Un hombre encuentra con un detector de metales una moneda antigua valuada en más de $850,000 dólares

Michael Leigh-Mallory, de 52 años, encontró un centavo de oro de Enrique III enterrado en unas tierras de cultivo en el pueblo de Hemyock, en Devon, Inglaterra. El comprador de la moneda, que pagó £648,000 libras esterlinas (más de $850,000 dólares), dijo que la prestará a un museo o institución para que se exhiba

Leigh-Mallory planea continuar con su pasatiempo de detección de metales, aunque no espera volver a encontrar algo de tanto valor de nuevo.
Leigh-Mallory planea continuar con su pasatiempo de detección de metales, aunque no espera volver a encontrar algo de tanto valor de nuevo.
Foto: Angyalosi Beata / Shutterstock

Un hombre que tenía como pasatiempo caminar con un detector de metales se llevó la sorpresa de su vida recientemente al descubrir una rara moneda de oro valuada en nada menos que £648,000 libras esterlinas (unos $874,751 dólares).

Michael Leigh-Mallory, de 52 años, encontró el centavo de Enrique III enterrado en unas tierras de cultivo en el pueblo de Hemyock, en Devon, Inglaterra.

Su sorprendente hallazgo se produjo durante su primera salida con el detector de metales después de 10 años de no hacerlo. Anteriormente ya tenía este pasatiempo, pero lo dejó debido a que tuvo familia. Sin embargo, sus hijos lo motivaron a retomar el pasatiempo para que los levara a ellos también.

Sin darse cuenta del valor de la moneda, Leigh-Mallory publicó una foto en las redes sociales donde un especialista de la casa de subastas Spink en Londres la vio.

Se dice que el centavo extremadamente raro representa el primer retrato verdadero de un rey inglés en el trono desde la época de Guillermo el Conquistador.

El comprador de la moneda, que pagó £648,000 libras esterlinas, dijo que la prestará a un museo o institución. Solo se sabe que existen ocho de monedas como esta, la mayoría de las cuales ya se exhiben en museos.

Leigh-Mallory planea dividir las ganancias con el propietario de la granja donde encontró la moneda y usar el resto para ayudar a financiar el futuro de la educación de sus hijos.

De acuerdo con el diario Express, Leigh-Mallory dijo: “Realmente es bastante surrealista. Solo soy un tipo normal que vive en Devon con su familia, por lo que esta es una suma de dinero que les cambiará la vida y que se destinará a su futuro”.

“Emily y Harry son una parte muy importante de esta historia. Solía ser un detector de metales entusiasta, pero una vez que tuve una familia, el detector terminó siendo guardado en un armario”, añadió.

Después de encontrar la moneda, Leigh-Mallory visitó la tumba de Enrique III en la Abadía de Westminster para darle las gracias.

Leigh-Mallory planea continuar con su pasatiempo de detección de metales, aunque no espera volver a encontrar algo de tanto valor de nuevo.

También te puede interesar:

La moneda mexicana de 50 centavos que cuesta casi $2,000 dólares