Deterioro de complejos de NYCHA está llegando a niveles críticos

Ante los desperfectos en el 90% de apartamentos de los 'projects' de la Gran Manzana, ahora surge la esperanza de un plan de reparación federal que asciende a $40,000 millones

El puertorriqueño Alfredo Otero comparte que al igual que la mayoría de los residentes de NYCHA padece filtraciones.
El puertorriqueño Alfredo Otero comparte que al igual que la mayoría de los residentes de NYCHA padece filtraciones.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

El puertorriqueño Alfredo Otero, de 62 años, es apenas uno de los más de 450,000 neoyorquinos que viven en un estrecho apartamento de los edificios de la Autoridad de Vivienda Pública de la Ciudad de Nueva York (NYCHA), con un listado de problemas que no son nuevos y mucho menos fáciles de resolver, pero que nuevamente son puestos en foco por algunos líderes electos, ante lo que ya se califica como una “crisis humanitaria”.

Ahora, en la época de frío, al boricua la toca cruzar los dedos, para que todo vaya bien con la calefacción y el agua caliente.

Alfredo, al igual que la mayoría de sus vecinos sufre de la humedad y filtraciones de las paredes de su baño. Y otra realidad muy filosa que él sabe es muy difícil de “reparar”: la violencia que rodea a toda su cuadra.

“Estoy justamente saliendo a reportar que la pintura del baño se levantó de nuevo. Eso en una semana está reparado, porque la verdad vienen rápido los de la oficina de mantenimiento. Pero el problema es que nuevamente se daña a los meses. Tú sabes que son edificios viejos, que tienen muchos detalles”, contó el neoyorquino criado en El Bronx.

Al terminar este verano, a este residente del complejo de NYCHA ubicado en el bulevar Frederick Douglas en Harlem, lo que más le angustia no son las filtraciones, ni que la basura se acumule, sino las balas.

“Es difícil recordar un día que no haya un revolú (problema). Ahora veo que la policía le tiene miedo a los delincuentes. Esto en los días de calor se puso muy caliente. Tiros y drogas en las narices de las autoridades. Y no pasa nada”, relató Alfredo mientras esperaba por 15 minutos el elevador para subir la mercadería del día a su unidad de una sola habitación, una cocina de un par de metros y un estrecho baño.

“Los ascensores se dañan con frecuencia. Hoy los reparan y mañana están rotos de nuevo. La verdad es que la gente tampoco colabora, tira la basura en cualquier lado”, critica el inquilino.  

El puertorriqueño Alfredo Otero no le tiene tanto miedo a las filtraciones como a las balaceras. (Foto: F. Martínez)

Nuevo plan federal de reparación

Los problemas que enfrenta este boricua, no son ni nuevos, ni distintos, en todos los llamados ‘projects’ de vivienda pública de la Gran Manzana, solamente que hace unos días fueron puestos sobre la mesa al ser descritos como una crisis de deterioro que al cierre de 2021, toca fondo, al fragor de la pandemia.

Así lo describió el líder de la mayoría demócrata del Senado federal, el neoyorquino Charles Schumer: “En 2011, las necesidades de capital de NYCHA se estimaron en $17 mil millones. Debido a la inflación, el mantenimiento diferido, la falta de inversión y el aumento de los costos, el número ahora supera los $40 mil millones”.

La sentencia del senador no dista mucho de las palabras de la dominicana Teresa Feliz, de 60 años y quien vive en el complejo ‘Drew Hamilton Houses’, también en Harlem. Esta inmigrante asegura que en los últimos meses todo ha sido peor.

“Los trabajadores no querían venir por miedo a contagiarse de COVID-19, porque se corrió el rumor de que los principales focos de contagio estaban aquí, en los proyectos. Muchos problemas de mantenimiento se acumularon y ahora desde este verano, es cuando medio se están arreglando. Pero nada de fondo, todo es por encimita. ¡Tú sabes!, lo mismo de siempre”, puntualiza la jubilada con 10 años viviendo en este complejo.

El nivel de deterioro de los proyectos de vivienda pública de la ciudad de Nueva York está expresado en décadas de desinversión. 

Ninguno de los dramas de los residentes quizás sea una noticia que hoy conmueva, pero sí lo es que se escuchen nuevos vientos de reinversión federal.

“He propuesto que se inviertan $80 mil millones para abordar esta crisis en la ciudad de Nueva York y reparar completamente la vivienda pública en todo el país. Me he comprometido a usar todo mi poder como líder de la mayoría, junto con mis colegas en la Cámara de Representantes, para asegurar un paquete de fondos que pueda restaurar y transformar NYCHA”, escribió el senador Schumer en la publicación City & State NY.

El líder demócrata Charles Schumer pone el “dedo en la llaga” al drama de la vivienda pública en NYC (Foto: EFE)

“Todo el mundo sabe”

Para la líder comunitaria de El Bronx Lidia Colmenares, de origen puertorriqueño, no queda más que pensar que ante esta nueva promesa de inversión: “No nos están engañando nuevamente”.

“Aquí la Ciudad, el Contralor, el Concejo, todo el mundo sabe qué pasa en estos proyectos. Yo he escuchado por lo menos 10 planes. Anuncian millones y millones y la pandemia puso todo en una pausa nuevamente. El alcalde De Blasio se va en poco tiempo y aquí en este complejo no pasó nada. Yo escucho de inversiones, pero aquí no llega nada, para evitar el moho y las filtraciones”, dijo la residente del ‘Rivers Houses’.

De acuerdo con el cruce de varios informes condensados por la organización Comisión Presupuestaria Ciudadana (CBC), casi el 90% de las unidades de vivienda de NYCHA están deterioradas, y lo peor es que sino se realizan cambios drásticos en los próximos 10 años,  podrían llegar al riesgo de afectarse más allá del punto en que sea poco rentable e imposible repararlas.

El mismo senador Schumer, quien aseguró hizo un recorrido reciente por algunas torres de este sistema habitacional en donde residen los más pobres de la ciudad, concluyó que se “ha caído en tal estado de deterioro, que la única solución es a través de una acción grande, audaz y transformadora por parte del Gobierno federal”.

Las filtraciones, problemas de moho, infección de ratas, fallas eléctricas, problemas en el suministro de agua caliente, recolección de desechos sólidos, imperfectos en los elevadores y violencia están en la larga lista de las tareas pendientes e interminables en los edificios de NYCHA.

El veterano de guerra puertorriqueño Héctor Mercado, de 78 años y quien recibió un disparo mientras servía en la Marina en la Guerra de Vietnam, tiene ciertos problemas de movilidad y debe enfrentar fallas constantes de los elevadores del complejo ‘Drew Hamilton’, en Harlem, en donde reside desde hace menos de un año.

“Eso es un gran problema. Todo lo demás lo puedo manejar. Pero las constantes fallas del elevador te ponen en una situación difícil, muy difícil”, relató.

El veterano de guerra Héctor Mercado vive un complejo de NYCHA en Harlem: “Lo peor es el tema de los ascensores”

NYCHA avanza con 1,700 apartamentos

El alcalde Bill de Blasio, quien incluso antes de la pandemia había recibido fuertes presiones no solo por parte de los residentes, sino incluso por la Fiscalía y Contraloría, por los niveles ascendentes de deterioro de la vivienda pública administrada por la Ciudad, ha argumentado que los recortes de fondos por parte de la administración del expresidente Donald Trump habían agotado la posibilidad de poner freno al deterioro de estos complejos.

El pasado otoño de 2018 el mandatario municipal anunció un compromiso para llevar a cabo reparaciones en 62,000 apartamentos. Estas actualizaciones integrales, que costarán casi $13,000 millones en restauraciones, serían posibles a través de asociaciones público-privadas, incluido el Programa de Demostración de Asistencia para el Alquiler. 

Fuentes municipales aseguran que la crisis de salud pública que sacudió a la Gran Manzana afectó todos los cronogramas de esta acción.

Recientemente NYCHA cerró un ‘Compromiso de Asequibilidad Permanente Juntos’ (PACT), con un equipo de desarrollo conjunto, dirigido con una corporación privada, para proporcionar $271 millones en apoyo de capital para la renovación de los 1,718 apartamentos, todos ubicados en Manhattan.

Las nuevas cocinas y baños se encuentran entre las mejoras que llegarán a estos apartamentos que se están convirtiendo en viviendas asequibles permanentes para neoyorquinos de bajos ingresos. También incluye la modernización de áreas comunes y servicios para los residentes.

La mayoría de las mejoras en apartamentos bajo NYCHA se están realizando en edificios en East Harlem, Harlem, Kips Bay, Manhattanville, Upper West Side y Washington Heights.

Más de 2,900 personas viven en las unidades que están siendo remodeladas.

“Esta asociación inyectará el capital y los recursos comunitarios para financiar reparaciones integrales, al tiempo que mantiene los derechos de los residentes que garantizan que puedan continuar viviendo en los vecindarios que llaman hogar”, detalló la vicealcaldesa de Vivienda y Desarrollo Económico, Vicki Been.

Se espera que todas las renovaciones de este plan estén terminadas para la primavera de 2023.

En la gráfica una muestra de cómo terminarán renovadas las cocinas de 1,700 apartamentos en Manhattan en 2023. (Foto: Cortesía NYCHA)

Vivienda Pública en NYC:

  • 1 de cada 14 neoyorquinos depende de las viviendas de NYCHA, a través de su plan de vivienda o Sección 8.
  • 177,657 son las unidades residenciales de NYCHA en los cinco condados.
  • 45% de los inquilinos son de origen hispano, de acuerdo con el balance de algunas organizaciones.
  • 58,669 apartamentos de NYCHA se encuentran en Brooklyn, significando el condado con más unidades de vivienda pública, seguido de 53,890 en Manhattan.
  • 44,500 unidades en El Bronx
  • 17,126 apartamentos en proyectos habitacionales para personas de bajos recursos en Queens.