Madre e hija hispanas acusadas en California tras muerte de joven que se sometió a inyección de silicona en glúteos en clínica ilegal

La víctima, una sudafricana de 26 años y aspirante a actriz porno, compartió en redes sociales un video mientras le inyectaban la sustancia que aparentemente se usa para calafatear ventanas

El resultado de una cirugía estética ilegal en Venezuela.
El resultado de una cirugía estética ilegal en Venezuela.
Foto: LEO RAMIREZ / AFP / Getty Images

Una madre latina y su hija enfrentan cargos de asesinato en Los Ángeles, California, luego de que una aspirante a actriz porno muriera tras recibir una inyección de silicona en los glúteos en la clínica ilegal de las mujeres.

Libby Adame y su hija, Alicia Gómez, enfrentan acusaciones por inyectar con la sustancia sospechosa a la sudafricana de 26 años, Karissa Rajpaul, en tres ocasiones.

Poco después de la tercera dosis, la joven murió.

Las autoridades sospechan que otras mujeres habrían sido víctimas de los procedimientos fraudulentos de madre e hija.

Adame, apodada “La tía”, alegadamente utilizaba material destinado para calafatear ventanas para aumentar el tamaño de las nalgas.

“Esto impacta la corriente sanguínea, ataca el corazón, el cerebro y los riñones”, indicó a NBC Bob Dinlocker, detective del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD).

Víctima compartió en redes video mientras le inyectaban los glúteos

Rajpaul, quien supuestamente buscaba iniciar una carrera en la industria de cine para adultos en el sur de California, llegó a grabar un video en redes sociales mientras las hispanas realizaban el procedimiento.

Las mujeres cobraban hasta $4,000 por inyección, según el reporte de Telemundo.

Estos arrestos serían el principio de una cadena de operativos contra espacios ilegales de aumento de glúteos en el condado Los Ángeles.

“Estos son muy peligrosos, prácticas médicas sin licencia que se están propagando por redes sociales”, indicó el jefe adjunto de LAPD, Alan Hamilton.

El subjefe pidió a las víctimas a acudir a las autoridades para exponer sus casos.

Necesitamos que las víctimas den un paso adelante porque necesitamos saber si hay otras víctimas que quedaron permanentemente desfiguradas o han muerto como resultado de estos procedimientos y habrían sido víctimas de un acto criminal”,  emplazó Hamilton.

Si usted ha resultado afectada por una de estas intervenciones o si sabe de algún incidente que acabó en muerte, puede comunicarse con la división de homicidios del valle de LAPD al 818-374-9550. También puede ofrecer pistas de manera anónima a través de http://www.lapdonline.org o llamar al 1-877-LAPD (5273)-247.