Latino ebrio que arrolló fatalmente a una turista en Nueva York luego se dedicó a trabajar con narcos mexicanos

Se había librado con apenas una multa, pero "después de ser procesado en relación con la muerte de otra persona la conducta criminal del acusado empeoró aún más", denunció el fiscal federal

Carril protegido para ciclistas en NYC.
Carril protegido para ciclistas en NYC.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Felipe Chairez, ex conductor sanitario que recibió solo una multa después de atropellar fatalmente a un turista australiana cerca de Central Park en 2018, ahora podría terminar cumpliendo seis años tras las rejas, por su trabajo como ejecutor de una red de drogas para carteles mexicanos.

El ex transportista de un camión de basura amenazó con cortar con una motosierra a un hombre de Nueva York y violar a su esposa por orden de narcotraficantes mexicanos, alegan los fiscales, reportó ayer New York Post.

Chairez fue arrestado por los federales por esas amenazas en julio de 2019, aproximadamente un año después de que arrolló fatalmente a la turista australiana de 23 años Madison Jane Lyden en West 67th Street y Central Park West. Lyden estaba conduciendo su bicicleta en el carril de tráfico para evitar un Uber que se desvió hacia la zona de bicicletas.

Ese día el conductor hispano se había bebido dos cervezas antes de ponerse al volante de su camión, pero sólo recibió una multa de $1,000 dólares en el caso después de declararse culpable de operar un vehículo motorizado bajo los efectos del alcohol.

Ahora se enfrenta a una pena de prisión por narcotráfico, pues el Departamento de Libertad Condicional de EE.UU. así lo solicitó después de que se declarara culpable de un cargo de conspiración de drogas en abril. Está previsto que sea sentenciado el próximo miércoles.

En un memorando de sentencia presentado el jueves, los fiscales detallaron las aterradoras amenazas que hizo Chairez a un hombre anónimo que trabajaba como informante contra una organización de drogas no identificada, que vendía “narcóticos de peso de distribución” en Nueva York.

Bajo la dirección de los federales, el informante arregló la compra de 5 kilos de cocaína a los traficantes, que las autoridades incautaron, según los fiscales.

Los narcotraficantes responsabilizaron al informante y encargaron a Chairez que recuperara el dinero, según documentos judiciales. En julio de 2019, él fue a un taller de carrocería donde trabajaba el informante y permaneció allí durante horas, esperando a que apareciera. Poco después, el hombre acordó darle a Chairez $5,000 dólares en un restaurante en El Bronx, y las autoridades arrestaron al ex transportista de basura después de que recibiera el dinero.

En su memorando de sentencia, los fiscales señalaron que Chairez todavía estaba lidiando con las consecuencias de la muerte de la joven pedalista Lyden cuando hizo las amenazas.

“Menos de un año antes de que comenzara a trabajar para (el narcotráfico), el acusado tuvo lo que debería haber sido una colisión de corrección de rumbo con el sistema de justicia penal. Y, sin embargo, después de ser procesado en relación con la muerte de otra persona, la conducta criminal del acusado empeoró aún más”, escribió el fiscal federal adjunto Benjamin Schrier en el memorando de sentencia.