Un bombero dijo a sus jefes que tenía Covid-19 pero en realidad se fue de vacaciones

El hombre logró cobrar $12,600 dólares a la ciudad sin trabajar y gastó parte en un resort de lujo

Un bombero de Dallas engañó a la ciudad.
Un bombero de Dallas engañó a la ciudad.
Foto: ETIENNE LAURENT / EFE

La pandemia del coronavirus ha dejado historias de heroísmo, drama, sacrificio y algunas indignantes como la de un bombero de Dallas, Texas, que mintió diciendo que toda su familia tenía Covid-19, cuando realidad vacacionó semanas en un lujoso resort.

William Jordan Carter logró tres semanas libres de trabajo pagado diciendo a sus superiores que había contagios en su casa. La primera semana dijo que era su esposa, luego su hija y por último él.

En total, logró cobrar $12,600 dólares a la ciudad sin trabajar.

De acuerdo con Washington Post, la mentira de Carter se derrumbó cuando sus jefes comenzaron a pedirle copias de las pruebas positivas, lo que nunca pudo entregar.

El bombero pasó parte del tiempo sin trabajar, de vacaciones en un centro turístico de Texas, donde gastó cerca de $1,500 en alojamiento, comidas y entretenimiento.

El sospechoso Carter aprovechó las recomendaciones para los socorristas de no presentarse al trabajo si dieron positivo o se expusieron a una persona que dio positivo a covid-19“, expresaron los fiscales en la orden de arresto.

El bombero enfrenta cargos de robo por delito grave.

El diario capitalino recordó que Carter no es la primera persona acusada de fingir un diagnóstico de covid-19. En mayo de 2020, un hombre de Georgia fue acusado de defraudar a su empleador después de que los fiscales dijeran que afirmó falsamente que tenía el virus. Aproximadamente un mes antes, el FBI advirtió a las empresas que algunos empleados podrían aprovechar la pandemia falsificando los resultados de las pruebas de coronavirus.

Días después de que Carter supuestamente llamó al departamento de bomberos para informar los casos de covid de sus familiares, su supervisor solicitó prueba de enfermedad. Primero Carter dijo que en realidad no le habían hecho la prueba del virus, pero estaba seguro de que lo tenía. Más tarde, el supervisor programó una cita de prueba de coronavirus para Carter.

Cuando fue presionado por su supervisor, el bombero tampoco pudo proporcionar documentación sobre las infecciones de sus familiares.

Cuando su supervisor preguntó si alguna de las enfermedades de la familia era cierta, Carter respondió: “Supongo que no”.

“¿Qué te hizo hacer esto?”, preguntó su supervisor.

“Codicia, supongo”, respondió Carter.

“¿Solo para que no tengas que ir a trabajar?”, preguntó el superior.

“Sí”, concluyó Carter.

Sigue leyendo: ¿Quién es Ron Desantis? El gobernador antimascarilla en el epicentro del Covid-19