Variante Ómicron provoca retrasos en el Subway de NYC por falta de personal

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) anuncia que en los próximos días los usuarios tendrán que esperar más por los trenes

Hasta el mediodía de este lunes el servicio de trenes se mantenía estable.
Hasta el mediodía de este lunes el servicio de trenes se mantenía estable.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

La velocidad con la cual avanza el número de contagios de la variante ómicron del COVID-19 en la ciudad de Nueva York, de acuerdo con todas las proyecciones, se traducirá en los próximas días en una mayor lentitud en ciertos servicios como el Subway de la Gran Manzana.

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) anunció que sin dudas todo indica que los tiempos de espera para miles de usuarios serán más prolongados esta semana previa a las fiestas de fin de año, debido a que muchos empleados han tomado tiempo libre por enfermedad tras dar positivo, lo que está teniendo efectos negativos en la operatividad y frecuencia de los trenes.

“Como todo el mundo, en Nueva York nos ha afectado el aumento de COVID-19. Estamos tomando medidas proactivas para brindar el mejor y más consistente servicio posible. Eso significa que puede esperar un poco más por su tren”, especificó la MTA en la red social twitter.

La MTA precisó que estaba trabajando para aplicar las nuevas reglas de cuarentena simplificada recomendadas por las autoridades de Salud, que ahora permiten que los empleados esenciales regresen al trabajo cinco días después de dar positivo por COVID-19, siempre que estén completamente vacunados y asintomáticos, cuando antes tenían que estar aislados al menos 10 días.

“Estamos tomando medidas proactivas para brindar el mejor servicio posible esta semana y mantener seguros a nuestros empleados“, agregó la agencia de transporte.

Usuarios consultados del Subway destacan que hasta este lunes post navideño todos los tiempos lucían regulares, pero avizoran que todo cambiará. (Foto: F. Martínez)

“Todo se pondrá peor”

Este lunes, después del fin de semana de Navidad, varios usuarios consultados reportaron normalidad en los tiempos de espera, pero presumen que en los próximos días todo “se pondrá peor”.

“He tomado varios trenes desde temprano y todo está muy normal. Me he movido rápido, pero lo del  virus se está poniendo muy mal de nuevo. Estoy segura que en cuestión de días todo se verá afectado de nuevo. Esto está de vuelta”, comentó una usuaria de origen puertorriqueño al salir de la estación Columbus Circle, en Manhattan.

Entre tatno, la pareja de dominicanos Rosa y Héctor Jiménez, residentes de Washington Heights, reportaron que lamentablemente tuvieron una emergencia médica el pasado fin de semana que los llevó a usar metros y autobuses. Su conclusión es que hasta este lunes al mediodía todo el servicio tenía un ritmo regular.

“No tuvimos que esperar más de la cuenta. Pasó rapidito. Y la ventaja es que hay menos gente en los vagones por las vacaciones”, agregaron.

A la fecha la autoridad de transporte no habían detallado cuántos trabajadores se han visto afectados por la nueva oleada pandémica, provocada por la variante Ómicron.

Otros servicios que son afectados

Los trenes no son la única forma de transporte y servicio que sufre. Por cuarto día seguido, este lunes cientos de vuelos nacionales fueron cancelados, luego que durante el fin de semana festivo miles fueran afectados debido a que el COVID-19 enfermó a un número incalculable de tripulaciones de aerolíneas.

Solo en los aeropuertos LaGuardia y JFK de la ciudad de Nueva York, 75 vuelos se cancelaron, retrasaron o se reprogramaron, entre el viernes y el domingo, durante una de las temporadas de viaje más concurridas del año.

Aunque las autoridades de Nueva York ante el aumento de cinco veces el número de casos de la infección viral en la Gran Manzana, han negado la posibilidad de órdenes ejecutivas de cierres preventivos, los contagios grupales reportados en algunos entornos laborales han generado algunas consecuencias.

Por ejemplo, en los días previos de la Navidad cinco musicales de Broadway fueron cancelados porque parte de su elenco dio positivo en COVID-19. También cientos de restaurantes cerraron sus puertas de manera provisional por la misma razón.

Durante el pasado fin de semana festivo se revelan otras consecuencia del avance de Ómicron: los equipos de los técnicos de emergencias médicas del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York (FDNY) enfrentaron escasez de personal.

De acuerdo con lo revelado por medios locales, aproximadamente el 19% de los más de 4,000 de estos trabajadores, informaron estar enfermos solamente el pasado sábado.

Un portavoz del FDNY, entrevistado por la cadena NY1, djo que lo normal es que el 5% de la fuerza laboral llamen enfermos o por cualquier circunstancia personal en un día determinado. En este caso, la escasez se debe a que los trabajadores “contraen el virus o tienen que aislarse debido a la exposición a alguien infectado”.

El día de Navidad, el FDNY recibió alrededor de 4,500 llamadas de ambulancia, un 10% más que en años anteriores.