Avanza lentamente la jornada de vacunación contra la viruela del mono en Nueva York

En el Bronx, solo 1.400 personas consideradas de alto riesgo recibieron la vacuna este domingo y ante la duplicación de personas contagiadas por la viruela del mono en la última semana en Nueva York, aumenta la preocupación de que la situación pudiera empeorar, pues existe carencia de dosis para inocularse

Grupo de concejales de la ciudad de Nueva York propone nueva ley para optimizar la batalla contra esta infección.
Grupo de concejales de la ciudad de Nueva York propone nueva ley para optimizar la batalla contra esta infección.
Foto: KENA BETANCUR / AFP

A pesar de que se abrieron tres centros de distribución de vacunas contra la viruela del mono en Nueva York, el número de casos va al alza ante el limitado suministro de dosis.

Este domingo, en la Escuela Superior de Ciencias del Bronx, así como en el Bushwick Education, en Brooklyn; y en la Aviation High School, en Queens, continúo la campaña de inoculación para evitar la propagación de casos de personas contagiadas.

Sin embargo, en el Bronx, solo 1.400 personas consideradas de alto riesgo recibieron la vacuna, pues de acuerdo con información difundida por News 12 el número de dosis es bastante reducido ante la fuerte demanda de la población.

Esto se pudo constatar durante la semana luego de que las 9.000 citas otorgadas quedaron reservadas en únicamente siete minutos.

Al respecto, Vanessa L. Gibson, presidenta del distrito del Bronx, reconoció que, pese a la buena voluntad de las autoridades sanitarias para vacunar a la población, una clínica de “un día” no es suficiente.

“Es estupendo, pero lo que seguimos necesitando en el Bronx es nuestra propia clínica de salud. Creemos que es importante dar prioridad al Bronx para su propia clínica, y es realmente trabajar con el departamento de salud en la capacidad, asegurándose de que el sitio existente tiene el espacio y el personal para dar cabida a nuevos servicios”, expresó.

Largas filas a la espera de una dosis

Mientras tanto, en el Bushwick Education se pudieron observar largas filas de personas que aguardaron pacientemente a que llegara su turno para recibir la codiciada vacuna que de acuerdo a diversos expertos de salud reduce hasta en 85% en riesgo de contagiarse de la viruela del mono.

No obstante, el número de vacunados resulta insignificante ante los ocho millones de personas que habitan la ciudad, pero sobre todo frente al aumento de casos que en la última semana pasó de 223 que registrados el lunes a 461 reportados el viernes, lo cual ha empezado a preocupar a la población.

Frente a ello, Ashwin Vasan, comisionado de salud de la ciudad, reconoció este domingo que Nueva York requiere de decenas de miles de vacunas más.

Por el momento se conoce que Nueva York, en la costa este de Estados Unidos, ya ha administrado o programado 21.500 vacunas y aunque el objetivo es tratar de llegar a más personas, hasta el momento existe un déficit de dosis.

Otro punto interesante, es que las personas más familiarizadas con la tecnología son quienes pueden acceder más rápido a las vacunas, pues en cuanto se abren las inscripciones son ellas quienes aprovechan la oportunidad relegando a las personas mayores.