“Se quieren, pero no saben entenderse”: dilema teatral en Nueva York donde el final lo decide el público hispano

“Esta noche: Ternura” la obra donde “tú decides el final” se presentará del 8 al 11 de septiembre en El Barrio Artspace del Alto Manhattan. Esta producción de Teatro Las Tablas es un experimento de la dominicana Yolanny Rodríguez Torres que marca el regreso de su colega y paisano Roberto Larancuent

Yolanny Rodríguez Torres.
Yolanny Rodríguez Torres.
Foto: Olga Roshkina / Cortesía

“Durante el encierro de la pandemia me comencé a preguntar qué mantiene a una pareja unida tras largo tiempo y qué podría romper unos años de convivencia. En mi apartamento pequeño estábamos por horas viendo series o en reuniones Zoom. Estábamos juntos, pero no conversábamos por largo rato. Así que comencé a imaginar situaciones y luego diálogos”, comenta sobre el origen de su última propuesta teatral la escritora, directora y actriz dominicana Yolanny Rodríguez Torres, quien suma largos años de residencia en Nueva York.

El resultado es que una noche de fiesta termina en una larga reflexión para Tania y Lucas, pareja que abre su hogar al público no como cualquier obra de teatro, sino dándoles la oportunidad de que decidan su destino.

“Esta noche: Ternura” la obra donde “tú decides el final… con tu celular” se presentará del 8 al 11 de septiembre en El Barrio Artspace (215 East 99th St, Manhattan). Esta producción de Teatro Las Tablas NYC es un experimento de Rodríguez Torres que marca el regreso de su colega y paisano Roberto Larancuent.

-¿Qué tan distante quedó el texto de la idea original?
-En la pandemia muchas parejas se estaban separando a mi alrededor y en las noticias hablaban de mujeres atrapadas en casa con sus maridos abusivos, y que el abuso se podría estar incrementando, pero era menos probable que se hicieran denuncias. También hablé con personas que estaban en relaciones de mucho tiempo y empecé a leer sobre el amor, la convivencia, la codependencia. Pensé que esto lo podría sintetizar en diálogos de teatro, que es lo que yo puedo escribir mejor. El formato original me aburría muchísimo porque todo era más o menos predecible, pero ante  la curiosidad por saber qué expectativas tendría el publico a medida que viera la obra, determiné romper con la estructura y dividirla en olas emocionales más que escenas y que el público interviniera de una manera u otra. Terminé con una obra de sólo dos personajes, maduros pero aun jóvenes, que se quieren pero no saben entenderse.

“Una obra de sólo dos personajes, maduros pero aun jóvenes, que se quieren pero no saben entenderse”

Yolanny Rodríguez Torres, escritora, directora y actriz

-¿Por qué darle al público la opción de elegir el final? ¿No estaba convencida de un cierre particular y/o simplemente prefirió experimentar?
-Podía terminar de cualquier modo, pero ninguno era suficiente. Quería conversar con la gente y me pareció que podrían determinar el final. Esto me hizo revisar la obra una vez más para hacer algunos diálogos más ambiguos. Creo que he logrado que cualquiera de los tres finales que se escojan terminen de completar el cuadro psicológico de los personajes: qué es lo que pasa cuando uno conoce a una persona; se va formando una idea, pero no necesariamente termina de conocerla.

-Siendo escritora y protagonista: ¿el trabajo se hace más fácil o todo lo contrario?
-Es una bendición como escritora, porque puedo mejorar el texto con palabras más exactas y encontrar redundancias innecesarias -algunas redundancias son escritas adrede para enfatizar el diálogo, mensaje y personajes- y corregirlas. Imbuir el personaje con las emociones e intenciones que escribí es más difícil. A veces no puedo ser fiel a mi intención como escritora y sin duda este personaje es mucho más oscuro que lo que escribí. Igualmente, el otro personaje carga bastante el texto. Roberto Larancuent es un actor en constante búsqueda de la sensatez y no toma nada a la ligera. Busca y rebusca, muy respetuoso del texto.

Roberto Larancuent actúa, produce y codirige / Foto: Teatro Las Tablas NYC

-¿Qué tal la experiencia con el director Pedro S. Dubo y el actor Larancuent?
-Don Pedro fue muy comprensivo del texto. Lamentablemente no pudimos hacer un trabajo más profundo juntos ya que nos organizamos de forma tal que puliríamos los encuentros y desencuentro emocionales presencialmente; pero Don Pedro no pudo salir de Chile a tiempo para lograr esto. Ya que sólo son dos personajes y Larancuent quiso coproducir, asumimos los roles, la dirección y la producción en otra luz. 

-El teatro independiente en Nueva York, particularmente cuando no es en inglés, necesita mucho de las subvenciones y los amigos en la audiencia para subsistir. ¿Es posible romper ese patrón y hacerlo rentable? ¿Cómo?
-Lo de rentable no estoy segura. Si pretendes tener un ingreso de $60,000 dólares por año se hace difícil, pero si puedes vivir con $24,000 es posible. Cómo hacerlo es asociándose con un teatro y dedicando tiempo, mucho tiempo, en conseguir los recursos de cada producción, escribir y ganar propuestas, solicitar y materializar patrocinio. No se hace de la noche a la mañana, ni dedicando unas horas al mes. Se hace más fácil seguir una rutina exitosa con la repetición, pero es trabajo como cualquier empresa.

-Como actriz, ¿algún personaje que sueñe interpretar? Sin ataduras de raza, edad ni género.
-Me gustaría interpretar a Patria Mirabal. Es una dominicana de los años 50 que sólo quería ser una mujer y terminó participando en el derrocamiento de un dictador (Rafael Leonidas Trujillo). Empecé a escribir un monólogo sobre ella. Pero creo que le vendría mejor una película corta y me aburre terriblemente escribir un guion cinematográfico.

-Como directora, ¿algún actor o actriz en particular con quien quisiera trabajar?
-Nadie en particular. Prefiero actores que quieran intentar y proponer personajes coherentes.                                                                                                                                                 

Siendo Nueva York una ciudad tan competida y con tantas opciones de entretenimiento, ¿qué ofrece “Esta noche: Ternura” que hace la diferencia en la cartelera?
-En “Esta Noche: Ternura” el publico decide el final. Si les gusta la música, les invitamos a bailar. Pero sobre todo la invitación es a habitar las partes de a Lucas y Tania que todos tenemos.

Esta puesta incluye a varios colaboradores: Paolo Di Valdi es el asesor de imagen de los personajes; las escenas íntimas han sido dirigidas por Lauren Kiele DeLeón, cuyo trabajo más reciente es “Eva Luna” (Repertorio Español); Samara Martín es la intérprete musical del tema de la obra; Óscar Zamora realizó la escenografía y José Miguel Vásquez creó las esculturas. La producción ha sido posible con el apoyo The-Field, Alianza Dominicana, TraDraCo, White Horse Theater, AlmaLab. Más información en www.estanocheternura.com

Roberto Larancuent (Lucas) y Yolanny Rodríguez Torres (Tania) / Foto: Sara González

.