Inglaterra pone fin al uso obligatorio de cubrebocas y al home office

El primer ministro Boris Johnson suspendió el uso de cubrebocas y el trabajo remoto en Inglaterra porque los científicos creen que la ola de la variante Ómicron ha tocado techo a nivel nacional

Boris Johnson, el primer ministro británico, ha sido criticado en varias ocasiones por su gestión de la pandemia en general.
Boris Johnson, el primer ministro británico, ha sido criticado en varias ocasiones por su gestión de la pandemia en general.
Foto: AFP / Getty Images

En una medida un tanto sorpresiva y cuando muchos países endurecen las medidas sanitarias ante la ola de contagios de Covid por la variante Ómicron, las personas en Inglaterra ya no estarán obligadas a usar cubrebocas en ningún lugar y se ha retirado la recomendación de trabajar desde casa desde la próxima semana, dio a conocer Reuters.

La medida fue anunciada por el primer ministro Boris Johnson, quien argumentó que los científicos creían que la ola de la variante Ómicron había tocado techo a nivel nacional.

“Debido a la extraordinaria campaña de refuerzos (de vacunas), junto con la forma en que la población ha respondido a las medidas del Plan B, podemos volver al Plan A en Inglaterra y permitir que las regulaciones finalicen a partir del jueves de la semana que viene”, comunicó el Primer Ministro.

El funcionario sostuvo que el certificado obligatorio de Covid-19 terminaría, pero que las empresas pueden optar por continuar con la solicitud de los pases si así lo desean.

Esas medidas se autorizaron previamente para frenar la rápida propagación de la variante Ómicron.

Inglaterra fue el primer país en limitar los viajes internacionales, lo que provocó una preocupación global sobre las mutaciones del Covid. Por esa razón en diciembre el país implementó la recomendación del trabajo remoto, el uso de mascarillas en interiores y la exigencia de certificados de vacunas para frenar la propagación del virus.

Y aunque los casos de contagio se multiplicaron hasta alcanzar cifras récord, las hospitalizaciones y las muertes no aumentaron en la misma medida, en parte por la campaña de refuerzos de vacunas en Reino Unido y a la menor gravedad de la variante.

La postura de Johnson de evitar confinamientos y convivir con el virus contrasta con la postura de cero tolerancia para el Covid-19, impuesta en China, Hong Kong, y en muchos otros países europeos.

El ministro de Sanidad, Sajid Javid, dijo que probablemente Reino Unido haya alcanzado ya el máximo de casos y hospitalizaciones.

El Primer Ministro, Boris Johnson, ha sido criticado en varias ocasiones por su gestión de la pandemia en general, y Reino Unido ha registrado 152,513 muertes por coronavirus, el séptimo total más alto a nivel mundial.

También te puede interesar:

Boris Johnson dice que los médicos estaban preparados para anunciar su muerte por coronavirus

Boris Johnson pide suministrar Dexametasona a miles de pacientes con coronavirus en Reino Unido

Reino Unido supera a Italia y ya es el lugar de Europa con más muertes por coronavirus