Un hispano usó Snapchat para vender opioides: su cliente está muerto

Edwin López de 21 años y otros 11 narcos fueron acusados de distribuir la droga de la muerte

Un hispano usó Snapchat para vender opioides: su cliente está muerto
Fentanilo pastillas
Foto: Agencia Reforma

Al menos doce personas fueron acusadas de vender opioides y narcóticos que provocaron sobredosis y la muerte de compradores en la zona metropolitana de Los Ángeles, informó este jueves el Departamento de Justicia (DOJ).

Las doce acusaciones contra los sospechosos son el resultado de un operativo dirigido por la Administración de Control de Drogas (DEA), en casos diferentes y cada uno de los acusados enfrenta cargos de distribución de narcóticos con un resultado mortal.

En la lista de detenidos se encuentra Edwin López, de 21 años, residente de Riverside y que fue arrestado esta mañana.

El joven fue acusado por un incidente ocurrido el 17 de mayo de 2020, cuando supuestamente vendió píldoras de oxicodona falsificadas que contenían fentanilo a un joven comprador de 20 años, que murió dos días después de una sobredosis.

La evidencia en el caso indica que López usó la red social de Snapchat para negociar el trato de drogas y posiblemente otras transacciones con la víctima, detalló DOJ en un comunicado.

En un caso diferente, pero del mismo operativo, las autoridades federales acusaron a Marcos Isaac Rodríguez, alias “Kumar”, de 27 años, de dos cargos por distribución de fentanilo que resultó en muerte.

En diciembre de 2019, Rodríguez vendió a un hombre de 33 años oxicodona falsificada y pastillas que contenían fentanilo, que le terminaron causando la muerte.

Si son declarados culpables cada acusado enfrenta al menos un mínima de 20 años en prisión y hasta cadena perpetua sin libertad condicional, aclaró DOJ.

La fiscal federal Tracy L. Wilkison dijo en un comunicado que “el peligro que representan los opioides es real, tanto para los consumidores involuntarios que corren el riesgo de morir como para los traficantes que enfrentan décadas de prisión por esparcir veneno mortal en nuestras comunidades”.