco.

 

El terrible accidente dejó a el piloto completamente atrapado en su monoplaza. Las escenas de ese momento, estuvieron marcadas en tensión. Todo el mundo automovilístico rezaba para que esto no se convirtiese en una tragedia.

Sin embargo, horas después, la doctora María Teresa Fiandri, jefa del servicio de reanimación del Hospital Maggiore de Bolonia, confirmó la muerte de Ayrton Senna. Esta noticia conmocionó a todo el mundo y marcó una tragedia en la historia del deporte mundial. No obstante, sirvió para que se intensificaran las medidas de seguridad y los elementos de protección de los vehículos y los pilotos.

 

El piloto fue enterrado en el  cementerio de Morumbí, en la tumba 0011. Cerca de este espacio está colocada una bandera de Brasil, para enmarcar que allí se encuentran los restos de un ícono brasileño. En el lugar está una placa que dice: “Ayrton Senna da Silva -21/03/60 y 01/05/94. Nada puede separarme del amor de Dios”.