Llamado a la calma ante cierre de un plantel en NYC por 22 casos de Covid-19

Padres de familia de la escuela PS 166 de Astoria se mostraron sorprendidos al saber del brote en el plantel, mientras se acercaban este miércoles a reclamar iPads para que sus niños estudien 10 días en clases virtuales, fecha en que volverán a lecciones presenciales

Marisol Quiñones y su hijo Adan a la salida de la escuela PS.166
Marisol Quiñones y su hijo Adan a la salida de la escuela PS.166
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

El martes por la noche, Marisol Quiñones recibió un email de la escuela PS.166 de Astoria, Queens, donde su hijo Adan cursa primer grado de primaria, en el que le informaban que desde este miércoles las clases presenciales serían suspendidas, debido al hallazgo de 19 casos de COVID entre niños y 3 miembros del personal del plantel, para un total de 22. El regreso presencial fue pautado para el lunes 22 de noviembre.

La madre boricua se preocupó por la noticia, pero este miércoles acudió muy temprano a las instalaciones de la escuela, en compañía de su niño, a reclamar el iPad que el plantel entregó a aquellos pequeños que no contaban con equipos para tomar lecciones virtuales, y allí dijo no culpar al plantel, por algo que definió como “un suceso que no se puede controlar”.

“Obviamente genera preocupación saber que hay tantos casos descubiertos entre los niños, pero desde que la escuela inició clases en septiembre, siento que ha hecho un buen trabajo cuidando a los pequeños, y no creo que debamos culparlos por un virus que igualmente sigue por todas partes y no se quiere ir”, aseguró la madre, mientras esperaba a las afueras de la escuela con su hijo, que dijo sentirse “bien”.

La puertorriqueña agregó que a pesar de estar alarmada, no le hará prueba de COVID a su niño, porque no presenta síntomas y mencionó que no hay otra opción que tomar las cosas con calma.

Antonia Sebastián, quien tiene a sus dos niños pequeños cursando primaria en el mismo plantel, tampoco arremetió contra la escuela por los casos de COVID descubiertos, que llevaron al cierre de la escuela, pero sí culpó a padres de familia, a quienes llamó irresponsables por actuar de manera relajada en su día a día, dejando de lado las normas básicas de protección contra el COVID.

La escuela hace lo que puede y lo hace muy bien. Aquí siempre están limpiando, tienen a toda la gente que trabaja vacunada y toman el COVID con mucha seriedad, pero sé de muchos papás que siguen yendo a fiestas masivas, no usan tapabocas y no se cuidan, llevando así el COVID a sus casa y así fue como seguramente llegó hasta aquí y sabemos que se transmite muy rápido”, dijo la preocupada madre.

“Mi regaño no es para la escuela, es para los adultos que todavía creen que el COVID ya es inofensivo. Ellos deben tomar esto con más cuidado, especialmente si tienen niños”, agregó la mexicana, al tiempo que mencionó que a pesar de que este miércoles iba a empezar el programa de vacunación contra el COVID en la escuela PS 166,no está de acuerdo en vacunar a sus pequeños.

“Yo ya me vacuné y pienso que los adultos deben vacunarse, pero no estoy de acuerdo con vacunar todavía a los niños, más cuando los adultos irresponsables siguen en fiestas y cosas masivas”, agregó la madre.

El cierre de la escuela primaria de Astoria, localizada en la calle 33 con avenida 35, también generó alarma entre vecinos como Juan Manuel Martínez, quien se mostró sorprendido al saber que el plantel estará cerrado por 10 días debido a los casos de COVID.

“Me preocupa oír que esto está pasando aquí nomacito en la esquina de la casa. Saber que en una sola esquina hay casi 20 personas contagiadas de COVID es un asunto serio y creo que deberían hacer un programa especial de pruebas en las calles circunvecinas para que todos estemos tranquilos”, dijo el angustiado padre, quien se alarmó más, al mencionar que no está vacunado.

Y aunque el cierre de la escuela, la segunda que se clausura de manera completa en la Gran Manzana desde que inició el año escolar en septiembre (la otra fue la PS 79 de Harlem) generó inquietud en Astoria, las autoridades escolares y la Administración De Blasio dieron un parte de tranquilidad, asegurando que en la amplia mayoría de los planteles esa no es la historia.

“Tenemos un nivel increíblemente bajo de COVID en nuestras escuelas. Entonces, cambiamos las reglas. Seguimos la guía de los CDC y cambiamos las reglas de cómo manejamos estos casos. Creo que esta es la segunda vez que cerramos una escuela por completo”, dijo De Blasio. “Creo que el hecho de que hayamos estado en las escuelas en septiembre, octubre, noviembre y solo un par de veces es bastante sorprendente. Y dice mucho de todas las precauciones que se tomaron para crear un entorno seguro”.

La Canciller de escuelas, Meisha Ross Porter, también dio una voz de tranquilidad, y dijo que gracias al seguimiento que se hizo en la escuela pública de Astoria, se pudieron tomar medidas a tiempo.

“Este es un ejemplo de nuestro enfoque estándar de oro para la salud y la seguridad, pues, comenzamos la investigación de inmediato”, dijo la funcionaria. “Estoy muy orgullosa de cómo el liderazgo de la escuela y la P.S. 166 y la sala de situaciones actuaron tan rápido. Como dijiste. Este es nuestro segundo cierre. Es 10 de noviembre. Y eso significa que estamos haciendo algo bien”.

El presidente del condado de Queens, Donovan Richards, Jr., aprovechó para hacer un llamado a los padres para que vacunen a sus hijos, a fin de que todos puedan estar más seguros y tranquilos.

“Insto a todos los residentes, a todos los padres, a los seres queridos de los niños a que vacunen a sus hijos. Ya le prometí a (mi hijo) un helado cuando se vacune. Así que ese es un incentivo que disfrutará si se vacuna el transcurso de los próximos días”, dijo Richards.

El presidente de la Federación Unida de Maestros, Michael Mulgrew, dijo que la decisión de cerrar la escuela fue la correcta.

“Nadie quiere cerrar las escuelas, pero era necesario en esta situación para mantener seguros a los estudiantes y al personal”, aseguró el representante de los maestros.

Al final del día, el Departamento de Educación (DOE) defendió los protocolos de seguridad con los que se han venido manejando las escuelas de la Gran Manzana, y dijo que el porcentaje de contagios es extremadamente bajo en las aulas, de tan solo el .19%.

Con el cierre de la escuela PS.166, el DOE dijo que el porcentaje de salones en todos los cinco condados en cuarentena es extremadamente bajo, pues solo 126 aulas están cerradas, de un total de 65,000 que hay en las más de 1,000 escuelas, y se declararon prestos a apoyar a los padres y estudiantes de la escuela de Queens.

“Este es el primer cierre de una escuela desde septiembre, pero estamos listos para apoyar a todos los estudiantes de la escuela PS 166 tiene un dispositivo para que puedan participar en el aprendizaje remoto en vivo, y estamos trabajando en estrecha colaboración con la comunidad escolar”, dijo Nathaniel Styer, vocero del DOE. “Las escuelas de la ciudad de Nueva York tienen el estándar de oro en salud y seguridad, con todo el personal escolar vacunado y una tasa de positividad increíblemente baja del 0.19 por ciento”.

Datos del cierre de la escuela PS. 166 en Queens

  • 10 de noviembre cerró la escuela
  • 19 de noviembre será el último día del cierre
  • 22 de noviembre reabrirá la escuela
  • 22 casos de COVID se encontraron en la escuela PS.166
  • 19 son estudiantes
  • 3 son miembros del personal
  • 34 casos ha habido en total este año escolar en esa escuela