Diana Reyna: “Vamos a dar una campanada al comité central demócrata para que deje de ignorar a las comunidades hispanas”

La aspirante a vicegobernadora del estado de Nueva York, de padres dominicanos, está compitiendo en las internas del partido azul teniendo como aval 22 años de servicio público. En entrevista con El Diario reconoce que quienes dirigen su partido no tienen la mínima idea de las necesidades de la clase trabajadora latina

La exconcejal y exvicepresidenta del condado de Brooklyn acompaña en la fórmula en estas primarias al congresista Tom Suozzi.
La exconcejal y exvicepresidenta del condado de Brooklyn acompaña en la fórmula en estas primarias al congresista Tom Suozzi.
Foto: Campaña Diana Reyna / Cortesía

En los años 70, Los Sures era un vecindario de Brooklyn subrayado en el mapa de la Gran Manzana por la terrible violencia de las pandillas. Allí, Diana Reyna, quien hoy aspira a ser vicegobernadora de Nueva York, se conectó con el trabajo comunitario, para como ella misma define: “cambiar las cosas feas”.

La demócrata quien resultó ser la primera mujer de origen dominicano en la historia de la ciudad de Nueva York, que se alzó electoralmente para un cargo público, ahora con 22 años de servicio público, aspira ser la segunda abordo del gobierno estatal. 

Fue concejal por doce años del circuito electoral de Williamsburg, Bushwick y Ridgewood en Queens y luego vicepresidente del condado de Brooklyn.

En este nuevo desafío, la compañera de fórmula del congresista Tom Suozzi, al presentar su nombre, sabe que la principal muralla que debe escalar es lograr que las comunidades de electores registrados del partido azul, entiendan la importancia de votar en las primarias, cuyo proceso empezó este fin de semana y se realizarán de manera presencial el próximo martes 28 de junio.

Una tarea titánica de movilización en el epicentro de las comunidades, que esta hija de padres dominicanos nacida en Williamsburg, asegura en entrevista con El Diario “conocer muy bien”.

Este proceso de primarias para elegir a candidatos es un acto democrático marcado históricamente por una descomunal indiferencia de los electores en Nueva York. ¿Hay algún indicador que en este 2022 sea diferente?

– El partido demócrata no se ha tomado el tiempo para inculcar, especialmente a los nuevos ciudadanos la importancia de este ejercicio. Por 20 años, además de funciones legislativas y ejecutivas, justamente me he dedicado a promover ferias de ciudadanía y a incentivar el voto. Por ejemplo, en el distrito 34 en donde crecí, había 55,000 personas registradas en el 2001 y solamente participaban en estos procesos 6,000. Nueve años después, logramos duplicar ese voto moviendo a 12,000 personas. Creo que la política no es un asunto solamente de redes sociales y apariciones en medios. Nosotros sabemos de luchas reales. Y nuestra candidatura es una forma de decir también, que hay minorías étnicas en el estado, las cuales el comité central del partido demócrata ignora y no entiende. Y ni siquiera se ha tomado la tarea de acercarse.

El Comité Central demócrata, el pasado mes de mayo, creó una comisión para acercarse a las comunidades hispanas. ¿Es un signo de que sí hay una reflexión sobre la importancia del voto latino?

– Desconozco cómo se conformó ese grupo. Y cómo se vincula real y honesta con nuestras comunidades, porque no fui invitada. El camino para que se entienda la importancia del voto latino, la tenemos que dar nosotros desde adentro de las comunidades. Por eso debemos esforzarnos por participar y movilizar a nuestros votantes. Solamente cuando ocurra una votación masiva que cambie el rumbo de una elección, se cambiará la idea errónea que tienen muchos políticos en el estado y en el país de que los inmigrantes hispanos no son importantes electoralmente, porque según sus cuentas erróneas, la mayoría son indocumentados. Millones de inmigrantes y sus hijos que ya son mayores de edad ya tienen derechos políticos. Y cuando podamos hacer entender eso, entonces nos haremos respetar.

¿Cómo explicarle a los hispanos que están registrados para votar, que deben tomarse unos minutos y dar su opinión. Y más aún por qué si van a sufragar en estas internas deberían favorecerla a usted con el voto?

-Si una comunidad de Nueva York, tiene motivos de fuerza para ejercer su poder ciudadano, en estos tiempos tan complicados son los hispanos. Se trata de la clase trabajadora de la cual el estado depende para mover varias industrias, especialmente de servicios, pero que están agobiadas por la criminalidad en sus vecindarios y están luchando por llegar a fin de mes por una inflación que los devora. Solamente alguien que entienda de verdad esta realidad, puede tomar acciones ejecutivas que los beneficie. Repito, el comité central demócrata, no entiende a nuestras comunidades hispanas. Cuando seamos la primera mujer electa como vicegobernadora, en esa posición ejecutiva en la historia de Nueva York, tendremos la posibilidad y la sensibilidad de crear estrategias para aliviar el sufrimiento de esos grupos.  

¿Cuál es su criterio de acción principal como demócrata para cumplir con acciones claras que cambien la vida de miles de personas que viven bajo la línea de la pobreza y cómo usted dice puedan progresar en un contexto económico tan complicado?

-Yo me identifico orgullosamente como demócrata para construir el poder en las comunidades más vulnerables, como lo he probado cuando he tenido el favor del voto. Por experiencia sé que manejar un gobierno es complicado. Yo no creo en idealismos políticos, sino en acciones. Nuestras familias están dejando Nueva York. Porque no hay forma que puedan cubrir sus costos mínimos. Están huyendo de la falta de oportunidades de viviendas asequibles. El año pasado se fueron 300,000 personas. Y desde 1957 cada diez años, estamos perdiendo sin pausa distritos electorales. Yo creo profundamente en la fórmula de generación de empleos de calidad y eso lo logramos motivando a grandes corporaciones a instalarse o a regresar a Nueva York. Nuestra apuesta es para el desarrollo económico estructural. Hay muchas trabas para las compañías pequeñas y medianas instalarse en este estado. Y eso debemos superarlo. Yo sé que nuestras familias quieren oportunidades de trabajo para crecer, no quedarse en casa recibiendo un cheque por un programa social. La fórmula principal de la cual se derivan todos los demás planes es crecimiento económico, guerra contra el crimen y mucha más inversión en educación pública. Sé de lo que hablo.

Claves recientes de la vicegobernación en NY:

  • Kathy Hochul quien era la vicegobernadora de NY desde el año 2015 asumió como la primera gobernadora en la historia de Nueva York, el pasado 10 de agosto, luego de que Andrew Cuomo renunciara al cargo por las acusaciones de acoso sexual.  
  • El vicegobernador de Nueva York, Brian Benjamin, segundo al mando en el estado bajo la Administración de Hochul presentó el pasado 12 de abril su renuncia tras haber sido arrestado horas antes. Está acusado de cargos de corrupción, fraude electrónico y falsificación de documentos por un fiscal federal.
  • La mandataria estatal quien aspira conservar el cargo, ante esa incidencia, nombró casi de inmediato al congresista Antonio Delgado (NY-19) como su vicegobernador y compañero de fórmula electoral.