Un muerto en tiroteo frente a edificio de inmigración de USCIS en Orlando

La Policía informó que tiene bajo su custodia a una persona sospechosa del ataque, pero no reveló su identidad; en el inmueble había decenas de personas que acudieron a trámites migratorios y ceremonias de ciudadanía

Al menos una persona murió en un tiroteo frente al edificio del Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) en Orlando, Florida, este lunes.

La Policía detuvo más tarde a un sujeto cuya identidad no reveló el el portavoz de la Policía de Orlando, el teniente Diego Toruno, en una conferencia de prensa.

“Podemos confirmar que una persona sospechosa en esta investigación está bajo custodia del OPD”, indicó la autoridad primero en Twitter. “Proporcionaremos más información en cuanto esté disponible”.

La situación se reportó bajo control, pero la Policía indicó que hay investigación en curso, aunque no se informó de más personas heridas.

“La OPD está investigando un tiroteo… Hay fuerte presencia policiaca en el área… pronto más información”, agregó la autoridad en un tuit.

El edifico de USCIS se encuentra en un complejo de varios inmuebles en el bloque 5400 del boulevard Semoran, al norte de la avenida Hoffner, se indicó.

A petición de este diario, la agencia no dio detalles del ataque, pero adelantó que está colaborando con autoridades locales, además de enviar condolencias a los familiares de la víctima.

“USCIS ofrece nuestro más sentido pésame a los amigos y familiares que perdieron a un ser querido hoy”, indicó la agencia. “Estamos cooperando plenamente con las autoridades policiales locales mientras investigan este incidente”.

El teniente Toruno especificó que se arrestó al presunto culpable tras una breve persecución en automóvil que terminó en Kissimmee.

Se agregó que la víctima caminaba con una mujer hacia el edificio federal en Corporate Center Boulevard cerca de Lee Vista Boulevard, cuando un vehículo se detuvo y un hombre le disparó. La mujer logró escapar sin heridas.

La agresión desató el pánico en la oficina de USCIS, donde testigos narraron que personal y asistentes a ceremonias de naturalización y otros trámites corrieron a esconderse.

Afuera del edificio había familiares de los inmigrantes que acudieron a realizar a algún trámite o entrevista, quienes también tuvieron que esconderse ante el temor de recibir un disparo.

La oficina de USCIS estuvo cerrada al menos 30 minutos, cuando la Policía dio luz verde para dejar salir a las personas.