Prestó su vientre a pareja que quería gemelos pero se arrepintieron de tenerlos semanas antes de su nacimiento

La mujer de ahora 30 años, desde muy chica, sintió esa necesidad de querer ayudar a todas esas parejas que querían ser padres pero no podían, llevándose una terrible decepción

Prestó su vientre a pareja que quería gemelos pero se arrepintieron de tenerlos semanas antes de su nacimiento
Desde los 17 años ha prestado su vientre.
Foto: Shutterstock

Una mujer de 30 años, originaria de Canadá llamada Cathleen MacKenzie se ha convertido en un “verdadero ángel” para muchas parejas que desean tener hijos y que por alguna razón no pueden, pues desde que tenía 17 años comenzó a trabajar en una agencia de madres sustitutas y por ende, ha prestado su vientre y ha dado a luz 9 ocasiones a pequeños que harán feliz a otra familia.

Cathleen, quien es casada y es madre de 4 hijos, comentó en una entrevista para el diario The Sun que desde muy chica siempre se sintió atraída al tema y proceso del embarazo y cada vez que lo ha vivido ha sentido una gran emoción y alegría.

Pese a que un principio, su esposo no entendía los motivos para prestarse como madre sustituta, finalmente terminó apoyándola para que continuara con su labor, haciendo lo que más le gustaba y sobre todo, porque le gusta ayudar a los demás.

En 2010, Cathleen conoció a Alice y James, una pareja británica, con quien tuvo contacto por primera vez en un foro de madres sustitutas en Internet.

Luego de mucho intentarlo, la pareja no logró concebir, por lo que le pidieron a Cathleen si quería ser su madre sustituta, propuesta que aceptó sin chistar. Pero en ese momento había un problema, ya que MacKenzie, en ese momento no era mayor de edad y por ende, no podía alquilar su vientre.

Así que entre los 3 decidieron que Cathleen realizar la gestación con sus propios óvulos, usando los espermatozoides de James.

El trato se cerró y la pareja definió darle un pago mensual a Cathleen para cubrir alimentación y ropa. A las 8 semanas de gestación, el médico le indicó que estaba embrazada de gemelos e incluso, le indicó que se podía practicar una “reducción selectiva” para que solo diera a luz a un bebé; sin embargo, la pareja se sentía muy entusiasmada de tener 2 hijos.

Pero la situación se complicó justo cuando Cathleen atravesaba por la semana 12 de embarazo, cuando descubrió que el matrimonio no le había realizado ningún pago y 8 semanas más tarde, Alice rompió cualquier contacto con ella.

Días más tarde, James le escribió a Cathleen, indicándole que él y Alice se habían separado pero que aún deseaban convertirse en padres. Pero dicha postura cambió a la semana 27 de gestación, cuando ambos le notificaron que ya no estaban interesados en los bebés.

Cathleen y su marido no daban crédito a lo ocurrido; sin embargo, lo primero que pensaron fue en quedarse con los gemelos, a pesar de que su situación económica era muy complicada y vivían en una casa muy pequeña.

Un amigo cercano a ellos les comentó que él conocía a otra pareja, Sophie y Vincent, quienes estaban ansiosos por adoptar a los bebés. Tomando las precauciones necesarias dada la terrible experiencia, finalmente accedieron a dárselos, eso sí, siguiendo todas las pautas legales para concretar la adopción.

Cathleen dio a luz de forma prematura, a la semana 33, y siempre estuvo acompañada por Sophie. Finalmente, la pareja se quedó con los bebés, a quienes llamaron Claire y David. Cathleen, en tanto, dijo nunca sentir que esos niños le pertenecían, a diferencia de lo que vivió cuando nacieron sus propios hijos.

Desde entonces, Cathleen ha sido madre sustituta cuatro veces más, tanto gestacional como tradicionalmente. Tuvo dos hijos más con Josh y una pequeña con Scott, su segunda pareja.

Te interesa:

Sentencian a un matrimonio que contrató a una menor indocumentada para alquilar su vientre

Alquilaron un viente para convertirse en padres y ahora quieren dar en adopción al bebé por esta increíble razón