El Senado Estatal avanza un paquete de leyes para prevenir la violencia armada en Nueva York

Entre las medidas destaca una que impone responsabilidad a quien venda, fabrique, distribuya, importe o comercialice de manera ilegal o irrazonable armas de fuego

La violencia con armas de fuego en Nueva York está teniendo su epicentro actualmente en vecindarios de la Gran Manzana.
La violencia con armas de fuego en Nueva York está teniendo su epicentro actualmente en vecindarios de la Gran Manzana.
Foto: AFP / Getty Images

Precisamente cuando acaba de comenzar la celebración del Mes de la Concientización sobre la Violencia con Armas en Nueva York, el Senado Estatal avanzó este miércoles un paquete de proyectos de ley para prevenir el uso de armas de fuego y hacer más seguras las comunidades.

El paquete incluye varias legislaciones entre las que destaca una para responsabilizar a los que comercializan y distribuyen armas de fuego utilizadas en actividades delictivas, una para combatir los peligros de las armas de imitación, ampliar la capacitación en seguridad para los propietarios de armas, promulgar medidas para rastrear datos sobre violencia armada y financiar investigaciones significativas sobre esta crisis.

Además, esta legislación mejorará la aplicación y las leyes preexistentes contra la venta de armas de fuego a personas con órdenes de arresto pendientes y crea medidas contundentes para eliminar la circulación de receptores inacabados y armas imposibles de rastrear.

“La mayoría demócrata del Senado, bajo mi liderazgo, ha dado prioridad a terminar con la violencia armada y hacer que nuestro hogar y nuestras calles sean más seguras”, dijo la líder de la mayoría del Senado, Andrea Stewart-Cousins.

Este paquete de ley aprobado este miércoles se basa en las legislaciones anteriores ya aprobadas por la Cámara Alta para hacer frente al ‘lobby’ corporativo de las armas y proteger a los neoyorquinos de la violencia armada.

“Debemos hacer todo lo posible para eliminar el flagelo de la violencia que ha acortado demasiadas vidas y devastado a demasiadas familias. Al promulgar esta importante legislación, damos un paso más hacia el fin de la violencia armada”, agregó Stewart-Cousins.

La senadora Julia Salazar enfatizó que desafortunadamente, la violencia con armas de fuego ha continuado cobrando la vida de innumerables jóvenes negros y marrones en varios vecindarios de nuestro estado. “La vigilancia excesiva no frenará la violencia con armas de fuego, y es nuestra responsabilidad garantizar que haya responsabilidad y recursos para nuestras comunidades para que podamos enfrentarnos a aquellos que crean estos entornos dañinos para nuestras familias. Este paquete legislativo responsabiliza a quienes fabrican y venden armas de fuego ilegales, al mismo tiempo que crea oportunidades para que examinemos de cerca la violencia armada, de modo que podamos legislar mejor para abordar este problema”.

Entre tanto, el senador Luis Sepúlveda se refirió a la crítica situación de violencia armada que enfrenta la ciudad de Nueva York, y en especial el distrito que representa que cubre parte del sur y el centro de El Bronx.

“En mi distrito, y en toda la ciudad de Nueva York, ha habido un desafortunado aumento notable en los tiroteos. Para poner fin a la violencia armada, debemos aprobar una legislación integral que imponga responsabilidad a los fabricantes de armas, busque comprender las causas y los efectos de la violencia armada y proporcione soluciones basadas en datos”, indicó el senador, agregando que este paquete de ley “establece un Centro para la Investigación de la Violencia con Armas de Fuego, establece un período de espera de diez días para la compra de todas las armas de fuego y requiere que la División de Servicios de Justicia Criminal del Estado de Nueva York divulgue datos sobre violencia armada”.

El paquete de leyes contra armas incluye:

  • Ley de Responsabilidad de la Industria de Armas: impone responsabilidad a quien venda, fabrique, distribuya, importe o comercialice de manera ilegal o irrazonable armas de fuego
  • Ley de Restricción a Armas de Imitación: actualizaría la definición de ‘arma de imitación’ para que sea consistente con el Código Administrativo de la Ciudad de Nueva York y combatir el daño causado por las pistolas de juguete realistas.
  • Ley de Divulgación de Datos sobre Violencia Amada: requeriría que la División de Servicios de Justicia Criminal del Estado publique informes trimestrales sobre datos sobre violencia armada. Esta medida busca rastrear si las armas obtenidas y utilizadas en actos delictivos fueron adquiridas en estados con leyes de armas más débiles que las de Nueva York.
  • Ley para Establecer el Centro para la Investigación de la Violencia por Armas de Fuego: con este centro se buscará comprender mejor las causas y manifestaciones de la violencia con armas de fuego, así como generar soluciones basadas en datos.
  • Ley de Restricciones por Órdenes de Arresto Pendientes: convertiría en un delito explícito comprar un arma de fuego, sabiendo que hay una orden de arresto activa para su arresto. También prohibiría regalar y vender armas de fuego a una persona si el proveedor sabe que el destinatario tiene una orden judicial pendiente.
  • Ley de Período de Espera de Compra Obligatorio: promulgaría un período de espera de 10 días para la compra de todas las armas de fuego y quien viole la espera recibiría una infracción como un delito menor de clase A.