Al menos cinco muertos por la ola de calor sin precedentes en EE.UU.

Hasta el momento, el calor excesivo que continuará hasta el domingo al anochecer, ha provocado decesos por deshidratación e insolación en Washington y Oregon

Visitantes en Washington D.C. buscan enfriarse un poco en la zona de National Mall.
Visitantes en Washington D.C. buscan enfriarse un poco en la zona de National Mall.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

WASHINGTON – Al menos cinco personas han muerto bajo la ola de calor sin precedentes que afecta el noroeste de Estados Unidos, donde el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) pronostica para este miércoles temperaturas de hasta 49 grados Celsius.

La advertencia de NWS sobre “calor excesivo” que continuará hasta el domingo al anochecer, se extiende a los estados de Washington y Oregon y al norte y centro de Idaho.

“Busque aire acondicionado si es posible”. “Manténgase hidratado y haga pausas frecuentes en su actividad. Si está al aire libre, busque la sombra”, señala la agencia en su boletín de este miércoles.

Trabajador agrícola murió en Oregon

En St. Paul, 48 kilómetros al suroeste de Portland en Oregón, un trabajador agrícola murió el pasado sábado cuando ayudaba a mover unas tuberías. El Departamento de Seguridad Laboral de Oregón inició una investigación de la firma Brother Farm, que contrata personal temporal, y de la Granja y Vivero Ernst, en la que falleció.

Cuatro muertes adicionales en Washington por deshidratación e insolación

En Bremerton, en el estado de Washington, cuatro personas murieron el lunes mientras los equipos de socorro se esforzaban para atender las llamadas por personas deshidratadas o afectadas por insolación cuando las temperaturas llegaron a 43C (110F).

La ciudad de Portland ha abierto centros de alivio para las personas que no cuentan con aire acondicionado, mientras que el calor ha ablandado y agrietado el asfalto en las calles.

El Departamento de Salud de Seattle y el condado de King, en Washington, indicó que alrededor del 10 % de las consultas en las salas de emergencia el lunes se debió a malestares relacionados con el calor.