Nueva York da este miércoles su paso más grande hacia la reapertura entre el optimismo y la precaución

Este día marca el inicio de la normalización, tras 14 meses de la pandemia del COVID, con el levantamiento de límites de capacidad en negocios, el no uso de mascarillas y la esperanza de mejoras en comercios y empleos

Negocios de NY están optimistas de que el fin de restricciones de capacidad, mejore sus finanzas, como el salón de uñas Duy Nail Saloon, de Queens
Negocios de NY están optimistas de que el fin de restricciones de capacidad, mejore sus finanzas, como el salón de uñas Duy Nail Saloon, de Queens
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Llegó el día que millones de neoyorquinos estaban esperando. Este miércoles 19 de mayo, y luego de 14 meses agónicos en los que Nueva York vio morir a más de 53,000 personas por el COVID-19, quebrar a cientos de negocios y cambiar la vida cotidiana de manera abrupta, la Gran Manzana levantará la mayoría de restricciones por la pandemia, en un paso más hacia la normalidad.

Por primera vez desde que se ordenó el cierre de la ciudad y se puso a la Gran Manzana bajo estricta cuarentena para frenar el auge del coronavirus, a partir de este miércoles la amplia mayoría de negocios en Nueva York, como tiendas minoristas, restaurantes, bares, gimnasios, centros fitness, peluquerías, salones de uñas, lugares recreativos y oficinas, entre otros, ya podrán operar al 100% de capacidad. El único límite en algunos casos estará relacionado con el espacio, ya que se debe mantener el distanciamiento social de 6 pies de distancia, si las personas que asisten no están plenamente vacunadas. Otros lugares de multitudes como estadios y coliseos, también verán aumentar su capacidad, pero todavía no de manera plena.

Y el nuevo avance hacia la reapertura tiene a muchos negocios latinos de Nueva York llenos de emoción y optimismo, pues los sitios que lograron sobrevivir tras el feroz golpe que les dio la pandemia, esperaban con ansias a que se permitiera la atención al 100% para poder sacar la cabeza del agujero.

Así lo confiesa Rosa Duy, propietaria del salón de uñas Duy Saloon, en Queens, quien se mostró muy alegre con las novedades que empezarán a regir para negocios como el suyo desde este miércoles.

“La verdad que es muy importante que haya llegado este día, porque fuimos muy golpeados y esperamos que las cosas se pongan cada vez mejor. Es un buen paso y tenemos que estar muy contentos”, expresó la empresaria ecuatoriana, al tiempo que dijo que cree que pese al progreso dado, no es buena idea bajar la guardia. “Nosotros y los empleados vamos a seguir usando máscaras por mayor seguridad y creo que sería buena idea si los clientes también las quisieran usar para estar más prevenidos”.

La manicurista Sonia Sangurima, quien se gana la vida embelleciendo las manos de sus clientes en Queens, también se sumó a los sentimientos positivos que genera el nuevo avance de Nueva York hacia la normalización y dijo que espera que más clientes asistan a su salón.

“Se siente como algo bueno y ahora lo que esperamos es que vengan más personas y que haya más ingresos, porque estuvimos muy afectados”, mencionó la ecuatoriana, quien adelantó que a pesar del relajamiento en normas sobre el uso de máscarillas ordenado por el Estado para quienes estén vacunados, ella continuará llevando el tapabocas todo el tiempo.

“El día del paso que había que dar”

Elmer Suárez, de la barbería Enrique’s, definió el 19 de mayo con “el día del paso que había que dar” para poder avanzar más tras el largo año que ha significado la pandemia del COVID-19 para pequeños negocios que hasta el día de hoy todavía no acaban de reponerse.

“Es el paso necesario para que podamos estar pronto donde debemos de estar. Creo que si los expertos dijeron que este es el momento para darlo, es porque así es, basados en lo que saben”, comentó el joven dominicano, quien agregó que quitar las prohibiciones de capacidad, son una buena noticia para todos.

Elmer Suárez, de la barbería Enrique’s

Las cosas van a estar mejor, no solo para nosotros, sino también sé que el negocio subirá cuando la gente quiere venir más para ponerse bonitos para querer salir a un bar a una discoteca cuando las abran y también para la gente va a ser muy bueno sentir que las cosas están normalizándose más”, dijo el dominicano. “La fe mueve montañas y creo que gracias a la ciencia y a Dios estamos en este momento y vamos para adelante”.

El gobernador Andrew Cuomo también se mostró muy positivo con el levantamiento en restricciones de capacidad, que coinciden con la implementación de las nuevas guías de los CDC sobre el uso de máscaras para personas completamente vacunadas, a quienes no se les exigirá el uso de mascarillas en la mayoría de los espacios.

“Mañana (este miércoles) marcaremos el comienzo de una reapertura mayor en Nueva York. Se eliminarán la mayoría de las restricciones de capacidad. Las personas vacunadas ya no necesitarán usar máscaras en la mayoría de los entornos. El metro ya volvió a funcionar 24 horas al día, 7 días a la semana. Nueva York vuelve mejor que nunca. Nueva York reimaginado”, comentó el mandatario estatal.

Insisten en la vacunación

El alcalde Bill de Blasio, se unió a ese sentir optimista y advirtió que a pesar de que la ciudad está caminando hacia la regularización con el levantamiento de límites y el “adiós” a los tapabocas entre personas inmunizadas, insistió en que más personas se vacunen para que todos los neoyorquinos puedan estar más tranquilos y seguros.

Si estás vacunado, ganas la libertad. Es tan simple como eso. Y la guía de los CDC básicamente dice que a medida que más y más personas se vacunan, hay más y más oportunidades para esa libertad”, dijo el Alcalde, advirtiendo que no en todos los casos se permitirá que la gente no use cubrebocas.

“Se debe tener especial cuidado en las instalaciones de atención médica, escuelas, entornos de congregación, transporte público. Y nuevamente, también debemos reconocer que si se encuentra uno en un entorno que combina personas vacunadas y personas no vacunadas, se debe tener cuidado. Y creo que eso es lo que va a hacer mucha gente”.

El mandatario municipal comentó que el levantamiento de las restricciones se da justo cuando la tasa de hospitalización en la Gran Manzana es de apenas el 0.98%, el índice de contagios de los últimos 7 díás es de 1.47% y los casos nuevos fueron solo 590.

De Blasio agregó que muchas instituciones podrán tomar sus propias decisiones sobre protocolos de uso de tapabocas y recalcó una vez más la necesidad de llegar a más sectores para que se vacunen.

“Esto se trata de una recuperación para todos nosotros. Si vamos a tener recuperación para todos, significa que tiene que llegar a todos los rincones de la ciudad de Nueva York”, dijo De Blasio.

El Comisionado de Salud de la Ciudad, el Dr. Dave Chokshi, aseguró que aunque las guías de los CDC no exigirán máscaras a vacunados, el reto será cómo hacer que los sitios públicos y los negocios sigan ese mandato y exhortó nuevamente a que la gente siga usando mascarillas, incluso los inmunizados.

El problema está en la aplicación de la guía en el mundo real, porque habrá una mezcla de personas vacunadas y no vacunadas. Si esto sucede al aire libre, es de bajo riesgo y se pueden relajar otras precauciones. Pero si ocurre en el interior, mi preocupación es principalmente sobre la propagación del virus entre las personas no vacunadas, esto incluye tanto a los niños como a las personas para quienes la inmunidad por vacunación no ha comenzado por completo”, dijo el experto médico de la Ciudad.

“Por lo tanto, recomiendo el uso continuo de mascarillas en muchos entornos de interior. hasta que se vacunen aún más personas. Y personalmente, mientras esté completamente vacunado, mantendré mi máscara en interiores en casi todos los entornos. Y cuando me lo ponga, pensaré en el sentido de comunidad y las normas sociales”, agregó Chokshi.

Datos del nuevo avance y fin de restricciones por el coronavirus:

  • 19 de mayo marca el día del gran paso en levantamiento de restricciones.
  • Negocios en Nueva York como tiendas minoristas, restaurantes, bares, gimnasios, centros fitness, peluquerías, salones de uñas, lugares recreativos y oficinas, entre otros, ya no tendrán límite de capacidad y volverán a atender al 100% de capacidad.
  • El único límite en algunos casos estará relacionado con el espacio, ya que se debe mantener el distanciamiento social de 6 pies de distancia, si las personas que asisten no están plenamente vacunadas.
  • Esta nueva capacidad máxima basada en la distancia se aplicará en todos los negocios comerciales y en centros de culto, includas iglesias
  • Si un evento está por encima de los límites de personas permitidas, será posible solamente si todos los asistentes presentan prueba de vacunación completa o resultado reciente negativo de COVID-19
  • El límite de capacidad para reuniones con servicio de catering en interiores aumentará a 250 o 500 en exteriores.
  • El límite de personas en eventos en residencias aumentará de 10 a 50.
  • La capacidad de los estadios grandes al aire libre llegará al 33%.
  • El levantamiento en las medidas de NY se dio conjuntamente con New Jersey y Connecticut.
  • Personas vacunas podrán dejar el uso de máscaras, pero cabe advertir que ese no será el caso en instalaciones de atención médica, hospitales, ancianatos, escuelas, entornos de congregación ni en el transporte público, donde seguirá siendo requisito..