Prueban conexión de tren desde LIRR Jamaica a Grand Central

La nueva terminal de pasajeros del proyecto East Side Access abre oficialmente en diciembre de 2022

La gobernadora Kathy Hochul durante el viaje de prueba de LIRR.
La gobernadora Kathy Hochul durante el viaje de prueba de LIRR.
Foto: Marc A. Hermann/MTA / Cortesía

Este domingo, durante la celebración  de Halloween, la gobernadora de Nueva York Kathy Hochul participó en un viaje de prueba del tren de Long Island Rail Road  (LIRR) hasta  la estación Grand Central, un hito en el  esperado proyecto East Side Access que se abrirá al público en el 2022.

La mandataria estatal resaltó el hecho de que el proyecto de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) es un modelo para los sistemas de transporte modernos mientras se mira hacia el futuro posterior a la pandemia.

“Como la primera terminal de trenes moderna construida en más de medio siglo, el proyecto de acceso al East Side ampliará el servicio ferroviario, reducirá los tiempos de viaje al este de Manhattan desde Queens y Long Island, y reducirá la aglomeración. Este es otro ejemplo más de Nueva York liderando el camino a medida que nos recuperamos de la pandemia”, manifestó Hochul.

En la actualidad, el LIRR termina en Penn Station, lo que obliga a quienes viajan desde Long Island  y trabajan en el lado este de la Gran Manzana a utilizar otros modos de transporte para ir al trabajo. Con esta nueva conexión se brinda un servicio directo más rápido para los viajeros de Long Island y Queens al East Side de Manhattan, con hasta 24 trenes por hora y reduciendo el tiempo de viaje para los usuarios en 40 minutos por día.

La nueva estación en  Grand Central Terminal incluye un vestíbulo de pasajeros del LIRR de 350,000 pies cuadrados con nuevas entradas a lo largo de Madison Avenue, 25 tiendas minoristas, WiFi y servicio celular, nuevas instalaciones de arte y señalización digital con tiempo real de información de trenes. Se espera que la entrada en 347 Madison Avenue que se está construyendo en la calle 45 como parte de la remodelación de la antigua sede de la MTA sirva a 10,000 personas por día.

Diecisiete escaleras mecánicas de 182 pies, las más largas del sistema MTA, conectarán a los viajeros entre la nueva explanada   y el mezanine de la terminal de trenes a 140 pies debajo de Park Avenue.

“Este desarrollo inteligente orientado al tránsito ayudará estimular el crecimiento económico, proporcionar mejores conexiones con Metro-North Railroad y conducir a una reducción del tráfico de automóviles y una mejor calidad del aire en la región”, indicó por su parte el presidente interino y director ejecutivo de MTA, Janno Lieber.

Originalmente concebido en la década de 1960, el proyecto se desarrolló en la década de 1990 y el trabajo comenzó en serio en Queens y Manhattan en 2006.

 “En 2022, no solo brindaremos más opciones para nuestros pasajeros al East Side de Manhattan, sino que también les brindaremos instalaciones de última generación debajo de la terminal Grand Central existente”, dijo el presidente de LIRR Phil Eng. “El LIRR sigue siendo líder en la reducción de la contaminación y en estimular  la economía del estado de Nueva York”.