Flurona: en qué consiste la doble infección de los virus de la gripe y el covid-19

La flurona es la coexistencia en una persona de los virus de la gripe y el covid-19; ¿es peligrosa? ¿agrava los síntomas? ¿se puede evitar?

Desde el inicio de la pandemia ha habido cierto recelo a la coexistencia entre la ola de gripe y la ola de coronavirus.
Desde el inicio de la pandemia ha habido cierto recelo a la coexistencia entre la ola de gripe y la ola de coronavirus.
Foto: Andrea Piacquadio / Pexels

En los últimos días hemos sido testigos de un hecho esperado y preocupante según los medios de comunicación: la coexistencia en una persona de dos virus a la vez, el de la gripe y el covid-19, el cual fue bautizado como “la flurona”.

Tras dos años de pandemia, los expertos aseguran que esta combinación se confirmó en Israel, aunque al parecer ya había ocurrido antes, incluso en España.

Aunque ahora parece que podría tratarse de una situación peligrosa, posiblemente no sea tan grave; primero, se debe analizar si este hecho ocurría desde el principio de la pandemia, o con mayor frecuencia de la que imaginábamos.

Virus respiratorios en los humanos

Más de dos centenares de virus provocan enfermedades respiratorias en los humanos; de ellos, la mayoría producen síntomas muy parecidos como la sinusitis, faringitis, laringitis, traqueitis, bronquitis, entre otras enfermedades.

Hace algunos años se hizo un estudio sobre virus que viven con nosotros y que se localizan en los pulmones y se encontraron hasta 19 tipos diferentes.

Estos virus son los redondovirus y no provocan enfermedad, a no ser que nuestro sistema inmunitario sea débil; la relación entre virus y enfermedad es relativamente compleja ya que todo depende de la gravedad de los síntomas que produzcan.

En muchos casos, los síntomas son tan leves que ni siquiera los apreciamos ya que la relación entre el virus y el sistema inmunitario no produce respuestas agresivas.

En otros casos, incluso los virus son útiles para prevenir otras enfermedades como infecciones bacterianas, ya que las células a las que infectan no son nuestras sino de bacterias y así controlan la población de bacterias que podrían producirnos enfermedades.

Las proteínas de la gripe y del covid-19

Los virus de la gripe contienen dos proteína importantes en su membrana que los caracteriza:

Se trata de la hemaglutinina (H), que sirve para infectar a las células uniéndose a un azúcar de la membrana (el ácido siálico) y la neuraminidasa (N), que utilizan los nuevos viriones para separarse del ácido siálico y poder infectar a una nueva célula.

En humanos se han caracterizado 18 tipos de hemaglutinina y 11 tipos de neuraminidasa y su combinación determina el tipo de virus que nos afecta año tras año.

Algunas combinaciones se han demostrado muy letales, como la H5N1, pero no han presentado capacidad para poder dispersarse entre los humanos con facilidad, por ahora.

Los coronavirus, sin embargo, utilizan otro mecanismo ya conocido. Su proteína Spike (S) se une a la proteína ACE2 del epitelio respiratorio (incluido el pulmonar) y así infectan las células del tracto respiratorio.

Otra gran diferencia entre los virus de la gripe y los coronavirus es su genoma. Mientras que en los virus de la gripe el genoma está constituído por 8 trozos de ARN negativo, el de los coronavirus está formado por una sola hebra de ARN positivo.

Eso supone que el mecanismo respectivo de replicación del genoma es muy diferente.

Además de que, en el supuesto remoto de que ambos virus infectasen a la misma célula, es imposible que se produzcan combinaciones de sus genomas, que puedan dar lugar a un virus viable con características híbridas.

La posibilidad, en el caso de que existiera, sería extremadamente remota y supondría una auténtica sorpresa molecular.

Los virus de la gripe y los coronavirus no son lo mismo

Desde el inicio de la pandemia ha habido cierto recelo a la coexistencia entre la ola de gripe y la ola de coronavirus.

No es porque sean dos virus similares, que no lo son, sino porque ambos pueden producir saturación del sistema sanitario por separado, como ya han demostrado.

Los virus de la gripe pertenecen a la gran familia de los ortomixovirus. En esta familia tenemos a los influenzavirus A, B, C y D.

El verdadero riesgo está en los síntomas

El peligro de la coinfección con dos virus respiratorios agresivos como el SARS-CoV-2 y un virus de la gripe al mismo tiempo se encontraría en la respuesta a la infección, es decir, en los síntomas.

La gripe estacional es capaz de producir miles de muertes anuales por sí misma, incluso en personas vacunadas, ya que sus sistemas inmunológicos no pueden atajar la infección.

Por lo tanto, si ambos virus coinfectan a una persona inmunológicamente deprimida, su acción combinada generarían síntomas ya conocidos como la neumonía, la tormenta de citoquinas y el fallo multiorgánico que también se dan en los casos de gripe, virus respiratorio sincitial, neumococos y otros patógenos respiratorios por separado.

En cualquier caso, debe estar claro que para estar prevenidos frente a la gripe y a la infección por covid-19, la mejor estrategia es reforzar al sistema inmunológico con la vacunación.


También lee:
· “Flurona”: el contagio de gripe y COVID-19 simultaneo que tuvo su primer caso en una mujer embarazada de Israel
· IHU: Descubren nueva variante del Covid-19 con más mutaciones que Ómicron
· Ómicron ha llevado a muchas empresas de EE.UU. a retrasar el regreso a la oficina