Residentes en México vacunados contra la COVID-19 se quejan de no poder cruzar a EE.UU. vía terrestre por haber sido inmunizados con dosis de Sputnik-V o CanSino

Cruzar la frontera entre México y EE.UU. no es tan simple como suena tras la entrada en vigor de las nuevas regulaciones del Gobierno de Joe Biden que abren las fronteras terrestres y aéreas para las personas completamente vacunadas contra la COVID-19 con las dosis aprobadas por la FDA y los CDC; muchos extranjeros han experimentado inconvenientes para ingresar a EE.UU.

Un grupo de viajeros cruza las instalaciones de los puertos terrestres que conectan con El Paso, Texas, en Ciudad Juárez, estado de Chihuahua, México.
Un grupo de viajeros cruza las instalaciones de los puertos terrestres que conectan con El Paso, Texas, en Ciudad Juárez, estado de Chihuahua, México.
Foto: Luis Torres / EFE

Las nuevas regulaciones de la Administración Biden que establecieron desde este lunes, 8 de noviembre, la apertura de las fronteras terrestres y aéreas para los extranjeros inmunizados contra la COVID-19 han provocado malestar, particularmente, entre mexicanos que obtuvieron las dosis de Sputnik-V y CanSino, vacunas que no han sido aprobadas por la FDA y la OMS.

Los adultos no inmigrantes que quiera cruzar hacia EE.UU. desde México deben haber recibido vacunas autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) o por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Específicamente, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) indicó en un comunicado en su sitio web que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) determinó que las personas que quieran ingresar al país, ya sea por la vía terrestre o aérea, deben contar con una de las vacunas autorizadas por la FDA o de la Lista de Uso de Emergencia  (EUL) de la OMS.

Aunque la vacuna rusa Sputnik – V se usa en alrededor de 70 países, la misma aún no ha sido aprobada por la FDA. Tampoco la CanSino.

México, es particular, ha recibido casi 12 millones de dosis de CanSino y casi 20 millones de Sputnik-V desde que inició el proceso de vacunación a principios de año.

Sin embargo, los residentes con las dos dosis requeridas de esas vacunas ahora buscan recibir las inyecciones de vacunas como Pfizer, Moderna, AstraZeneca o Johnson & Johnson, para así no tener impedimento de entrada a EE.UU.

“Nos jodieron a los que nos pusimos esta vacuna”, dijo a Associated Press, Rosenda Ruiz, de 52 años, una gerente de relaciones públicas en la Ciudad de México que recibió Sputnik V. “Hay muchos mexicanos que quieren viajar, pero nosotros no podemos. Estoy pensando en ponerme cualquier otra vacuna que pueda conseguir”, puntualizó.

En entrevista con Telemundo, otros mexicanos expresaron la misma incomodidad.

“Lo que quisiéramos es que se abriera un poquito más la posibilidad o de reforzar la vacuna aquí en México o establecer otra norma para poder cruzar a EE.UU.”, planteó Rolando Flores.

El DHS detalló que a partir del 8 de noviembre los no ciudadanos documentados que estén completamente vacunados contra el coronavirus podrán ingresar a EE.UU. a través de los límites fronterizos con Canadá y México para viajes no esenciales, ya sea para visitar a parientes o por turismo.

Antes de embarcarse en el viaje, los extranjeros deben cumplir con lo siguiente:

1. Mostrar prueba de vacunación de dosis aprobadas por las autoridades de salud en EE.UU., de acuerdo con las guías de los CDC.

2. Atestiguar verbalmente a oficiales de la Patrulla Fronteriza (CBP), durante la inspección, el estatus de su proceso de vacunación.

3. Los viajeros deben presentar el documento de cumplimiento conocido como ” Western Hemisphere Travel Initiative” (WHTI), ya sea por medio de un pasaporte válida (o visa de ser requerida), tarjeta del Programa de Pasajero Confiable (Trusted Traveler Program), Tarjeta de cruce de frontera (Border Crossing Card), Licencia de conducir mejorada (Enhanced Driver’s License) o Tarjeta tribal mejorada (Enhanced Tribal Card).