3 puntos clave de la viruela del mono tras reporte de caso de enfermo en Dallas, Texas

Algunos consejos para que evites el contagio de esta enfermedad que produce síntomas similares a los del "flu", pero también provoca lesiones cutáneas

Una persona con lesiones cutáneas producto de la viruela del mono.
Una persona con lesiones cutáneas producto de la viruela del mono.
Foto: CDC / Getty Images

El reporte de un caso de “viruela del mono” en Texas ha desatado las alarmas de las autoridades sanitarias estatales y federales y el monitoreo de unas 200 personas que pudieron tener algún tipo de contacto con el enfermo desde que este viajó de Nigeria a Dallas, Texas, y realizó una parada en Atlanta, Georgia.

Sin embargo, se necesitan unas condiciones particulares para que una persona se contagie con la enfermedad descubierta en humanos por primera vez en el 1970 en la República Democrática del Congo.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la transmisión del virus puede darse cuando una persona entra en contacto con el mismo a través de un animal, humano o materiales contaminados.

El virus entra al cuerpo por lesiones en la piel (aún cuando no son visibles), el tracto respiratorio, o las membranas mucosas (ojos, nariz o boca). La transmisión animal a humano puede ocurrir por una mordedura o arañazo, la preparación de carne de animales silvestres, contacto directo con fluidos corporales o lesiones con materiales, o contacto indirecto con materiales que provocaron lesiones, así como ropa de cama contaminada”, detallaron los CDC.

En los casos de transmisión entre humanos, estos principalmente ocurren a través de gotas respiratorias grandes.

“Generalmente, las gotas respiratorias no pueden viajar más de algunos pies, así que el contacto prolongado cara a cara es requerido. Otros métodos de transmisión de humano a humano incluyen contacto con fluidos corporales o materiales de una lesión, así como contacto indirecto con material de una lesión como ropa contaminada y de cama”, especificó la oficina adscrita al Departamento de Salud federal.

Síntomas

Los primeros síntomas de la enfermedad son: fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y cansancio.

En un periodo de 1 a 3 días (a veces más) luego de la aparición de la fiebre, el paciente desarrollará una erupción en la piel, que usualmente inicia en la cara y se extiende a otras partes del cuerpo.

A medida que progresa el ataque del virus, los enfermos sufrirán varias lesiones cutáneas que pueden incluir máculas,  pápulas, vesículas y pústulas.

Los síntomas de la enfermedad duran entre 2 a 4 semanas.

En África, el virus ha causado la muerte de 1 de cada 10 personas que contrajeron la enfermedad.

Tratamiento

Al momento, no existe un tratamiento para la infección. Sin embargo, la vacunación contra la viruela puede resultar efectiva para prevenir la símica, como también se le conoce a la enfermedad. También, se pueden recetar antivirales.

Prevención

Entre las recomendaciones de los CDC para evitar el contagio con la viruela del mono, destacan evitar el contacto con animales que puedan portar el virus, incluyendo los que están enfermos o hallados muertos en área de brotes del virus.

Las personas también deben evitar el contacto con materiales, como ropa de cama, asociadas con los animales enfermos.

En los casos de pacientes infectados, estos deben ser aislados de otras personas.

Además es importante practicar buena higiene luego del contacto con animales o humanos infectados. Por ejemplo, lavarse las manos con agua y jabón o un desinfectante para manos a base a alcohol.

Te puede interesar: