El increíble Jacob deGrom hace ver a los Padres como niños y sigue con su histórica temporada, pero emerge un susto

Jacob deGrom ahora tiene más carreras producidas como bateador que carreras admitidas como lanzador en la campaña y va en camino a romper todos los récords

Jacob deGrom batea un hit de dos carreras en el quinto inning contra San Diego.
Jacob deGrom batea un hit de dos carreras en el quinto inning contra San Diego.
Foto: Mike Stobe / Getty Images

Jacob deGrom lo hizo otra vez este viernes. El pitcher derecho de los New York Mets “jugó” con los bateadores de los poderosos San Diego Padres, a quienes solo les permitió 1 hit en 6 innings con 10 ponches para delirio de más de 26,000 espectadores, la mayor asistencia en el estadio Citi Field desde 2019.

Los Mets ganaron el partido por 3-2 y ahora deGrom tiene récord de 6-2 en la campaña. Al no permitir anotación, su promedio de carreras limpias es de un asombroso 0.56, el mejor -por mucho- del béisbol moderno, aunque obviamente la temporada aún es joven.

Jacob deGrom solo ha permitido 4 carreras limpias en 2021, y luego de que el viernes produjo dos anotaciones con un hit para ayudar a su propia causa, tiene más carreras producidas (5) que carreras limpias admitidas. Así de ridículo.

Con lanzamientos que continuamente rebasaron las 100 millas por hora el viernes, deGrom llegó a los 100 ponches en la temporada; lo hizo en apenas 61.2 innings. Nadie había llegado tan pronto a esa cifra desde 1893 según datos de ESPN.

Para poner un poco más en perspectiva la brillantez de deGrom este año, el promedio de carreras limpias de Bob Gibson en la temporada de 1968, considerada la más dominante de todos los tiempos por un pitcher abridor, fue de 1.12, con 268 ponches en 304 innings.

Por su parte, deGrom tiene el mencionado promedio de 0.56 y 103 ponches en solo 64 innings.

El trofeo Cy Young, el cual deGrom ha ganado en dos ocasiones, parece estar reservado para el hombre de 32 años y apenas empieza el verano.

Sin embargo, no todo es felicidad, pues deGrom fue relevado luego de 6 entradas y el reporte médico es de que tiene tendinitis en el flexor del brazo derecho. El flexor es un músculo que va del codo a la parte media del antebrazo.

No se detalló la gravedad de la molestia, pero definitivamente es una noticia preocupante para los Mets (31-24), que están siendo una grata sorpresa como líderes de su división, y para el béisbol en general que está atestiguando una temporada increíble del espigado serpentinero.