Autoridades de NYC promueven frente unido con familias y comunidades para salvar a jóvenes de las pandillas

Aunque el NYPD ha lanzado férreos operativos contra pandillas en condados como Queens, Manhattan y El Bronx, Fiscalías de Distrito, organizaciones y programas del Departamento de Educación, buscan alejar a los jóvenes de estos grupos criminales

Las autoridades ayudan a las familias para evitar que más jovencitos se unan a las pandillas en la ciudad de Nueva York.
Las autoridades ayudan a las familias para evitar que más jovencitos se unan a las pandillas en la ciudad de Nueva York.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

El jueves pasado el alcalde Bill de Blasio, en compañía del comisionado de Policía Dermont Shea, recalcó que las autoridades están dando una dura ofensiva para acabar con pandillas que han tratado de sembrar el miedo y el terror en varios puntos de la ciudad de Nueva York, responsables de buena parte de los 898 tiroteos, al igual que robos y otras acciones criminales que se han registrado este 2021.

Y aunque la buena noticia dada fue que en julio esa ‘guerra a las pandillas’ tuvo un efecto considerable en la reducción de la tasa de homicidios, en casi un 50%, al igual que las balaceras, en 35%, la tarea todavía dista de terminar, y a la mano dura con los pandilleros, el frente común de apoyo con comunidades y familias en los condados más afectados por la violencia armada, sigue siendo clave en la lucha contra la violencia.

Además de que la ciudadanía se vincule a frenar el accionar de las pandillas, denunciando hechos sospechosos, fomentar espacios y programas que eviten que los jóvenes sean presa fácil de esas organizaciones, a través de actividades o trabajos con los llamados ‘interruptores de violencia’, que intervienen evitando serias escaladas, han contribuido para poner a raya a los grupos delincuenciales.

Así lo defiende la Fiscal del condado de El Bronx Darcel Clark, quien a través de su oficina ha estado promoviendo un trabajo mancomunado con miembros de la comunidad y organizaciones como ‘Stand Up to Violence’, ‘Guns Down Life Up’, ‘Bronx Rises Against Guns’ y ‘Release the Grip’, vinculando a familias y jóvenes en el freno a la violencia.

“A las familias les decimos que estamos aquí para ayudar; no vamos a permitir que las pandillas acaben con nuestra gente”, aseguró la Fiscal de El Bronx, quien aunque reconoce que la guerra contra las ‘maras’ no puede ganarse sin la “alianza con el NYPD”, también advierte que no es posible sin la cooperación de las comunidades.

Trabajo clave con jóvenes

El trabajo que tenemos que hacer es serio. La violencia y la criminalidad que estamos viendo en El Bronx es real. Yo escucho a los miembros de la comunidad cada día, y ello juegan un rol importante, ayudándonos a identificar a la gente clave (que comete actos violentos)”, comentó la Fiscal Clark. “Se trata de identificar a esos pocos, porque las comunidades quieren estar seguras, quieren trabajar con la Policía y tenemos que hacerlo. Nuestro mensaje a los pandilleros es que no vamos a parar hasta detenerlos a ustedes, y vamos a usar todos los recursos disponibles que tengamos para hacer que paguen por sus actos“.

Programas como el ‘Bronx Rises Against Gun Violence’ (B.R.A.G.), que trabaja con jóvenes, miembros de la comunidad local, organizaciones comunitarias y el público para “promover calles más seguras y fomentar nuevas normas comunitarias donde no se acepta la violencia”, son vitales en esa lucha.

“El personal del programa ayuda a reducir la violencia armada identificando a los jóvenes en riesgo de sufrir represalias, trabajando con las víctimas y sus familias y amigos para ayudar a prevenir la violencia futura, y proporcionando vínculos a recursos y servicios de seguimiento”, asegura la organización. “Además, B.R.A.G. moviliza a los residentes y organizaciones de la comunidad a través de eventos comunitarios (por ejemplo, respuesta a tiroteos y movilizaciones comunitarias) para crear conciencia sobre la violencia y su mayor impacto, y para promover normas comunitarias que adopten la no violencia”.

Autoridades promueven frente unido con familias y comunidades para poner freno a las pandillas en NYC

A través de los llamados interruptores de violencia (jóvenes que han experimentado violencia y ayudan a frenarla), fomentan el plan ‘Cure Violence’ en diferentes vecindarios de El Bronx como Fordham, University Heights, Morrisania Heights y Mount Hope.

Y es que vecinos del llamado Condado de la Salsa, donde los tiroteos y el actuar de las pandillas que suelen reclutar a jóvenes latinos, afroamericanos e inmigrantes vulnerables, mayormente, coinciden en que las familias deben jugar un papel protagónico para evitar que niños y adolescentes terminen enfilándose en esos grupos delincuenciales.

Familias con un papel protagónico

“Todo empieza en la casa. Nosotros como padres tenemos que estar no solo muy atentos a lo que hacen los hijos, sino ponerles freno, porque no podemos dejarle ese trabajo solo a la Policía, y venir a decir que el aumento de pandilleros es porque la Policía no está haciendo su trabajo”, aseguró Hipólito Rodríguez, quien tiene 8 hijos.

“La educación en la casa se trata de que si uno ve que los hijos están haciendo algo malo, uno tiene que corregirlos, porque si no los corregimos desde niños, después van a ser unos sinvergüenzas y vagabundos que van a andar de esquina en esquina”, comentó el padre dominicano. “Y por eso es que vemos a niños que ya tienen 15, 16, o 17 años, cometiendo errores, matando gente, siendo delincuentes y estando presos, y es porque los papás no los educaron con tenían que hacerlo”.

El padre dominicano Hipólito Rodríguez, residente en El Bronx, asegura que el mejor freno a las pandillas es el trabajo que hacen los padres en casa

Natividad Medina, quien también reside en El Bronx, y está preocupada con el alza de tiroteos en la ciudad, comparte ese mismo sentir, pero advierte que es importante que organizaciones y grupos de apoyo presten mayores servicios a familias, al tiempo que aseguró que la Ciudad debe invertir en programas que guíen a los adolescentes por un mejor camino.

“Muchos chamaquitos a veces piensan que no tienen nada bueno que hacer porque no tienen oportunidades ni la presencia de sus padres, por lo que bueno fuera que hubiera más actividades para que los niños puedan usar sus talentos y así evitar que terminen metiéndose en pandillas”, dijo la residente de El Bronx. “Pero es fundamental la labor de los padres. Uno tiene que saber educar sus muchachos”.

Melissa Soto, madre de dos adultos jóvenes y un adolescente, quien asegura haber vivido hasta los huesos el dolor de las pandillas que reclutaron siendo muy joven a su segundo hijo, culpó a la falta de recursos y a la cadena de pobreza del auge de esos grupos criminales y pidió que cuando un padre vea señales actúe de inmediato.

Las pandillas son como un cáncer, si uno no actúa en el momento y da espera, ya es demasiado tarde y cuando va a ver, ya perdió uno al hijo, la tranquilidad y la vida misma, porque las pandillas se los llevan. Se apoderan de ellos”, comentó la madre latina, confesando que su hijo cayó en una feroz pandilla de El Bronx en el 2015, con apenas 16 años, y ahora es “un delincuente perdido”.

“Yo tuve que vivir eso en carne propia para poder pedir ayuda y entender que como padres no basta estar encima de los muchachos, sino que hay que casi asfixiarlos (estar cuestionando todo) para que no caigan en lo malo. Me salió caro aprender, pero por eso pude salvar a los otros dos”, comenta la mujer. “Si uno pasa trabajando todo el día, no sabe bien lo que hacen los hijos. Por eso hay que ponerlos a hacer cosas y buscar ayuda en organizaciones que le enseñen a uno a lidiar con muchachitos rebeldes, porque por buenos que sean, el niño que se pierde ya después de los 17 años, sin opciones ni ayuda, es muy difícil que salga bien”.

“Hay que quitarles las armas y darles alternativas contra la violencia”

Vanessa Gibson, presidenta del Comité de Seguridad Pública del Concejo Municipal, también manifestó que la integración de jóvenes y familias a programas de apoyo, es vital para seguir combatiendo a las pandillas.

“Todas estas iniciativas hacen una diferencia. Por ello debemos darle oportunidades a nuestros jóvenes para tener un exitoso liderazgo“, dijo la líder política, quien es candidata a la Presidencia de El Bronx. “Hay que quitarles las armas y darles alternativas contra la violencia y tenemos que seguir juntos en eso, porque no es responsabilidad única del NYPD. Para mantener a nuestros barrios seguros, tenemos que estar todos trabajando juntos para tener comunidades seguras”.

La Fiscalía de Brooklyn también defiende la importancia de trabajar con comunidades y familias y promueve actividades de apoyo a jóvenes para luchar contra la violencia.

“Trabajamos con Eagle Academy en pasantías, tenemos programas de tutoría, colaboramos con interruptores de violencia para llegar a jóvenes que pueden estar involucrados en pandillas y también ofrecemos programas de diversión para jóvenes sin condenas previas que son sorprendidos con posesión de un arma, pero sin usarla”, aseguró un vocero de esa oficina judicial. “También nos reunimos regularmente con grupos comunitarios y tenemos un Centro de Acción al que cualquiera puede llamar para pedir ayuda”.

Alcalde: “Hay que actuar para sacarlos de las garras del crimen”

El propio alcalde De Blasio ha defendido la necesidad de que los diferentes estamentos trabajen en equipo, y destacó que programas como ‘Safe Summer NYC’, al igual que el Movimiento ‘Curar la Violencia’ y el ‘Sistema de Manejo de Crisis’, han dado frutos en la guerra a las pandillas, y pidió a quienes ven a jóvenes cayendo en las garras de esas organizaciones criminales, que actúen.

“Todos estamos de acuerdo en que llegándole a los jóvenes de manera positiva, dándoles opciones en la vida, dándoles esperanza, los mantiene alejados de las pandillas. Incluso si un joven comienza a ser atraído hacia una pandilla, hay que intervenir”, dijo el mandatario. “Ésta es una de las cosas de las que el Comisionado del NYPD ha hablado con el Oficial de Coordinación Juvenil: la intervención. Si un niño está en crisis, ayúdemoslo a seguir por un mejor camino”.

A pesar de ese mensaje, De Blasio fue enfático en advertir que la Ciudad no dará tregua al accionar criminal de las ‘maras’, y por el contrario, las acciones en contra de estos grupos aumentarán.

En lo que va del 2021 se han registrado casi 900 tiroteos en NYC, buena parte de ellos, producto de pandillas

“Esto es lo que vamos a hacer, pero no se equivoquen, no vamos a tolerar las pandillas, las vamos a desbaratar. Vamos a acabar con ellos. Vamos a enviar un mensaje a todos los demás, es solo cuestión de tiempo antes de que la Policía de Nueva York y los fiscales lleguen a ustedes (pandilleros). Entonces, para cualquiera que piense que puede salirse con la suya con la violencia en la ciudad de Nueva York, no va a pasar, porque la policía de Nueva York y los fiscales, los van a perseguir”, dijo el Alcalde, quien pidió que otros elementos vitales se sumen al plan de acción. “Una vez más, necesitamos que el sistema judicial sea tan agresivo, tan centrado como las otras piezas del rompecabezas de la justicia penal. Pero, juntos, podemos hacer esto. Podemos dejar muy, muy claro a cualquiera, el pequeño número de personas que pretenden hacer violencia, que serán capturadas, procesadas e irán a prisión, punto”.

El Comisionado del NYPD Dermont Shea, destacó por su parte que en los últimos dos meses ha habido un trabajo más cercano con comunidades que han manifestado su deseo de trabajar en mancuerna con la policía en la reducción de las pandillas, que en las últimas semanas han perdido a casi 100 integrantes que están privados de la libertad tras operativos de la Uniformada.

“Es increíble ver la cantidad de discusiones con la gente de la ciudad de Nueva York, increíble cantidad de colaboración con sus policías. Pienso en retrospectiva, y pienso en dónde estábamos en junio pasado, dónde estuvimos en julio pasado y dónde estamos ahora, y veo una mejora increíble en la gente que sale y dice, ¿qué podemos hacer? Queremos calles seguras. ¿Qué podemos hacer con ustedes? Y ese no siempre fue el caso hace 12 meses, así que creo que el futuro es muy brillante”, dijo el Comisionado insistiendo en que la lucha a las pandillas no cesará desde todos los flancos.

“A medida que comencemos a que los casos pasen por el sistema de justicia penal, en este momento tenemos más de 5,100 casos abiertos de personas (pandilleros y otros delincuentes) que, trágicamente, no escuchan. Se resisten a todas las formas de ayuda. Llevan armas de fuego en pandillas en las calles de la ciudad de Nueva York. Cuando comencemos a tomar a esas personas y veamos que esos casos se adjudican, veremos cómo el crimen y la violencia en la ciudad de Nueva York se desploman”, anticipó Shea.

Educación es otra arma contra las pandillas

Pero además del NYPD, las Fiscalías de condado y las familias y comunidades, otro puerto de batalla contra las pandillas son las escuelas, y sobre ello, el Departamento de Educación de la Ciudad (DOE) asegura estar comprometido en el engranaje.

“Ya sea dentro o fuera de nuestras escuelas, queremos que todos nuestros estudiantes permanezcan seguros y fuera de peligro. Nuestro objetivo es que cada estudiante que necesite ayuda tenga un adulto a quien atender en momentos de necesidad, y estamos invirtiendo profundamente en trabajadores sociales, escuelas comunitarias, psicólogos escolares y asociaciones en toda la ciudad para alcanzar ese objetivo”, dijo Nathaniel Styer, vocero del DOE.

El funcionario agregó que las escuelas han expandido iniciativas de aprendizaje socioemocional, justicia restaurativa y salud mental, dirigidas a apoyar a los estudiantes cuando lo necesitan. Se han sumado más de 500 trabajadores sociales, 100 psicólogos escolares y 120 nuevas escuelas comunitarias.

Asimismo, el DOE advierte que el sistema de gestión de crisis de la ciudad (“Cure Violence”) mantiene una red de interruptores de violencia en varias escuelas del DOE, tanto en edificios, como de forma remota, para brindarles a los niños los recursos y el apoyo que necesitan para mantenerse alejados de la violencia y tener un comportamiento saludable. Estos planes incluyen servicios de tutoría persona a persona, resolución de conflictos, intervención en crisis y acciones de justicia restaurativa.

Autoridades de NYC promueven frente unido con familias y comunidades para frenar pandillas

Violencia armada y de pandillas en NYC

  • 898 tiroteos se han registrado hasta en Nueva York en 2021
  • 771 fueron las balaceras ocurridas en el mismo período del 2020
  • 16% se han incrementado los tiroteos
  • 29 homicidios ocurrieron en la ciudad en julio pasado
  • 57 fue la cifra de asesinatos en julio del 2020 en pleno
  • 50% fue la reducción en asesinatos en julio de este año comparado con el 2020
  • 383 arrestos relacionados por armas de fuego se realizaron en julio, más del doble de los promedios mensuales del 2020
  • 220 veces más han intervenido este año los oficiales del NYPD en escuelas públicas ubicadas en vecindarios pobres
  • 158 tiroteos se registraron tan solo el mes pasado
  • 79.5% fue el aumento de tiroteos en julio del 2021 comparado con el 2019, cuando hubo 88
  • 26% se han reducido los homicidios
  • 5,100 casos abiertos de pandilleros permanecen abiertos
El comisionado del NYPD, Dermont Shea, la Fiscal del condado de El Bronx, Darcel Clark, y el Fiscal de Manhattan Cy Vance, durante su conferencia en El Bronx