Protección y asistencia a la comunidad de jornaleros de Nueva York con programas en El Bronx y una recién abierta oficina enYonkers

Por más de una década, Servicios Comunitarios de Caridades Católicas ha protegido a los jornaleros vulnerables de prácticas laborales injustas y violaciones en sus lugares de trabajo

CCCS, con la asistencia de socios comunitarios, ha recuperado más de $120.000 dólares en salarios no pagados a jornaleros.
CCCS, con la asistencia de socios comunitarios, ha recuperado más de $120.000 dólares en salarios no pagados a jornaleros.
Foto: Mariela Lombard/Archivo / El Diario

Por más de una década, Servicios Comunitarios de Caridades Católicas (CCCS, por sus siglas en inglés) ha asistido y ha protegido a los jornaleros vulnerables de prácticas laborales injustas y violaciones en sus lugares de trabajo. Los programas y la asistencia que se ofrecen lidian con el no pago de salarios, el exceso de horas sin pago de horas extra, las deducciones ilegales de las remuneraciones, la falta de descansos para comer, la exposición a violaciones de salud y seguridad, la falta de equipos de protección, la falta de compensación laboral, la discriminación, y el acoso y amenazas por el estado migratorio. CCCS ha ayudado a los jornaleros a ganarse la vida, contribuir a la sociedad e integrarse en sus comunidades.

Hasta la fecha, CCCS, con la asistencia de socios comunitarios, ha recuperado más de $120.000 dólares en salarios no pagados. CCCS también apoya el trabajo de defensa de los jornaleros el cual ha expuesto con éxito muchas desigualdades en su comunidad. La agencia también ha sido parte de las campañasLicencia de Conducir para Todos/Luz Verde, y Trabajadores Excluidos del Fondo, y, junto con la Alianza Laboral de Westchester, la campaña “¡No Salario No Pago!”. Esta campaña ayudó a crear el camino para aprobar la Introducción a la Ley Local No. 2018-11243, la cual modifica las leyes de licencias comerciales de mejoras de casas del condado de Westchester para desalentar a las empresas de mejoras de casas sin escrúpulos de participar en el robo de salarios.

CCCS trabaja en asociación con jornaleros para brindar talleres educativos, capacitación en liderazgo y oportunidades para el empoderamiento económico. Algunos programas enseñan clases de seguridad en el trabajo aprobadas por OSHA y clases de habilidades en tejido, costura y otras ocupaciones. Los servicios también incluyen la enseñanza del inglés como segundo idioma, preparación para el G.E.D. y clases de alfabetización, asistencia legal de inmigración, recuperación de salarios perdidos y ayuda de emergencia con servicios sociales.

El financiamiento privado ha permitido a CCCS capacitar a los trabajadores en cursos de certificación de nivel superior, como el manejo de andamios y electricidad, y está comenzando a establecer un programa de desarrollo de la fuerza laboral este año para brindar a los trabajadores acceso a trabajos de alta calidad tanto en El Bronx como en Yonkers. En julio pasado, se inauguró un nuevo centro en Yonkers en el cual se llevan a cabo capacitaciones y otros eventos todos los días.

CCCS tiene dos programas para jornaleros que operan en la sede del CCCS Bronx Day Laborers Program, ubicado en el 621 East 138th Street, Bronx, NY 10454, teléfono 718-676-4063; y en el CCCS Yonkers Day Laborers Program, en el 325 Yonkers Avenue, Yonkers, NY 10701, teléfono 914-363 -6048. Más de 2.000 jornaleros son atendidos anualmente.

Lucia Goyen es directora de Programas para Jornaleros, Servicios para Inmigrantes y Refugiados, representante acreditada por el Departamento de Justicia, Servicios Comunitarios de Caridades Católicas, Arquidiócesis de Nueva York