Mujer se desmaya tras recibir 100 latigazos como castigo por tener sexo antes del matrimonio

Tanto ella como su futuro marido fueron detenidos por la policía de Indonesia y fueron llevados a una plaza para que recibieran su castigo en público

La pareja fue llevada a una plaza pública para sancionarlos.
La pareja fue llevada a una plaza pública para sancionarlos.
Foto: Shutterstock

En algunos países del mundo, particularmente en los de Oriente, la virginidad sigue siendo un tema crucial en cuanto a cuestiones culturales, ya que pareciera que esto le da más valor a una mujer o a una familia frente a los demás.

Eso es lo que ocurre en Indonesia, en donde lamentablemente ocurrió un hecho que se volvió viral y que ha dado mucho de qué hablar y opinar.

Resulta ser que en aquel país, la ley Sharia impone un duro castigo a toda mujer que no llegue virgen al matrimonio, por lo que el pasado lunes, una mujer y su futuro marido que habitan en la ciudad de Lhokseumawe, fueron detenidos luego de haber sido señalados de haber tenido relaciones sexuales antes del matrimonio.

La fuerza policial islámica regional, Wilayatul Hisbah y la Agencia de Orden Público los llevaron a una plaza pública para que ahí recibieran su castigo: 100 latigazos por no obedecer la ley.

En las imágenes, se puede ver a la mujer de pie en un escenario elevado, vestida con una túnica blanca y un pañuelo en la cabeza y rodeada de funcionarios y personas que filman con sus teléfonos.

Después de recibir múltiples latigazos, las rodillas de la mujer ceden y se derrumba.

(Imágenes fuertes, sugerimos discreción)

https://www.youtube.com/watch?v=G9DEoTR1yXI&feature=emb_title

Pese a que en 2018, las autoridades de aquella región indicaron que dejarían de realizar dicha práctica en público, esto no se ha cumplido, y lo peor de todo, es que se han registraron en los últimos años altas cifras de mujeres que han recibido dicho correctivo.

Te interesa:

Pareja en Indonesia es condenada a 100 azotes por tener sexo antes de la boda

Condenan con 40 latigazos a mujer en Afganistán por hablar por teléfono con un hombre