El control local ayudará a prevenir choques fatales

Para salvar vidas, Albany debe actuar antes del final de la sesión actual

Los conductores que manejan a alta velocidad se han incrementado.
Los conductores que manejan a alta velocidad se han incrementado.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

En un sábado por la noche, alrededor de las 8:30 p.m. del pasado agosto, Murielle Gousse, una residente de Belmont de 44 años y madre de dos hijos, caminaba por Fordham Road con una amiga. Mientras la Sra. Gousse intentaba cruzar Fordham Road en Morris Avenue, a unas pocas cuadras de su casa, un sedán BMW llegó repentinamente a gran velocidad hacia el este por Fordham Road; ella y su amiga fueron atropelladas. A pesar de los mejores esfuerzos de los socorristas, fue declarada muerta en el Hospital St. Barnabas, dejando atrás a una familia perturbada y adolorida. Mientras tanto, el conductor del BMW que la atropelló huyó de la escena, otro choque de alta velocidad que se da a la fuga y que se ha vuelto demasiado frecuente durante la pandemia.

En todo el país, los choques a alta velocidad han aumentado dramáticamente en los últimos dos años; es una crisis urgente de salud pública nacional que los expertos creen que puede deberse, al menos en parte, a un aumento en el comportamiento de conducción arriesgado. En el Bronx, ya habíamos visto un aumento preocupante en la conducción a alta velocidad durante la pandemia, especialmente durante la noche y los fines de semana. A medida que la Ciudad de Nueva York comenzó a recuperarse y a abrirse, los malos hábitos y las consecuencias del exceso de velocidad durante la noche han sido muy difíciles de erradicar.

La policía de Nueva York pudo realizar un arresto por la muerte de la Sra. Gousse en noviembre pasado, sin embargo, necesitamos más herramientas para ayudar a prevenir choques mortales como este. Este trágico choque ocurrió dentro de una de las 750 zonas escolares en toda la ciudad que están protegidas por cámaras escolares de zona de velocidad. Lamentablemente, debido a una ley estatal que limita el funcionamiento de las cámaras de 6 a.m. a 10 p.m. de lunes a viernes, las cámaras más cercanas al choque se apagaron esa noche del fin de semana. Es por eso que nosotros, un senador estatal y un alto funcionario de la administración del alcalde Eric Adams, nos hemos unido para pedir a la legislatura estatal que cambie esa ley y otorgue a la Ciudad de Nueva York el control local total de las leyes de tránsito que rigen el cumplimiento automatizado.

Desde el comienzo de la pandemia, la cantidad de muertes que ocurren cuando se apagan las cámaras de velocidad ha aumentado y ahora representa el 60% de todas las muertes. Antes de la pandemia, las muertes durante esas horas representaban menos de la mitad de las muertes.

Sabemos que los radares de velocidad salvan vidas, ya que reducen el exceso de velocidad en más de un 70% en las zonas escolares, donde hemos visto disminuir las lesiones por choques de tráfico en un 14 %. Es importante saber que las cámaras no pueden y no previenen cada choque fatal, pero lo que si crean es una cultura de responsabilidad para los conductores que hace que nuestras calles sean mucho más seguras. Necesitamos expandir esta protección, como un mayor control de dónde se pueden ubicar estas cámaras. 

Bajo el liderazgo del portavoz Carl Heastie, la líder de la Mayoría Andrea Stewart-Cousins ​​y la gobernadora Kathy Hochul, tenemos una enorme oportunidad de hacer que nuestras calles sean más seguras. Cambiar estas leyes estatales no traerá de regreso a las víctimas de choques como Murielle Gousse, pero podría evitar que más vidas se pierdan innecesariamente en nuestras calles en los próximos años. ¡Ni uno más!

Gustavo Rivera representa el distrito 33 del Senado estatal en el Bronx, incluido Belmont. Ydanis Rodríguez es el comisionado del Departamento de Transporte de NYC