Corte Suprema bloquea mandato de vacunas contra COVID-19 de Biden para grandes empresas

El Máximo Tribunal de EE.UU. detuvo el requisito de vacunación o prueba negativa de COVID-19 impulsado por la Administración Biden para las empresas con más empleados en el país, debido a preocupaciones legales del mandato

La Corte Suprema no avala orden de vacunación contra COVID-19 de Biden.
La Corte Suprema no avala orden de vacunación contra COVID-19 de Biden.
Foto: Getty Images

La Corte Suprema detuvo el requisito de vacunación o prueba negativa de COVID-19 impulsado por el presidente Joe Biden para los empleadores con más trabajadores en el país.

Los jueces expresaron dudas de que exista autoridad legal para un mandato tan amplio, a pesar de la pandemia de coronavirus y su incremento de casos en Estados Unidos.

Solamente los jueces liberales Stephen G. Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan apoyaron el mandato, el cual es defendido por la oficina de Seguridad Ocupacional y Administración de Salud del Departamento del Trabajo.

Un grupo de empresas y 27 estados gobernados por republicanos pidieron a al Máximo Tribunal que suspendiera los requisitos en el espacio de trabajo, el cual había sido confirmado un tribunal inferior.

“Aunque el Congreso indiscutiblemente le ha dado a OSHA el poder de regular los peligros ocupacionales, no le ha dado a esa agencia el poder de regular la salud pública de manera más amplia”, indica la opinión avalada en la Corte Suprema.

Agrega que exigir la vacunación de 84 millones de estadounidenses “simplemente porque trabajan para empleadores con más de 100 empleados ciertamente cae en la última categoría”, es decir, que la agencia sobrepasa su alcance.

La postura de los jueces liberales destacó las condiciones de emergencia sanitaria por la pandemia y apelaron a una postura sabia para actuar de acuerdo con la opinión de los expertos.

“Hoy en día, no somos sabios. Ante una pandemia que aún continúa, este Tribunal le esta diciendo a la agencia encargada de proteger la seguridad de los trabajadores que no puede hacerlo en todos los lugares de trabajo necesarios”, indicaron. “A medida que las enfermedades y las muertes continúan aumentando, este Tribunal le dice a la agencia que no puede responder de la manera más efectiva posible”.

La orden de la Administración Biden tenía excepciones de vacunación por motivos religiosos, pero los jueces rechazaron todo, incluso la realización de pruebas constantes u obligar al uso de mascarilla.

El presidente lamenta decisión

El presidente Biden expresó decepción por la decisión del Máximo Tribunal sobre su mandato para grandes empresas.

Me decepciona que la Corte Suprema haya optado por bloquear los requisitos de sentido común para salvar las vidas de los empleados de grandes empresas, los cuales se basaban directamente tanto en la ciencia, como en la ley”, consideró el mandatario. “Esta norma de emergencia permitía a los empleadores exigir vacunas o permitir que los trabajadores se negaran a vacunarse, siempre que se hicieran la prueba una vez por semana y usaran una mascarilla en el trabajo“.

El mandatario, sin embargo, celebró que los jueces permitieran la obligatoriedad de vacunación en centros médicos.

“La decisión de hoy de la Corte Suprema de confirmar el requisito de los trabajadores de la salud salvará vidas, las vidas de los pacientes”, señaló. “Así como las vidas de los médicos, enfermeras y otras personas que trabajan allí”.

Agregó que esta orden cubrirá a 10.4 millones de trabajadores de la salud en 76,000 instalaciones médicas.