Harry y Meghan quieren bautizar a su hija, Lilibet, en Windsor frente a la reina Isabel

Los duques de Sussex buscan un bautizo real para su pequeña en presencia de la Reina

Harry y Meghan quieren bautizar a su hija, Lilibet, en Windsor frente a la reina Isabel
El bautizo de Lilibet Diana podría hacerse en Windsor, según fuentes del palacio.
Foto: Getty Images

De acuerdo con información de la prensa británica, el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle tienen la intención de bautizar a su hija Lilibet Diana en Windsor.

Se reveló que, pese a su drástica salida de la realeza, los duques de Sussex no quieren que su hija sea excluida de la familia, por lo cual desean que Lilibet sea bautizada en el Reino Unido en presencia de la reina Isabel II.

Harry le habría comunicado esta intención a sus familiares cuando asistió a la develación de la estatua en honor a su fallecida madre, la Princesa Diana, acto que asistió sin su esposa e hijos, el 1 de julio.

“Harry les dijo a varias personas que querían que Lili fuera bautizada en Windsor, al igual que su hermano (Archie) y que están felices de esperar hasta que las circunstancias lo permitan”, declaró el periodista experto en realeza, Richard Eden, al Daily Mail.

Este rumor podría ser una realidad debido a una poderosa razón: la pareja nombró a su hija en honor a su bisabuela, la reina, cuyo apodo familiar es Lilibet, entonces tiene mucho sentido que los Sussex se dispongan a organizar la fiesta de bautismo frente a Isabel.

La bebé, de casi dos meses de edad, sería bautizada en la Capilla de San Jorge en el castillo de Windsor, el mismo lugar donde fue bautizado su hermano mayor Archie Harrison y en el que sus papás llegaron al altar el pasado 19 de mayo de 2018.

Una noticia que sin duda sorprende mucho, pues esto supondría la vuelta de Markle tras el Megxit y sus críticas a la familia real en la televisión estadounidense. Así su regreso a Londres podría estar más cerca de lo esperado.