Murió la reina y dejó su corona

La historia convirtió a Isabel en reina, luego que heredara la línea de sucesión cuando su tío Eduardo VIII abdicó

La reina Isabel II, quien tuvo el reinado más largo que cualquier otro monarca británico, murió a los 96 años.
La reina Isabel II, quien tuvo el reinado más largo que cualquier otro monarca británico, murió a los 96 años.
Foto: Eddie Mulholland - WPA Pool / Getty Images

Isabel II nos dejó después de protagonizar grandes momentos de la historia y sobrevivir a quienes pedían el fin de la monarquía, cuya supervivencia dependerá del nuevo rey Carlos III.

Como hija de George VI la reina enfrentó la agresiva crítica en 1997, tras la muerte de la princesa Lady Diana y el escándalo por divorciarse de su hijo, el entonces Príncipe Carlos.

La historia convirtió a Isabel en reina, luego que heredara la línea de sucesión para lucir la corona con casi 3.000 diamantes, cuando su tío Eduardo VIII, abdicó al trono dejándola a ella en la línea para ser la reina que fue hasta su muerte, el pasado 8 de septiembre a sus 96 años. 

Por eso, sin duda, Isabel sabía dónde debía hacer presencia o esperar, y siempre  evitaba las entrevistas con reporteros, quizás por eso la mayoría de las publicaciones se dedicaron simplemente a sus carteras, el color de los vestidos o la extravagancia de los sombreros con los que siempre se le vio frente al cañón en varias controversias de las que a veces no salió muy bien librada. 

Considerada una de las mujeres más ricas del mundo, Isabel Alejandra Marí se encargó de confirmar al primer ministro inglés durante 70 años, entre ellos a dos políticas de armas tomar. 

No se llevaba bien con la “Dama de Hierro” Margaret Thatcher, pero juntas dominaron la escena  política durante la guerra de las Malvinas contra Argentina por el archipiélago al sur del continente americano. 

Y días antes de morir con su afable sonrisa de abuela, fue captada por los reporteros cuando parecía iniciar su relación con la conservadora Liz Truss, como segunda mujer frente al gobierno inglés. 

Mucho antes, ella presenció cuando Winston Churchill lideró a los aliados para acabar el Holocausto Nazi. Años después, ella siguió los pasos de su padre y volvió a nombrar a Churchill en el cargo, justo cuando el mundo trataba de reponerse del desastre de la Segunda Guerra Mundial.  

Entre otros momentos de crisis también se destaca el ingreso y salida del Reino Unido de la Comunidad Económica Europea, o temas más baladíes que aparecían en las primeras páginas, cuando nombraba Caballeros de la Reina a artistas como los Beatles. Y era tan tenaz que ni siquiera el covid-19 le ganó la partida.

Así salvó la monarquía y sobrevivió por su popularidad, aunque los londinenses se quejan de pagar impuestos para mantener esa corona. Y aunque haya sobrevivido a tantas controversias, falta ver si su hijo Carlos de la mano de Camila puede continuar la dinastía y pasar la corona al nieto de Isabel.

Sofía Villa es autora y escribe esta columna a título personal y sus opiniones no representan a Televisa-Univision Communications Inc. donde trabaja como escritora.