Ajedrez político de Nueva York se mueve con sigilo para elegir al próximo presidente del Concejo Municipal

Con las elecciones del 2 de noviembre cerca, líderes del Partido Demócrata y aspirantes al máximo cargo del órgano legislativo, están enfilando apoyos, pero no hay garantía de que un latino llegue a ser presidente

Ajedrez político de Nueva York se mueve con sigilo para elegir al próximo Presidente del Concejo Municipal
Ajedrez político de Nueva York se mueve con sigilo para elegir al próximo Presidente del Concejo Municipal
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

En ajedrez, los jugadores suelen pensar muy bien sus movimientos, en un tablero dividido en 64 cuadros intercalados, blancos y negros, con 32 piezas de diferente poder, donde al final gana quien consiga dar “mate” al rey de su oponente.

Y como si se tratara del popular juego de mesa, una pelea mesurada, pensada, astuta, sigilosa, paciente, con un objetivo concreto, es lo que se está dando actualmente en el seno del que se anticipa ya, (según los resultados de las primarias que se confirmarán en las elecciones del 2 de noviembre), será el próximo Concejo Municipal de la Ciudad de Nueva York.

Con 51 fichas (número de miembros de la Cámara Municipal), 29 de ellas presumiblemente mujeres, (lo que por primera vez en la historia de la ciudad las pone como mayoría en esa entidad), 36 concejales nuevos y 15 antiguos en sus cargos, 15 latinos, 14 negros, 16 blancos, y al menos 6 asiáticos, el tablero negociativo luce muy parejo para saber a ciencia cierta si la máxima jefatura del Concejo quedará en manos de un político de color, o de origen inmigrante, o en una líder femenina.

Afuera no se notan mucho los movimientos que entre los políticos están ocurriendo, pues las discusiones se mantienen de manera semiprivada, casi como si se tratara del cónclave papal. Pero hay fumarolas que dan luces y pistas sobre el camino que están tomando las negociaciones. El primero, es querer elegir a una mujer latina o negra que represente la barrida impulsada por mujeres y la mayoría que esos dos grupos, de manera conjunta, han logrado en las sillas legislativas municipales. El segundo camino es poner arriba a un político blanco que sea más cercano a quien se vislumbra ya como el futuro alcalde: Eric Adams.

Suena el nombre de una latina

Y es ahí donde los nombres de Carlina Rivera, la concejal hispana por el Bajo Manhattan, de corte progresista , y Justin Brannan, el político blanco de Brooklyn simpatizante de Adams y quien ha apoyado la lucha de la clase trabajadora, aparecen en el centro de las discusiones. Cada quien por su lado, ha estado intentando reunir aliados para poder lograr los 26 votos de sus colegas concejales, requeridos para ‘hacer jaque’ y quedarse con la presidencia del Concejo Municipal.

Los concejales de Manhattan Keith Powers, Diana Ayala y presumiblemente también Gale Brewer, los de Queens Francisco Moya y Adrienne Adams, y Rafael Salamanca, de El Bronx, también están en el sonajero político en la lucha por la máxima jefatura del órgano legislativo de la Ciudad de Nueva York.

Encuentros en cafés, restaurantes y oficinas, salidas a tomar un cóctel, al igual que muchas llamadas telefónicas, intentando pescar el voto de apoyo de los concejales que no se lanzaron al ruedo por la presidencia del Concejo, acercamientos con sindicatos y organizaciones, y hasta la participación de líderes del Partido Demócrata, como Adriano Espaillat y Nydia Velásquez, y obviamente los jefes de los comités del partido de los condados, moviendo sus fichas, siguen poniéndole el ritmo a las negociaciones.

Aunque el resultado final de estos pulsos políticos se informará formalmente en enero próximo, cuando el nuevo Concejo Municipal tenga su primera sesión oficial y se haga la votación requerida en la plenaria, el asunto se definirá antes de esa fecha, en las próximas semanas.

Con Adams en la Alcaldía y Jumaane Williams en la Defensoría del Pueblo, los afroamericanos tendrán su representatividad en el poder; con Brad Lander en la Contraloría Municipal y Kathy Hochul en la Gobernación del Estado, los blancos dicen “presente”, pero, de ‘quemársele las galletas’ en el horno a la fuerza latina, viendo escapar la silla de la presidencia del Concejo Municipal, al menos por los próximos dos años, los hispanos no tendrían ninguna representatividad de alto nivel en el Gobierno Municipal ni Estatal.

Expertos afirman que esta decisión, en buena parte definirá el futuro político, al menos sobre el tipo de agenda que se impulsará en el seno de ese colectivo.

Todo dependerá de las alianzas

El analista político Carlos Vargas, quien ha seguido de cerca este tipo de negociaciones en el ruedo político de la Gran Manzana por décadas, advierte que en medio del proceso interesante que se está dando para montar al futuro presidente del Concejo Municipal, el resultado final dependerá de las alianzas y el manejo que hagan los líderes del Partido Demócrata de la ciudad.

“Si utilizamos la historia como referente aquí, las negociaciones para presidente del Concejo Municipal siempre se han llevado a cabo en base al poder que tienen las organizaciones de los partidos en los condados“, aseguró el puertorriqueño. “Las de Queens y El Bronx, que son los más fuertes por la coerción interna que tienen, la de Manhattan, no es tan sólida internamente, en la de Brooklyn ha habido una división marcada, y la de Staten Island, por ser allí los demócratas minoría, no ejerce tanta fuerza. Por lo tanto, serán los condados que han podido negociar de mejor manera, los que influirán más en el resultado de esas negociaciones“.

Y sobre las versiones de que al interior del Concejo se estaría gestando una especie de estrategia, presuntamente para evitar que Carlina Rivera gane el control de esa cámara, por lo que aspirantes como Diana Ayala y Francisco Moya se habrían lanzado al ruedo sin ningún interés real, a fin de quitarle votos a la concejal de Manhattan y favorecer así la elección de Brannan o Powers, Vargas advirtió que ese tipo de movidas no serían ajenas al proceso de negociaciones.

Carlina Rivera apoyó a muchas mujeres en su lucha por el Concejo, como a Carmen de la Rosa.

“Aunque no sabemos a ciencia cierta lo que allí está ocurriendo, no nos debe sorprender que haya intentos por dividir el liderato político hispano, porque ya existen fisuras de corte ideológico, de la que se pueden aprovechar opositores de un eventual poder latino, para mover sus fichas”, dijo el experto.

“Lo bueno que tiene el Concejo Municipal es que los linderos de los distritos son reducidos, y suelen ser una representación fiel, aunque no exacta, de la composición de la ciudad. Y en ese sentido, es más representativo que la figura del Alcalde, quien en Eric Adams tendrá posturas más moderadas y más convencionales, y quien deberá lidiar con un Concejo Municipal más diverso en opiniones y posiciones sobre diferentes temas”, agregó el analista. “Al final, quién podrá lograr el puesto de ‘Speaker’ (presidente del Concejo), dependerá de las negociaciones internas, pero el reto para esa persona que surja, ya sea latino o ningún latino, o blanco, tendrá que ser ver cómo maneja con buen liderazgo a ese cuerpo heterogéneo”.

Latinos en las presidencias de comités relevantes

Vargas advirtió sin embargo, que además del cargo de jefe del Concejo Municipal, otras posiciones que mostrarán el poder del partido entre sus miembros, serán las presidencias de los comités más relevantes del Concejo Municipal, vitales en la toma de determinaciones. Y allí pudieran contemplarse líderes latinos.

“Ante todo habrá que ver a quiénes se nombra, especialmente en las dos posiciones de mayor importancia en el Concejo, después de la presidencia, que son las presidencias del Comité de Finanzas y el de Uso de Suelos“, mencionó el analista. “La manera como se repartan el bacalao será una buena muestra del tipo de Concejo que tendremos y hacia dónde se encaminará.

El estudioso boricua agregó que ahí entrarán en juego otros intereses que podrán afectar la decisión final sobre quién sea el presidente del Concejo. “En asuntos como el de Uso de Suelos, ese control lo ha tenido El Bronx, con Rafael Salamanca, y aunque él pudiera lograr un eventual apoyo para ser el ‘Speaker’ por el poder que tiene el grupo demócrata de El Bronx, no sabemos si El Bronx prefiera seguir liderando ese comité o lanzarse a buscar la presidencia del Concejo”, explicó.

Entre tanto, la analista política Lucía Gómez también se refirió a la designación de las cabezas de los comités que integran el Concejo Municipal, destacando que deberían ser distribuidos con base en la experiencia que los miembros del Concejo tienen, no necesariamente a nivel político, sino en el trabajo que han hecho en sus comunidades y sus historias de vida.

“Esos comités lideran asuntos importantes para todos, como cuestiones de finanzas, educación, vivienda, transporte, uso de suelos y otras áreas donde creo que tenemos muchos concejales buenos y diversos, Y aunque estén llegando muchos por primera vez, son expertos, y eso debería aprovecharse y reflejar esa fuerza”, agregó la analista hispana.

Gómez indicó que incluso el “nuevo sistema de voto por orden de preferencia hace que este Concejo sea más representativo porque lo eligió la mayoría en las comunidades”.

Un Concejo Municipal con poderío femenino

Otro aspecto que destaca la analista Gómez es la llegada en estampida de un Concejo Municipal con poderío femenino, con al menos 29 mujeres de los 51 miembros, (que pudiese ser 30 si en el Distrito 51 de Staten Island la demócrata Olivia Drabczyk logra vencer al actual concejal republicano Joe Borelli), algo que tendrá mucha influencia. Sin embargo, afirma que ello no garantiza que al inicio de sesiones se vea reflejada esa fuerza con la designación a juro de una mujer de color presidiendo a ese organismo.

“Yo creería que Carlina Rivera, por su trayectoria y experiencia tiene una oportunidad de lograr ese cargo y tiene la capacidad de poder ver las diferentes perspectivas, pero habrá que ver cómo se mueven las cosas con otros hispanos que han manifestado su deseo, como Diana Ayala, o el concejal Moya, quien se alineó con el futuro Alcalde”, aseguró la experta.

No creo que ese cargo deba basarse en las demográficas de la ciudad, sino en la decisión de los nuevos concejales, que determinará el liderazgo del Concejo, pero si debería reflejar la membresía de ese organismo, y quien gane la posición, debe estar listo para trabajar colaborativamente con el Alcalde, no del lado del Alcalde, sino frente al Alcalde“, agregó Gómez.

Opinan los mismos concejales

Y aunque la amplia mayoría de concejales que llegarán en enero, tras confirmar su victoria en los comicios del próximo 2 de noviembre, han preferido “no meterse en camisa de once varas” hablando abiertamente sobre las negociaciones por la presidencia del Concejo Municipal, Jennifer Gutiérrez, nominada demócrata por el Distrito 34 de Brooklyn, y eventual ganadora de la curul, confirmó que los acercamientos sobre ese tema están en pleno furor.

“Estamos enfocados en el tema del presidente del Concejo. Ya me he sentado a hablar con varios de quienes han manifestado su interés en ser Speaker, pero admito que todavía no he tomado una decisión sobre a quién apoyaré”, dijo la futura concejal. “Pienso que teniendo una mayoría de mujeres en el Concejo, obviamente quisiera a una mujer de color como presidenta, pero ante todo necesitamos un o una presidenta que pueda representar a los 51 miembros, con buena visión para los próximos dos años, y con un sentido de considerarnos a nosotros primero antes que él o ella y sus intereses. No como pasó con Corey Johnson (actual presidente del Concejo), quien tenía anhelos de ser Alcalde, y por eso entonces se movió muy políticamente”.

Y al ser consultada sobre cómo ve el panorama del Concejo Municipal que se instalará en enero y los chances de convertirse en la presidenta de ese colectivo, Carlina Rivera se mostró optimista con la pelea que está dando, y aseguró que se necesita un manejo del órgano legislativo “vibrante, activo y orientado en resultados”, a fin de poder lograr que Nueva York se recupere tras los destrozos que ha dejado la pandemia del COVID. La política asegura ser la opción indicada para el cargo, no solo por su experiencia sino por lo que representa.

“Como presidenta del Concejo Municipal, daré prioridad a la construcción de un futuro para la ciudad de Nueva York que sea seguro, equitativo y asequible”, dijo la concejal Rivera, criada en viviendas subsidiadas por una madre soltera. “Los neoyorquinos están listos para líderes que se parezcan a ellos y compartan experiencias con ellos para tomar decisiones audaces y llevar a nuestra ciudad hacia un futuro justo (…) En un momento en que estamos desesperados por la diversidad en el Gobierno y una representación honesta, me enorgullece ser una mujer latina que se postula para liderar el Concejo”.

En su búsqueda por la Presidencia del Concejo, Francisco Moya destacó que siendo los latinos el 29% de la población de la ciudad de Nueva York, y con un número histórico de miembros hispanos entrantes al órgano legislativo municipal que refleja mejor la demografía de la ciudad y líderes negros en cargos de representatividad, liderar ese colectivo con el apoyo de concejales de color es el paso a seguir.

“La ciudad necesita un liderazgo que represente a nuestras diversas comunidades y lo estamos viendo reflejado en el candidato demócrata a la Alcaldía, así como en el Defensor del Pueblo de la Ciudad, el presidente del condado de Queens y muchos otros en cargos públicos. La comunidad afroamericana es un gran ejemplo de cómo se unen con las comunidades latinas para asegurar que elijamos a líderes afroamericanos a cargos públicos”, comentó el hijo de inmigrantes ecuatorianos.

Moya destacó que en el pulso por la presidencia del Concejo haya otras voces latinas, pero advirtió que, al igual que el electorado hispano, no todos los candidatos son lo mismo.

“No somos todos iguales y valoramos temas de manera diferente. Tenemos diferentes experiencias y antecedentes étnicos, somos de diferentes razas, con diferentes creencias religiosas, multigeneracionales, monolingües, bilingües, trilingües, entre otras cosas”, dijo Moya.

Entre tanto, el concejal Rafael Salamanca, a quien algunos colegas ven como una posible carta sorpresa que tome fuerza en las próximas semanas, prefirió no referirse al tema para permitir que el proceso de elección se desarrolle bien.

Por el lado de los contendores de los candidatos hispanos, Justin Brannan, quien aparece en los sondeos como el “caballo a la delantera”, defendió su postulación a la presidencia del Concejo y recordó que aunque sea un político blanco, siempre ha estado del lado de la clase trabajadora y ha promovido luchas por los latinos y comunidades afro.

No se puede negar quién soy. Tengo el deber de aprovechar mi privilegio y elevar a los líderes indígenas, negros y personas de color, específicamente a las latinas, en los principales puestos de liderazgo. Estoy orgulloso de apoyar a tantos latinos, mujeres y mujeres de color durante sus campañas, y yo continuaré apoyándolos como presidente del Concejo”, aseguró el concejal.

Habrá que esperar para saber si el poder latino conquistado en las urnas del Concejo se verá reflejado en la presidencia de esa corporación o no.

Eventual Composición del nuevo Concejo Municipal 2022

  • 2 de Noviembre serán las elecciones generales en NY.
  • 51 son los miembros del próximo Concejo Municipal.
  • 29 de los nuevos miembros del Concejo serán mujeres.
  • 21 de los nuevos concejales serán hombres.
  • 1 curul está pendiente por definir entre un hombre y una mujer.
  • 3 candidatos a presidente del Concejo Municipal son latinos.
  • 2 de ellas son mujeres hispanas.
  • 2 candidatos son hombres blancos.
  • 1 candidata es afroamericana.
  • 35 concejales a partir del 2022 serán nuevos.
  • 15 latinos llegarán al Concejo Municipal 2022.
  • 10 concejales latinos serán mujeres.
  • 14 concejales son negros.
  • 11 concejales negros serán mujeres.
  • 3 concejales negros serán hombres
  • 16 concejales son blancos.
  • 11 de ellos son hombres.
  • 5 concejales del nuevo Concejo son asiáticos.
  • 1 concejal asiático es hombre.