Así se cuidan las mujeres rusas

La fundadora de Rumore Beauty, la primera tienda de belleza rusa en los Estados Unidos, comparte algunos secretos

La modelo Irina Shaykes una fiel representante de la belleza femenina de su país./GettyImages
La modelo Irina Shaykes una fiel representante de la belleza femenina de su país./GettyImages
Foto: Getty Images
Rusia es un país con una diversidad étnica extraordinaria, lo que ha traído como resultado que sus mujeres, con la mezcla de eslavos, cosacos, mongoles, gitanos y tártaros, se destaquen por su belleza.

La lista de modelos famosas salidas de ese país es larga, así como lo es la de influencers en las redes sociales, donde se les puede ver derrochando elegancia y buen gusto, y acumulando millones de seguidores de todo el mundo.

Pero,¿cuál es el secreto de su belleza? Para que nos hablara un poco sobre los cuidados de la piel y otras costumbres estéticas de su país, conversamos con Maria Karr, fundadora de Rumore Beauty (https://rumorebeauty.com/) la primera tienda de belleza rusa en los Estados Unidos, que ofrece más de 50 productos limpios y naturales para el cuidado de la piel de seis marcas nacidas y fabricadas en Rusia.

Conexión con la naturaleza: durante generaciones, las mujeres rusas han confiado en ingredientes naturales y recetas de belleza caseras para cuidar su piel, cabello y uñas. Optaron por hierbas, frutas, verduras, bayas, partes de árboles (savia, corteza y hojas) y otros ingredientes botánicos y los utilizaron en rituales de belleza en lugar de productos fabricados durante la mayor parte del siglo XX.

Si bien hoy en día las mujeres rusas tienen acceso a productos de belleza, la conexión con la naturaleza aún permanece en sus tratamientos naturales.

“Pregúntale a una mujer rusa sobre un tratamiento de belleza que hace en casa y te compartirá algunas recetas que son simples pero efectivas, como una mascarilla de fresa o un enjuague de ortiga para el cabello”, explica María Karr.

Por lo tanto, no es de extrañar que el cuidado de la piel ruso moderno se base en ingredientes naturales que han sido utilizados por los nativos durante generaciones: espino amarillo, grosella negra, bardana, milenrama, manzanilla, son solo algunas de las opciones de belleza. Con eso en mente, los rusos son grandes admiradores de los hidrolatos, aguas que se obtienen mediante el proceso de destilación al vapor de las plantas. Por lo general, vienen en forma de “mist” o rociadores y han sido populares por lo versátiles que son: puedes usarlos para la piel del rostro, el cuerpo o el cabello.

Rumore Beauty tiene una amplia selección de productos naturales./Cortesía

El cuidado de la piel es lo primero: para las mujeres rusas el cuidado de la piel siempre ha tenido prioridad sobre el maquillaje. Además de tener un acceso limitado a los productos de maquillaje fabricados durante la mayor parte del siglo pasado (el rímel, el lápiz labial y el polvo eran los elementos de maquillaje más comunes y disponibles de la época), mantener una piel de aspecto saludable ha sido muy importante.

“Para lograr una piel radiante sin los tratamientos comprados en la tienda, las rusas han estado elaborando y utilizando remedios caseros naturales durante mucho tiempo. Para las mujeres modernas, tener una piel brillante y de aspecto saludable sigue siendo una prioridad a pesar de que pueden estar usando maquillaje para mejorar su apariencia natural, pero tener un buen lienzo es lo más importante”, dice Karr.

Fácil y sin complicaciones: Tradicionalmente, la cultura rusa que se formó durante el siglo pasado no fomentaba la vanidad o los lujos de un ritual de belleza prolongado y potencialmente costoso. Por lo tanto, muchas optaban por rutinas de cuidado de la piel sencillas y sin complicaciones que eran efectivas pero que no requerían mucho tiempo o esfuerzo.

“Si bien las mujeres rusas modernas tienen bastantes productos en sus tocadores, sus rutinas suelen ser sencillas y fáciles de usar: un limpiador, un tónico opcional o un hidrolato, un suero según la necesidad, una crema y una crema para los ojos con una aplicación ocasional de mascarilla para nutrir, hidratar o refrescar aún más la piel”, cuenta la experta.

Importancia de la limpieza: a pesar de la falta histórica de productos de belleza fabricados, los rusos siempre han prestado especial atención a su higiene. Uno de los rituales de belleza y bienestar más queridos ha sido el banya (baño ruso), un baño de vapor tradicional que ofrece relajación, desintoxicación y beneficios para estimular la circulación sanguínea.

“Una visita a una banya, generalmente una pequeña cabaña de madera, es conocida por limpiar la piel por fuera y ayudar al cuerpo a liberar las toxinas a través del sudor. Muchos disfrutan usando exfoliantes faciales y corporales dentro del banya para una exfoliación más profunda y tratamientos para el cabello que se pueden aplicar durante el tiempo de relajación”, asegura.

El banya o baño ruso es una tradicion ancestral para purificar la piel./Shutterstock

La limpieza facial es lo más importante para las mujeres rusas, especialmente durante su rutina de belleza nocturna. Eliminar el maquillaje, eliminar el exceso de grasa, polvo e impurezas de la contaminación ambiental: todos estos son factores muy importantes a la hora de elegir el limpiador adecuado y, afortunadamente, ha habido muchas opciones modernas a las que recurrir: desde aguas micelares hasta leches limpiadoras y respetuosas con los microbiomas. geles a aceites limpiadores hidrófilos. Estos últimos son un híbrido entre un bálsamo limpiador y un aceite limpiador y tienen una textura rica y mantecosa que derrite el maquillaje y las impurezas, nutriendo e hidratando la piel.