Amazon detuvo construcción de sede en Connecticut por extraña aparición de 8 sogas de ahorcado; FBI investiga

Ofrecen una recompensa de $100,000 por información para saber quién ha dejado las sogas colgadas; además se desconoce el motivo o mensaje detrás del hecho

Sospechan de un empleado no identificado,
Sospechan de un empleado no identificado,
Foto: JUSTIN TALLIS / AFP / Getty Images

Amazon detuvo ayer de nuevo la construcción en una instalación en Windsor (Connecticut), luego de que se encontrara una “soga de ahorcado” en la obra por octava vez en las últimas semanas.

Los trabajadores encontraron una cuerda roja “con una soga atada en el extremo” enredada en cables eléctricos amarillos en el 5to piso del planeado centro de distribución, dijo el jefe de policía de Windsor, Donald Melanson, en una conferencia de prensa.

El sitio acababa de reabrir el lunes, después de cerrarse la semana pasada por la misma causa, cuando se encontró la séptima soga misteriosa. Las otras seis fueron descubiertas por trabajadores durante la última semana de abril.

Los investigadores creen que la cuerda encontrada el miércoles había estado allí durante al menos dos semanas, ya que no se había trabajado en esa área del sitio durante ese período de tiempo.

Melanson calificó el acto de “inaceptable” y “un crimen de odio” y agregó que “con toda probabilidad, es un trabajador” el responsable. La policía evacuó la instalación y llamó al FBI, que también está investigando.

Amazon y el equipo de construcción están ofreciendo una recompensa de $100,000 dólares por información para saber quién ha dejado las sogas colgadas. Además se desconoce el motivo o mensaje detrás del hecho.

El sitio fue cerrado para permitir que el FBI continúe su investigación luego del descubrimiento de una soga encontrada debajo de materiales eléctricos”, dijo ayer un portavoz de Amazon a NBC News. “Continuaremos trabajando con todos los niveles de aplicación de la ley, así como con nuestros socios de desarrollo, para responsabilizar a los perpetradores y asegurarnos de que todos los miembros de nuestra comunidad se sientan valorados, respetados y seguros”.