Un hombre de Carolina del Norte recibe $6 millones por haber pasado más de 20 años en una cárcel por un crimen que no cometió

Un detective falsificó evidencia y realizó una investigación inadecuada que condujo a la condena del hombre por doble asesinato e incendio premeditado. El acusado ahora recibirá $6 millones en compensación

El hombre pasó 21 años y medio en prisión por un crimen que no cometió.
El hombre pasó 21 años y medio en prisión por un crimen que no cometió.
Foto: Falkenpost / Pixabay

Un jurado federal le otorgó a un hombre de Carolina del Norte, que pasó más de 20 años en prisión, $6 millones de dólares, luego de encontrar que un detective falsificó evidencia y realizó una investigación inadecuada que condujo a la condena del hombre por doble asesinato e incendio premeditado.

Un jurado encontró que el ex detective de la policía Darryl Dowdy, de Durham, inventó evidencia en el caso y en el juicio en donde Darryl Howard fue condenado en 1995 por matar a Doris Washington, de 29 años, y a su hija Nishonda, de 13 años, en 1991.

Howard fue sentenciado a 80 años, pero su sentencia se acortó en 2016 cuando un juez del condado de Durham anuló sus condenas, citando mala conducta policial y fiscal. En 2017, Howard presentó una demanda federal de derechos civiles que acusó a Dowdy y a la ciudad de Durham de tomar acciones que resultaron en que Howard fuera condenado injustamente.

Howard y uno de sus abogados describieron el veredicto federal como mixto. Están contentos de que el jurado haya reconocido las fechorías de Dowdy, pero dijeron que esperaban una cifra mucho más cercana a los $48 millones de dólares en daños que habían solicitado.

Howard dijo que no siente que se haya hecho justicia. “Estoy feliz por el veredicto, pero estoy un poco molesto por los daños”, dijo Howard.

Las dos décadas en prisión fueron muy difíciles y valieron más de $6 millones, dijo. “Imagínense, estuve 23 años en prisión”, dijo.

“Creo que el veredicto no valora el sufrimiento por el que pasó Darryl”, dijo Nick Brustin, uno de los abogados de Howard, de acuerdo con The News & Observer.

Los abogados de Howard habían solicitado $48 millones en daños: $2 millones por cada año de los 21 años y medio que pasó en prisión y $5 millones por el impacto en su vida después de su liberación.

Dowdy, de 65 años, quien niega las acusaciones en la demanda, trabajó para el Departamento de Policía de Durham durante 36 años antes de jubilarse en 2007. Su abogado, Nick Ellis, dijo que aceptan la decisión del jurado, pero no están de acuerdo con sus conclusiones.

La investigación de Dowdy comenzó hace 30 años después de que los bomberos encontraron a Washington y a su hija adolescente muertas en un apartamento de vivienda pública incendiado después de la medianoche del 27 de noviembre de 1991.

Estaban desnudas, acostadas boca abajo en una cama, estranguladas y golpeadas. Las autopsias encontraron un desgarro en la vagina de Washington y esperma en el ano de Nishonda. Washington murió de un golpe en el pecho y su hija murió estrangulada.

Cuatro años después, un jurado condenó a Howard por incendio provocado y dos cargos de asesinato en segundo grado. Howard argumentó que la pareja fue violada y asesinada por una banda peligrosa y que él era inocente ya que su ADN no estaba vinculado al esperma encontrado en el adolescente.

En el juicio penal de 1995, Dowdy testificó que nunca sospechó que los asesinatos involucraran agresiones sexuales, ya que el médico forense no describió esa posibilidad en su informe. Dijo que creía que el esperma era de relaciones sexuales consensuales que Nishonda tuvo con su novio.

Los abogados de Howard argumentaron que Washington y su hija fueron violadas y asesinadas por los New York Boys, una violenta pandilla callejera que vendía drogas en el complejo de viviendas públicas de Few Gardens donde ocurrieron los crímenes.

Washington vendió o almacenó drogas en su apartamento de dos pisos para la pandilla, y ella y Nishonda fueron violadas y asesinadas para enviar un mensaje después de que Doris les quedó debiendo dinero, según argumentaron los abogados de Howard.

Aproximadamente un año después de los asesinatos, Dowdy le dio detalles del asesinato a Angela Oliver, quien en ese entonces era una prostituta adicta a las drogas con graves enfermedades mentales.

En una declaración grabada para el jurado de 1995, Oliver dijo que vio a Howard golpear a Washington, llevarla arriba mientras ella gritaba que su hija estaba en casa y lo escuchó decir que tenía que quemar sus cuerpos.

Sin embargo, Oliver se retractó de su testimonio en una declaración de agosto, diciendo que Dowdy le había dado esa información.

También te puede interesar:

Un hombre demanda a Folgers afirmando que no salen el número de tazas de café que anuncian en sus latas