Enfermero de la muerte: William George Davis enfrenta la pena capital en Texas por asesinar a 4 pacientes en hospital con inyecciones de aire

Un jurado en el condado Smith deliberó por una hora antes de declarar a William George Davis, de Hallsville, culpable de asesinato capital; las cuatro víctimas sufrieron problemas neurológicos tras las operaciones y murieron

William George Davis enfrenta la pena de muerte en Texas por asesinar a cuatro pacientes con inyecciones de aire.
William George Davis enfrenta la pena de muerte en Texas por asesinar a cuatro pacientes con inyecciones de aire.
Foto: Cárcel del condado Smith / Cortesía

Un enfermero de Texas se expone a la pena capital tras resultar convicto este martes de asesinar a cuatro pacientes de un hospital inyectándoles aire luego de cirugías cardiacas.

Un jurado en el condado Smith deliberó por una hora antes de declarar a William George Davis, de Hallsville, culpable de asesinato capital.

Los fiscales planean solicitar la pena de muerte en la fase de sentencia que está pautada para iniciar este miércoles.

El reporte de NBC precisa que el neumólogo y profesor de medicina interna William Yarbrough,  testificó durante el juicio cómo inyectar aire al sistema arterial puede causar daño cerebral y muerte.

Yarbrough detectó la presencia de aire en el sistema arterial de las víctimas examinando imágenes de radiografías cerebrales, lo que no le había tocado ver antes durante sus décadas como médico.

El análisis del doctor descartó problemas de alta presión o cualquier otra causa de muerte aparte de inyección de aire.

El experto determinó que las inyecciones ocurrieron después de las cirugías ya que las complicaciones surgieron cuando los pacientes se encontraban en recuperación.

Phillip Hayes, el  abogado del convicto, le indicó al jurado que el problema es del hospital y que su cliente fue un chivo expiatorio que fue acusado solo porque se encontraba en el lugar cuando ocurrieron los decesos.

Los fiscales del caso, Chris Gatewood y Jacob Putman indicaron, durante los argumentos finales del juicio, que a Davis le gustaba matar personas, que el centro médico no cambió ninguno de sus procedimientos y que no se han reportado incidentes similares desde que Davis abandonó el espacio.

Las muertes en Christus Trinity Mother Frances Hospital de Tyler se reportaron en 2017 y 2018. Los cuatro pacientes, identificados como John Lafferty, Ronald Clark, Christopher Greenway y Joseph Kalina, sufrieron problemas neurológicos tras las operaciones y murieron.