Récord mundial: más de 91,000 personas fueron al Camp Nou a ver el FC Barcelona-Real Madrid femenino [Video]

Este día será recordado como uno de los más especiales en la historia del fútbol femenino: más de 91,000 personas asistieron al Camp Nou a ver El Clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid de los cuartos de final de la Champions League Femenina. Así se vivió un nuevo récord mundial de asistencia en la disciplina

Mosaico de los fanáticos del FC Barcelona con el mensaje: "Más que empoderamiento".
Mosaico de los fanáticos del FC Barcelona con el mensaje: "Más que empoderamiento".
Foto: Alejandro García / EFE

El fútbol femenino recordará el 30 de marzo de 2022 como uno de los días más felices en la historia de la disciplina. En el Camp Nou se implantó un nuevo récord mundial de asistencia a un partido de fútbol femenino: 91,533 personas fueron a ver el FC Barcelona-Real Madrid de los cuartos de final de la UEFA Champions League Femenina.

Se jugaba el tercer Clásico en 17 días entre Barcelona y Real Madrid, y además, se definía a uno de los equipos que estarán en las semifinales del torneo continental de clubes más importante del mundo.

Desde antes de que ambos equipos llegaran al estadio blaugrana, el ambiente era de fiesta y nos permitía esperar una noche mágica, de esas que tanto han vivido los equipos masculinos y que poco a poco empiezan a disfrutar los clubes femeninos.

El Barcelona ganó la ida 1-3 y tenía todo para volver a dominar en el partido de vuelta. Y así fue: goleada contundente (5-2) para clasificar con un global de 8-3. Pero lo más impresionante e increíble no fue el marcador, sino el apoyo de los fanáticos que asistieron al Camp Nou a hacer historia.

91,553. Un Camp Nou prácticamente copado de personas que recibió a las chicas con el mensaje “Más que empoderamiento” a través de un mosaico. Más especial, imposible.

Hubo cánticos y palmas para despedir a las reinas del fútbol femenino en España. Jornada memorable para los casi 92,000 aficionados presentes, para las chicas que estuvieron en el terreno y para todo el mundo que lo vio desde casa.