Menor quiso medir tamaño de su pene y se inserta cable de USB; tuvo que correr al hospital

El menor de 15 años supuestamente tenía curiosidad sexual y terminó siendo operado de emergencia

El joven se insertó el cable a través de la uretra.
El joven se insertó el cable a través de la uretra.
Foto: David Becker / Getty Images

Un adolescente británico que quería medir el tamaño de su pene usando un cable de USB incrustado en su uretra tuvo que ser intervenido quirúrgicamente de emergencia.

Un estudio publicado en la revista médica Urology Case Reports indica que movido por la curiosidad sexual, el menor insertó el cable en la uretra.Pero la situación se complicó cuando la pieza se alojó en el escroto como un catéter electrónico.

A pesar de que intentó remover el cable, el mismo se enredó al punto que ambos extremos quedaron colgando del miembro.

Parientes del chico lo transportaron a un hospital luego de que empezar a orinar sangre.

Luego de que los intentos iniciales por remover el clave fueran infructuosos, el paciente fue trasladado a University College Hospital London para extraerle el cable.

El joven, avergonzado por lo que pudiera decir su madre, pidió hablar en privado con los doctores, y confesó su atrevimiento.

Exámenes de rayos X confirmaron la presencia del artículo. Los médicos tuvieron que hacerle una incisión en la zona entre los genitales y el ano para removerlo.

Por fortuna, el menor se recuperó sin mayores inconvenientes, y fue dado de alta al día siguiente.

Dos semanas después fue sometido a una evaluación de seguimiento, y se le informó que deberá acudir en el futuro a nuevos rastreos.

En algunas ocasiones, los jóvenes incurren en este tipo de prácticas extremas si están intoxicados con alguna droga o si padecen de algún trastorno mental.

Sin embargo, en este caso, ninguna de las opciones anteriores aplica.

Cada vez es más común que personas experimenten con objetos en la uretra

El andrólogo Amr Raheem, de la clínica International Andrology London, dijo al Daily Mail que cada vez es más común prácticas experimentales como el “sondeo”.

Según el experto, el “sondeo” es la práctica sexual de insertar objetos en la abertura del pene. Este tipo de acciones, pueden causar varios problemas, desde erecciones dolorosas, ardor al orinar o sangrado hasta infecciones.

“Cuando introduces algo dentro de tu cuerpo que no sea estéril, puedes causar una infección, a veces puede ser grave, especialmente en personas con baja inmunidad como en los diabéticos”, alertó Raheem.

El especialista dijo en Reino Unido se ha registrado un aumento de pacientes que presentan problemas de salud por este tipo de experimentos.