ICE sufrirá “grandes cambios” enfocados en seguridad nacional

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, señala que trabaja en la nueva ruta de la agencia migratoria, que también tiene un área de investigaciones especiales

ICE sufrirá “grandes cambios” enfocados en seguridad nacional
ICE ha bajado significativamente las detenciones y deportaciones.
Foto: ICE

El secretario de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, adelantó que está trabajando “grandes cambios” para la agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), a fin de enfocarla a seguridad nacional y seguridad públicas en general.

Así lo adelantó al The Washington Post, que reveló que la agencia ha reducido significativamente el número de inmigrantes indocumentados detenidos desde que ingresó la nueva administración.

“Realmente estoy enfocado en que se convierta en una agencia de seguridad nacional y de aplicación de la ley de primer nivel”, dijo Mayorkas.

Apuntó que en materia de inmigración, los agentes estarían más enfocados en personajes que representen amenazas a la seguridad nacional, como lo establecen ya lineamientos provisionales.

“Realmente quiero elevar todo el resto del trabajo que hace y también asegurarme de que su trabajo de inmigración civil esté bien enfocado al servicio de la seguridad nacional y la misión de seguridad pública“, dijo.

Sin embargo, los cambios de fondo de la agencia tardarán meses, reconoció.

“Francamente, estoy luchando con esos cambios ahora mismo”, dijo Mayorkas.

El reporte previo del Post reveló que los agentes de ICE realizan un promedio de un arresto cada dos meses. La agencia deportó a menos de 3,000 inmigrantes el mes pasado, la cifra más baja en su historia.

Los agentes, indica el reporte, tienen distintas actividades o de plano “no hacen nada”, debido a que tienen menos órdenes de deportación que ejecutar.

Desde que comenzó la actual administración no se han reportado redadas masivas, como las ejecutadas al inicio del gobierno del expresidente Donald Trump.

Sin embargo, activistas y defensores de inmigrantes recuerdan a los indocumentados que si cometen algún delito o “una serie de faltas que levantan bandera roja” en su contra podrían ponerse en peligro de deportación.