Estados Unidos cambiará la estrategia de seguridad binacional con México

Los narcos y el tráfico de armas es la gran preocupación

Estados Unidos cambiará la estrategia de seguridad binacional con México
Soldados ya en Texas para afrontar la llegada de inmigrantes.
Foto: EFE

Durante una reunión de alto nivel entre funcionarios de México y Estados Unidos los representantes de ambos países acordaron replantear la estrategia de seguridad binacional.

De acuerdo con asistentes, la reunión sirvió para la construcción de una visión común que no se enfoque exclusivamente en el tema de seguridad.

“Se cambiará el enfoque en la estrategia de seguridad”, indicó uno de los asistentes.

En un mensaje público, Roberto Velasco, director para América del Norte de la Cancillería, destacó que entre los objetivos acordados se encuentra disminuir el tráfico de armas y de drogas.

Así como atender las adicciones como un problema de salud pública y atacar las finanzas de las organizaciones criminales en ambos países.

“Vamos a trabajar para establecer nuevas bases de entendimiento que den pie a un esquema basado en la inteligencia contra el modelo de negocios del crimen organizado”, indicó.

El encuentro tuvo lugar en la Cancillería mexicana, donde estuvieron presentes los Secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez.

Así como los jefes de gabinete de los titulares de la Sedena y la Marina y el comandante de la Guardia Nacional, el General Luis Rodríguez Bucio.

Por parte del Gobierno estadounidense participaron Juan González, asistente especial del Presidente Joe Biden del Consejo de Seguridad Nacional, y la jefa de gabinete de la DEA, Amanda Liskamm.

También participaron el Capitán Robert Passerello, consejero jurídico del Consejo de Seguridad Nacional y el subprocurador general adjunto del Departamento de Justicia, Bruce Swartz.

La Embajada estadounidense informó que se dialogó sobre temas de interés común en el área de seguridad.

“Y de cómo podemos trabajar juntos para cooperar en el futuro”, indicó.

“Acordaron vías de colaboración para eliminar la violencia, reducir el flujo y el consumo de drogas ilegales, así como para mermar a los grupos del crimen transnacional”.

A inicios de marzo, durante la llamada que sostuvieron el Canciller Marcelo Ebrard y el Secretario de Estado de Estados Unidos Antony Blinken, funcionarios estadounidenses plantearon que había aspectos clave de la lucha contra el narcotráfico que no estaban funcionando y había posibilidades de buscar nuevas estrategias.

En tanto, hace unas semanas, la DEA acusó que las operaciones de inteligencia que realizaban junto con sus contrapartes mexicanas contra los grupos del narcotráfico estaban paralizadas.