El broche que usó Lady Gaga en la toma de posesión de Joe Biden se venderá con fines benéficos

El rango de precios del ‘Schiaparelli Dove’, el icónico broche de oro en forma de paloma, va de los $790 a los $2,150 dólares y todo lo recaudado en las ventas será donado

Lady Gaga.
Lady Gaga.
Foto: Rob Carr. / Getty Images

La firma italiana Schiaparelli ha decidido poner a la venta con fines solidarios el broche que lució Lady Gaga durante la toma de posesión de Joe Biden como presidente de Estados Unidos.

Si hay un momento muy especial de ese evento es cuando la cantante interpretó el himno nacional estadounidense, llevando en su chaqueta un accesorio que no pasó desapercibido.

El ‘Schiaparelli Dove, un icónico broche de oro en forma de paloma con una rama de olivo que simboliza la paz y la esperanza, mismo que ya está a la venta, tal y como ha anunciado la Maison Schiaparelli en un comunicado.

El accesorio se reproducirá en tres diferentes tamaños y lo que se obtenga de la venta se donará a la Fundación Born This Way de Lady Gaga, una organización benéfica que cofundó con su madre Cynthia Germanotta y que apoya a todos los jóvenes que tienen problemas de salud mental.

El rango de precios va de $790 a $2,150 dólares y lo puedes encontrar en las boutiques de la casa italiana, así como en Bergdorf Goodman y Dover Street Market.

El director creativo de la marca, Daniel Roseberry dijo que la cantante sirvió como inspiración para esta buena causa.

Es un gran orgullo poder contribuir a la fundación de Gaga y al notable trabajo que ha realizado en la vida de los jóvenes de todo el mundo, llevándolos hacia una mayor libertad, amabilidad y amor”, expresó.

La paloma de la paz es uno de los sellos más representativos de Schiaparelli, desde que fue fundada por Elsa Schiaparelli, quien la plasmó en varios de sus diseños, tras inspirarse en los artistas del dadaísmo y cubismo.

Además, se dice que la fundadora se fue a Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial usando un broche de paloma de la paz en su traje.

De esta forma, cuando Lady Gaga lo llevó durante la investidura, el director creativo Daniel Roseberry se mostró muy satisfecho al contribuir a una sensación de paz y esperanza marcada por la actuación de la cantante.