Hallan restos de adolescente hispana asesinada a balazos en Oklahoma en plena fiesta

El presunto atacante, identificado como Eduardo Bonilla-López, habría mostrado por FaceTime a la joven moribunda con un disparo en la cabeza

El sospechoso está acusado de matar a balazos a la víctima.
El sospechoso está acusado de matar a balazos a la víctima.
Foto: Pixabay

Los restos de una adolescente hispana asesinada en julio en Oklahoma fueron recuperados en un apartamento.

Parte del cuerpo de Haylie González, de 17 años, fue hallado en la vivienda en el bloque 6800 de Northwest 13th Street.

Una alerta del Departamento de la Policía de Oklahoma City confirmó el hallazgo.

La muchacha fue vista por última vez el 4 de julio en la residencia de Eduardo Bonilla-López, cerca de Melrose y Rockwell.

El reporte este martes de News 4 que el joven, de 18, fue detenido como sospechoso de secuestrar y asesinar a la víctima.

Bonilla-López enfrenta cargos de asesinato en primer grado y secuestro.

La noche de su desaparición, González llamó a un amigo o amiga para decirle que la recogiera.

La persona indicó a las autoridades que González sonaba asustada.

Cuando llegó a buscarla, la joven había desaparecido. El testigo dijo que al arribar al lugar, Bonilla-López se estaba lavando las manos.

Sospechoso habría baleado a la víctima en una fiesta

Una denuncia de causa probable que cita la televisora indica que un testigo relató que se encontraban en una fiesta cuando el sospechoso disparó y mató a alguien.

Atacante habría mostrado por FaceTime a la joven moribunda

Este mismo testigo le dijo a las autoridades que el presunto atacante los contactó por FaceTime para pedir ayudar para deshacerse del cadáver de González. A través del chat,

Bonilla-López habría mostrado por la cámara a una mujer que sangraba por la cabeza en el asiento del pasajero de su auto.

El interlocutor le recomendó al alegado atacante llevar a la víctima al hospital, pero este se negó ya que iría a prisión.

Al momento de la transmisión por FaceTime, la joven aún estaba viva.

El acusado habría confesado a las autoridades que condujo hacia otro lugar para buscar a alguien que le ayudaría a abandonar el cadáver. Luego de hacer lo anterior, limpió el vehículo.

Vidal Bonilla, de 41 años, y Lilian Bonilla, de 23, también fueron arrestados en relación con la muerte de la hispana.