Bebé estuvo “cinco días” al lado de su madre muerta por sobredosis en refugio de Nueva York; padre prepara demanda millonaria

“Mi hija tiene que lidiar con esto mentalmente por el resto de su vida”, afirmó Quraan Laboy (31), alegando ante la Corte Suprema de Manhattan que la bebé estuvo cinco días abandonada en un refugio con su madre muerta

East River Family Center, 325 E 104th St, NYC.
East River Family Center, 325 E 104th St, NYC.
Foto: Google Maps

Una bebé de 15 meses quedó atrapada sola con el cadáver de su madre durante cinco días dentro de un refugio para personas sin hogar en East Harlem, afirmó su padre en documentos judiciales.

Trabajadores del “East River Family Center” hallaron a la infante Lyric Laboy acurrucada debajo de una cama el pasado 25 de julio cerca del cuerpo de su madre, Shelbi Westlake (26), quien había muerto por una sobredosis accidental, según la medicatura forense.

Lyric, “cubierta de heces humanas” y muy deshidratada, fue trasladada de urgencia al hospital, según una petición presentada por su padre, Quraan Laboy (31), ante la Corte Suprema de Manhattan, quien planea demandar a la ciudad y al Departamento de Servicios para Personas sin Hogar (DHS) por $5 millones de dólares en daños.

La agencia negó que la bebé se hubiese quedado sola durante cinco días, pero tampoco dijo cuánto tiempo fue, destacó New York Post. El incidente está bajo investigación, dijo DHS, y agregó que ahora se requiere que el refugio realice controles de bienestar cada noche para cualquier residente que no haya firmado la lista.

La niña no se ha recuperado por completo, según su padre. “No sé cuánto tiempo sufrirá con esto. Ella tiene mucha ansiedad por la separación”, afirmó Laboy sobre la bebé, quien perdió siete libras durante la terrible experiencia y ahora odia que la deja sola, por lo que tuvo que abandonar su trabajo en la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York (NYCHA) para cuidarla a tiempo completo.

Seis meses después, Lyric recuperó el peso que perdió, pero llora por su madre casi todas las noches, afirma su padre. “Tuve que dejarlo todo. Ella es mi prioridad número uno en este momento”, afirmó. “Mi hija tiene que lidiar con esto mentalmente por el resto de su vida”.