Juan Orlando Hernández, expresidente de Honduras, dispuesto a enfrentar la justicia tras petición de EE.UU. de extradición

El expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, afirmó que está dispuesto a colaborar con la Policía de su país, a pocas horas de que el Gobierno de Estados Unidos solicitara su extradición para enfrentar cargos por narcotráfico

El expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, podría enfrentar la justicia en EE.UU.
El expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, podría enfrentar la justicia en EE.UU.
Foto: NICHOLAS KAMM / AFP / Getty Images

En un sorpresivo mensaje vía Twitter, el expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo estar dispuesto a entregarse a las autoridades policiacas de su país para enfrentar acusaciones en su contra, luego de la petición de extradición hecha por el Gobierno de los Estados Unidos.

“El propósito de este mensaje es que la Policía Nacional, a través de mis apoderados, ha recibido ya el mensaje que estoy presto y listo para colaborar y llegar voluntariamente con su acompañamiento en el momento que el juez natural que designe la honorable Corte Suprema de Justicia así lo decida, para poder enfrentar esta situación y defenderme”, dijo Hernández.

A las 5:44 de la madrugada, tiempo de Honduras. Es decir, a las 6:44 de la mañana tiempo del Este en Estados Unidos, el exmandatario publicó el mensaje de audio en su cuenta oficial en Twitter.

Eso ocurrió a pocas horas de que The Washington Post revelara la petición formal de extradición hecha por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos contra Hernández, quien es señalado por proteger a miembros de cárteles, incluso “facilitar uso de personal de las fuerzas armadas hondureñas para su seguridad”.

El nombre del expresidente hondureño fue mencionado en los juicios a su hermano Antonio “Tony” Hernández y Geovanny Fuentes Ramirez, quienes enfrentaron procesos en la corte de Distrito Sur de Nueva York.

En alguno de los testimonios incluso se señaló que el exmandatario hondureño recibió sobornos de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, quien fuera líder del Cártel de Sinaloa y enfrenta cadena perpetua en Colorado.

El 7 de febrero, el Gobierno del presidente Joe Biden dio a conocer que el 1 de julio del 2021 integró al expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en una “lista negra” por corrupción y nexos con el crimen organizado, por lo que se negará su entrada al país con visa.

Fue el Departamento de Estado el responsable de confirmar la integración de Hernández a la lista de “Actores corruptos y antidemocráticos de los Estados Unidos”, bajo la Sección 353 de la Ley de Compromiso Mejorado del Triángulo Norte-Estados Unidos.

“Las personas enlistadas no son elegibles para visas y admisión a los Estados Unidos”, indicó la Administración Biden.

El proceso contra Hernández no se reportó antes y aunque la Administración Biden no menciona el motivo, entre julio y diciembre del año pasado el país centroamericano estaba en medio del proceso electoral, el cual fue ganado por la actual presidenta Xiomara Castro.

A inicios de febrero, el senador Bob Menéndez (Nueva Jersey), presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, pidió “marcar” a Hernández como “narcotraficante”.

“Como se detalla en nuestro informe al Congreso, según múltiples informes creíbles de los medios, Juan Orlando Hernández se ha involucrado en una corrupción significativa al cometer o facilitar actos de corrupción y narcotráfico”, indicó posteriormente el Departamento de Estado.