Arrecian llamado a Albany para aumentar impuestos a los multimillonarios de Nueva York

Activistas y líderes políticos urgen a la Legislatura estatal y a la Gobernadora Hochul dar luz verde a la ley de incremento tributario a los más ricos y corporaciones, lo que recaudaría $40,000 millones para ayudar a los más necesitados

Llamado a Albany para aumentar impuestos a los multimillonarios de Nueva York
Llamado a Albany para aumentar impuestos a los multimillonarios de Nueva York
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

El 2022 está a pocas semanas de terminar, y uno de los grandes clamores que ha venido tomando más fuerza desde diferentes municipalidades, como la Ciudad de Nueva York, es que el próximo año se aumenten los impuestos a los multimillonarios y a grandes corporaciones. Se estima que solo el 1% de los casi 20 millones de personas que hay en todo el estado tienen elevadas fortunas que los ubican en esa categoría.

Ese fue el clamor que este lunes mostraron decenas de manifestantes, quienes se dieron cita en la sede de la Alcaldía de la Gran Manzana para lanzar la campaña “Inviertan en nuestro Nueva York” (IONY) y exigir a la Legislatura estatal y a la gobernadora Kathy Hochul que en enero próximo, cuando comience la sesión legislativa en el Senado y la Asamblea, empujen la iniciativa para que los neoyorquinos más ricos tengan una mayor carga tributaria.

El objetivo de los impulsores de la iniciativa es que tan pronto los políticos del Estado regresen a Albany a la nueva sesión de aprobación de nuevas leyes, se someta a votación el proyecto, que busca que los grandes millonarios de Nueva York se metan más hondo la mano al bolsillo, lo que generaría unos $40,000 millones que invertirían en las comunidades.

Así lo advirtió la asambleísta Jessica González-Rojas, quien afirmó que la pelea para que los multimillonarios paguen más impuestos no será nada fácil, pero quien al mismo tiempo se mostró optimista.

“Necesitamos una visión más audaz y esperamos que Gobernadora Hochul, quien arma el presupuesto para que luego vengan las negocioaciones, entienda que esto es un asunto moral que debe hacerse, y mientras tanto vamos a estar presionando a nuestros líderes para que al final se aprueben tantas medidas como podamos, porque nuestras comundiades lo merecen”, aseguró la política latina.

Carolyn Martinez-Class, de la campaña “Inviertan en nuestro Nueva York” (IONY), insistió en que la coalición de lucha que se ha creado, de la que forman parte grupos como Make the Road NY, VOCAL-NY y New York Communities for Change, entre otros, no darán tregua hasta que Albany haga lo correcto.

“Si realmente queremos construir una Nueva York para todos, debemos defender y promulgar políticas que beneficien a los trabajadores”, aseguró la activista. “No podemos mantener el statu quo de dar limosnas a los multimillonarios a expensas de los neoyorquinos comunes y esperar que las familias de clase trabajadora lleguen a fin de mes. Necesitamos un cambio real, ahora”.

El senador estatal Jabari Brisport destacó que aunque en los últimos dos años se aprobó un aumento de impuestos para las grandes corporaciones y los millonarios, lo que dejó más de $10 mil millones en fondos públicos adicionales, el incremento no ha sido suficiente.

“Vamos a pelear para que se redistribuya la riqueza de aquellos que tienen demasiado con aquellos que estan abajo, trabajando y generando la riqueza del estado, quienes también merecen vivir vidas dignas”, comentó el político. “Hay individuos extremadamente ricos que no pagan impuestos justos cuando tienen propiedades y ganancias multimillonarias”.

Con los $40,000 millones de dólares que se espera recaudar con los nuevos impuestos a los más ricos, los promotores de la iniciativa aseguran que podría darse un cambio beneficioso a favor de los más necesitados. El plan es que de esos nuevos dineros se inviertan $15,800 millones en educación pública y cuidado infantil, $5,400 millones para reducir el costo de los arriendos y los servicios públicos, $10,500 millones para abordar el impacto de la crisis climática, $9,000 millones para apoyar a los trabajadores y ampliar el acceso a los beneficios públicos.

Otro de los puntos de las iniciativas legislativas busca recaudar más fondos públicos haciendo que se ponga fin a llamados “obsequios corporativos” a los multimillonarios y las corporaciones, extendiendo y fortaleciendo las reformas tributarias corporativas existentes, reestructurando el impuesto sobre la renta y aumentar las tasas en 5% a los que más ganan. También se pretende revisar el impuesto a la herencia para crear un impuesto a los herederos, crear un impuesto a las ganancias de capital y establecer un impuesto a los multimillonarios ajustado al mercado.

El senador Robert Jackson, patrocinador del proyecto de ley de impuestos progresivos sobre la renta, destacó que luego de la pandemia, las cosas para neoyorquinos vulnerables se pusieron color de hormiga en asuntos de ingresos, por lo que ve la urgencia de que se promuevan programas de apoyo con los elevados recursos que el tributo a los millonarios generaría.

“Es hora de que Nueva York haga inversiones significativas en las comunidades de clase media y trabajadora. Necesitamos buscar una legislación que realmente satisfaga las necesidades de todos los neoyorquinos. Estoy listo para recaudar ingresos para que el Estado de Nueva York pueda brindar (ayuda) a todas las personas con dificultades”, dijo el senador de Washington Heights. “Necesitamos alejarnos de la lente de austeridad fallida que afecta nuestro enfoque de financiamiento y crear un sistema de impuestos sobre la renta verdaderamente progresivo en Nueva York. Nadie debería pasar hambre o perder su hogar en nuestro estado”.

Arrecian llamado a Albany para aumentar impuestos a los multimillonarios de Nueva York.

La Senadora Jessica Ramos, patrocinadora principal de la legislación del aumento de impuestos a los millonarios, aseguró que esa es una herramienta para mantener seguras a las comunidades en medio de la lucha contra la pobreza.

“La brecha de ingresos en Nueva York es más un abismo, y está obligando a las personas que tienen dos trabajos y aún luchan por llegar a fin de mes a tomar decisiones terribles y difíciles. Y mientras tanto, el 1% superior de los neoyorquinos recibe y acumula el 44% de los ingresos de la ciudad“, dijo la líder política de Queens. “Mis vecinos trabajan duro. Vamos a invertir en nuestra Nueva York para que obtengan una parte de la riqueza que crean”.

El Senador Brad Hoylman, patrocinador de la legislación de Impuesto Corporativo, aseguró que el Estado de Nueva York debe apoyar mejor a las familias de clase trabajadora y recalcó que los impuestos a quienes más tienen y más riqueza producen sirven para lograr ese cometido.

“Todos los neoyorquinos merecen una vivienda asequible, un salario digno y buena atención médica; sin embargo, nunca ha sido más costoso vivir en este estado. Debemos poner a nuestros residentes de clase trabajadora en primer lugar. Respaldo la misión de IONY y hacemos un llamado a canalizar más recursos para nuestras familias en el presupuesto del próximo año”.

Charles Khan, de la organización “Strong Economy for All Coalition”, criticó a la Gobernadora por la inclusión en el presupuesto actual de fondos a corporaciones ricas, y pidió que para el próximo año se ponga del lado de los más necesitados y no de los millonarios.

“La gobernadora Hochul gastó su primer presupuesto acercándose a los bienes raíces y los peces gordos de Wall Street mientras repartía miles de millones en limosnas corporativas a los multimillonarios propietarios de Buffalo Bills, casinos y corporaciones de microchips. Como era de esperar, su desempeño en noviembre también fue vergonzoso y decepcionante”, dijo el activista, destacando que la mandataria debe apoyar con acciones a quienes la eligieron para seguir en el cargo. “La gracia salvadora de la gobernadora fue el apoyo de la clase trabajadora y los neoyorquinos progresistas, y es hora de que su plataforma refleje esa realidad. Hacer que Nueva York sea más habitable mediante la creación de viviendas asequibles, el aumento de los salarios de millones de trabajadores y la inversión en todas las formas de atención médica que necesitamos debe estar en la parte superior de su lista”.

Alfredo Hidalgo, de la organización Make the Road NY y quien vive en la Gran Manzana hace 25 años, se sumó al llamado y dijo que es hora de que trabajadores como él y sus familias empiecen a ver beneficios por el apoyo que han rpestado por años ayudando a acrecentar las riquezas de los más millonarios.

“Nosotros los más pobres nos la pasamos toda la vida trabajando para los ricos y si Albany aprueba este aumento de impuestos, podríamos por ejemplo tener la opción de estudiar gratis en universidades de SUNY y CUNY, tener mejor acceso a seguro médico y poder hacer realidad muchos de los sueños que hemos tenido para nuestros hijos”, comentó el inmigrante.

Doris-Miranda-Pembert, de la organización Community Voices Heard, destacó la urgencia de que se aprueben los tributos para quienes más tienen, a fin de poder aliviar la crisis de vivienda, que la ha puesto casi a punto de decirle adiós a la Gran Manzana.

“La ciudad de Nueva York siempre será mi hogar, es donde están mis raíces y mis recuerdos, pero ya no puedo permitirme vivir en la ciudad”, dijo la inmigrante. “La gente de este estado merecemos una vivienda de calidad y la necesitamos para ayer! El estado de Nueva York tiene dinero más que suficiente para albergar a todos aquellos que lo necesitan. ¡El AMI y el alquiler son demasiado altos y la cantidad de unidades reservadas para personas como yo es demasiado baja! hacerlo mejor. Nuestra supervivencia depende de ello”.

La Gobernadora Hochul no se ha pronunciado sobre la que será su postura para el presupuesto 2023-2024 sobre los proyectos de impuesto a los más ricos y a las corporaciones, y aunque se espera que en los próximos meses el liderazgo de la Legislatura, en manos de la presidenat del Senado Andrea Stewart-Cousins y el presidente de la Asamblea, Carl Heastie, fuentes de Albany nos revelaron que esta semana habrá una reunión en Albany con la Convención Demócrata.

Cifras de los proyectos de aumento de impuestos a los multimillonarios

  • $40,000 millones se espera recaudar con el aumento de impuestos a los más ricos
  • 1% de los neoyorquinos son multimillonarios
  • $5,400 millones recaudados se usarían para reducir el costo del alquiler y los servicios públicos y aumentar el acceso a la vivienda
  • $10,500 millones para abordar de manera significativa el impacto de la crisis climática en Nueva York
  • $9,000 millones para apoyar a los trabajadores y ampliar el acceso a los beneficios públicos.
  • Se busca poner fin a los obsequios corporativos de “desarrollo económico”
  • Reestructurar el impuesto sobre la renta del estado
  • Aumentar las tasas de impuesto al 5% de los que más ganan
  • Revisar el impuesto a la herencia para crear un impuesto a los herederos