Denuncian retrocesos en políticas a favor de personas transgéneros en cárceles de NYC

La Sociedad de Ayuda Legal exige establecer de emergencia un nuevo grupo de trabajo

Activistas advierten de  un estancamiento en todos los avances para que las personas de este colectivo tuvieran un  sitio de reclusión acorde con su identidad de género,
Activistas advierten de un estancamiento en todos los avances para que las personas de este colectivo tuvieran un sitio de reclusión acorde con su identidad de género,
Foto: Shutterstock

La Sociedad de Ayuda Legal de Nueva York (Legal Aid) reportó en un comunicado que las condiciones y los programas especiales de las personas transgénero, de género no conforme, no binario e intersexuales (TGNCNBI) que están internas en prisiones de la Ciudad de Nueva York, ha mostrado “un franco retroceso en el último año”.

En resumen, se pondera un estancamiento en todos los avances para que las personas de este colectivo tuvieran un sitio de reclusión acorde con su identidad de género, además de atención médica y medidas para evitar el abuso sexual y la violencia física, mientras están bajo custodia.

“Las iniciativas a favor de la comunidad TGNCNBI, perdieron prioridad en esta Administración Municipal. Cualquier progreso para garantizar el bienestar y la calidad de vida de estas personas se estancó. Escucho excolegas en Rikers Island que describen sobre el trato deplorable que son obligadas a soportar todos los días”, denunció Maureen Sheehan, ex subdirectora del Departamento de Corrección de la ciudad de Nueva York (DOC).

La conclusión categórica de Sheehan y otros activistas es que cuando el alcalde Eric Adams eligió a Louis Molina como comisionado del DOC, desde ese momento todas las iniciativas a favor de ese colectivo empezaron a ser ignoradas.

“No existe una política clara que aborde el abordaje de personas privadas de libertad TGNCNBI”, agregó.

Un grupo de defensores públicos aseguró que empezaron “ a experimentar rechazo”  por abogar por la ubicación adecuada de estos internos. Además, denuncian las transferencias repentinas de un sitio de reclusión a otro sin previo aviso.

“Las solicitudes han sido ignoradas, dejando a estas personas en situaciones peligrosas, enfrentando amenazas y acoso frecuentes, así como daños físicos y sexuales repetidos”, precisa Legal Aid.

Los hallazgos del informe revelaron un sistema carcelario que vuelve invisibles a las personas TGNCNBI y, por lo tanto, extremadamente vulnerables a los peores daños luego de un arresto y el  encarcelamiento.

Como resultado de estas denuncias un grupo de trabajo insta a la Ciudad a liberar de inmediato a todas estas personas, mientras implementa reformas rápidas sobre cómo identificar, albergar y cuidar respetuosamente a esta comunidad en cárceles locales.

Al cierre de esta edición no se conocieron reacciones de la Ciudad sobre este reporte.