Oficina del gobernador Cuomo en Manhattan fue tomada por decenas de manifestantes y con un grito: ¡Renuncia!

Líderes electos y dirigentes comunitarios temen que el clima de tensión política reste importancia a dramas que viven los neoyorquinos más vulnerables

El 633 de la Tercera Avenida en Manhattan recibió una oleada de manifestantes.
El 633 de la Tercera Avenida en Manhattan recibió una oleada de manifestantes.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

El edificio 633 en la Tercera Avenida de Manhattan, en donde el gobernador Andrew Cuomo dispone de un despacho ejecutivo en la ciudad de Nueva York, recibió este miércoles desde muy temprano una oleada de manifestantes en medio de una disputa política y legal que en las últimas horas lo ha puesto nuevamente “contra las cuerdas”, luego de que la Fiscalía General del Estado concluyó que el mandatario estatal “acosó sexualmente” al menos a 11  mujeres entre el 2013 y 2020.

Líderes electos demócratas, dirigentes comunitarios, candidatos a las elecciones municipales del próximo noviembre y centenares de familias en su mayoría hispanas, se congregaron en un solo grito exigiendo la dimisión de Cuomo.

Entre los manifestantes se encontraban legisladores estatales como la senadora Julia Salazar, que se unieron a la creciente exhortación de renuncia, porque a su juicio es claro que de acuerdo a las investigaciones transgredió las leyes: “Cada una de las mujeres a las que le hizo daño, no merecen menos”.

La Asamblea Legislativa de Nueva York ya inició formalmente investigaciones sobre el acoso sexual y comportamiento inapropiado contra el Gobernador, lo cual daría paso a un juicio político que podría durar semanas o meses. Y, finalmente, en su destitución.

María Cordones: “Es importante en este momento un gobernador que esté atento 100% a los problemas de los más vulnerables”. (Foto: F. Martínez)

“No tendrá tiempo para gobernar”

En esta encrucijada de juicios y acusaciones la dirigente comunitaria de El Bronx, María Cordones, tiene otras preocupaciones.

“Mientras siga el Estado en este conflicto, existen muchos problemas vitales para los más vulnerables que no serán una prioridad. Pues vamos a tener a un gobernador defendiéndose. Enfocado en su futuro político. Por eso nos parece que lo más razonable es que se separe del cargo, para que los neoyorquinos sigan su rumbo”, opinó la dominicana.

También la activista feminista colombiana, Martha Guerra, de 50 años, se mezcló entre los manifestantes advirtiendo que se debe mandar un mensaje poderoso al mundo desde Nueva York, en contra de los presuntos abusadores.

“Nueva York es una vitrina ante el mundo. Es muy positivo para este país, que si la justicia determina y comprueba que en efecto Cuomo es un abusador, quede como ejemplo de lo que a un hombre en el poder le puede pasar si se propasa. Recordemos que en nuestros países, los poderosos hasta abusan de niñas y no pasa nada. Esta es una nación civilizada”, analizó Guerra, residente de Manhattan.

En sintonía con María y Martha se encuentra el senador estatal Gustavo Rivera, uno de los tantos líderes electos que en esta concentración en el centro de Manhattan, puso el ‘dedo en el gatillo’ en contra de Cuomo.

“Mientras este señor continúe en la Ggobernación, no podemos resolver los problemas de nuestras comunidades. Su renuncia puede dar paso a una transición para que el Estado vuelva a funcionar. Tenemos que parte de su equipo tiene como única prioridad defenderlo. Y han abandonado la eficiencia que se necesita en estos momentos tan difíciles de recuperación pandémica”, consideró el legislador.

En medio del aluvión de opiniones también algunos transeúntes salieron en defensa del Gobernante demócrata quien aspira a la reelección por un nuevo periodo en 2022.

Es el caso de la docente puertorriqueña Lourdes Salado, de 45 años, quien gritó a los protestantes: “¡Yo aseguro que ninguno de ustedes ha leído la investigación de la Fiscal. ¿Cuáles son las pruebas? Ahora todo el mundo es un abusador sexual”.

Juamaane Williams, defensor del Pueblo de la ciudad de Nueva York. “Con otros abusos Cuomo se ha lavado las manos”. (Foto: F. Martínez)

Voces de aquí y de allá: ¡Márchese! 

El Defensor del Pueblo de la ciudad de Nueva York, Jumaane Williams, puso el dedo en otras heridas.

“Ya desde hace muchos meses, Cuomo viene abusando de muchos neoyorquinos y se ha lavado las manos. Hay otros temas muy pendientes que no vamos a olvidar. Por ejemplo sus decisiones con respecto a los hogares de ancianos durante el inicio de la pandemia”, recordó el funcionario.

Williams remató desde esa ‘tribuna’ en la cual se convirtió la Tercera avenida, rodeado por manifestantes en su mayoría inmigrantes de la clase trabajadora: “¡Por su bien y por el de los neoyorquinos renuncie Cuomo!”.

El mandatario estatal ha negado todas las acusaciones, pero una larga lista de compañeros demócratas en las últimas horas, incluido el presidente Joe Biden, le han pedido a Cuomo que abandone el cargo.

Más temprano, Curtis Sliwa, candidato republicano a la Alcaldía de Nueva York también estuvo al frente de las oficinas de Cuomo con una docena de sus partidarios, como era predecible, para cargar con toda su fuerza contra el mandatario.

“Haga sus maletas ya y lárguese. Consiga un nuevo trabajo en el cabildeo, porque es obvio que usted es amigo de grandes empresarios”, ironizó.

El candidato republicano a la Alcaldía de la ciudad de Nueva York exigió al gobernador que “haga sus maletas”. (Foto: F. Martínez)

Encuesta: 59% exige que se vaya

Una encuesta realizada este martes por la noche por la empresa Marist Poll y compartida por el medio digital ‘Crain´s NY Business’ recopiló que el “59% de los neoyorquinos contactados, incluidos demócratas y republicanos registrados, dijeron que el Gobernador debería renunciar después de las revelaciones explosivas de la investigación de la fiscal general estatal Letitia James”.

Además, el 59% respondió en la encuesta que la Legislatura estatal debería actuar para acusar a Cuomo si no deja el cargo.

Marist entrevistó a 614 adultos en el estado que fueron contactados aleatoriamente por su número de teléfono fijo o móvil. De los encuestados, 542 eran votantes registrados.

Las cifras muestran que el apoyo al Gobernador se ha desmoronado. Solo el 12% de los neoyorquinos entrevistados por Marist dijeron que debería ser reelegido, en comparación con el 36% que apoyó su reelección en una encuesta de febrero.

Edith Servantes, residente de Corona en Queens teme quedarse en la calle. (Foto: F. Martínez)

Gobernador: ¡Ponga atención a nuestro dolor!

Este miércoles la presencia del liderazgo de por lo menos diez organizaciones de base comunitaria de la ciudad de Nueva York en los alrededores del despacho de Cuomo en la ciudad, tenía no solo como sentido poner más combustible a las peticiones de dimisión al Gobernante neoyorquino, sino reclamar que mientras existe una lentitud en los programas de ayuda de pago de renta, el 31 de agosto termina el plazo de moratoria de la renta.

Una realidad que pone en el abismo a miles de familias.

Una de esas familias que podría quedar en la calle, si no se apuran los programas de ayuda a los morosos de alquiler, es la de la mexicana Edith Servantes, quien exigió al lado de sus hijos que se extienda el plan de moratoria hasta el próximo año.

“Desde abril de 2020 tengo la renta atrasada. He tenido que enviar mis documentos dos veces porque la primera vez que lo envié hubo un problema y no encontraron en el sistema la aplicación. Le pedimos al gobernador que no nos haga la vida más difícil. Que nos facilite este camino. Que independientemente de sus problemas políticos y judiciales le ponga atención al dolor que significa que muchas familias se queden sin vivienda”, refirió la residente de Queens.

La portavoz de Make the Road Nueva York (MTRNY), Yatziri Tovar, argumentó que esta protesta se encendió por muchas razones.

“El reporte de la Fiscalía nos deja claro una vez más que el gobernador Cuomo no está apto para gobernar en este momento. Por más de un año hemos tenido que luchar por el fondo de trabajadores excluidos y los planes de alivio a la renta. Y lo único que encontramos son trabas y lentitud”, observó Tovar.

Si la Asamblea Estatal y el Gobernador no aprueba una moratoria de desalojos, el escenario es que el próximo otoño centenares de inquilinos de la Gran Manzana podrían empezar a ser llevados a la corte para iniciar querellas de desalojo. Por ello, las organizaciones exigen una extensión de la moratoria hasta junio de 2022.

En este sentido, María Cordones quien es colaboradora de CASA, una coalición de ayuda legal a inquilinos con base en El Bronx, teme que si no se da agilidad y se siguen poniendo “problemas” a las aplicaciones de ayuda lamentablemente se vivirá una “tragedia” en la ciudad.

“Aquí estamos protestando por muchas razones, pero hoy lo que vemos más urgente es que el gobernador abra paso como sea, para que se solucione esta crisis”, acotó la activista.