Republicanos quieren ley para prohibir entrada de cualquier inmigrante indocumentado

Un proyecto de ley de republicanos busca que el Departamento de Seguridad Nacional aplique estrictas restricciones para impider que cualquier inmigrante indocumentado ingrese al país desde México

El Título 42 sigue vigente en la frontera.
El Título 42 sigue vigente en la frontera.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Los republicanos de la Cámara de Representantes empujan una reforma para restringir la entrada de cualquier inmigrante indocumentado al país.

El plan es impulsado por el representante Chip Roy, a través de un proyecto que busca otorgar al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) el poder de prohibir la entrada de todos los migrantes que no tengan documentos.

El plan también permite que los fiscales de los estados presenten una demanda para forzar al DHS a aplicar dicha restricción, si el Gobierno federal no aplica la reforma.

“Los estadounidenses eligieron una mayoría republicana para que ponga a esta administración a rendir cuentas sobre sus constantes fallos en la frontera sur”, dijo la congresista Ashley Hinson, quien ya dio su apoyo al proyecto, en una rueda de prensa el martes.

La propuesta legislativa, presentado por el legislador Chip Roy, del estado de Texas, ya cuenta con el apoyo de 58 congresistas de su partido.

Sin embargo, varios republicanos han expresado su oposición al proyecto, lo que ha impedido que sea presentado para votación en el hemiciclo, según reportó esta semana el diario The Washington Post.

El principal opositor del proyecto de ley es el congresista Tony González, del estado de Texas, quien expresó preocupación que, de ser implementada, podría impedir que las personas soliciten asilo en la frontera, informaron medios estadounidenses.

Otros republicanos que han expresado su descontento con el proyecto han sido la congresista hispana María Elvira Salazar y el congresista Don Bacon, este último por temas de procedimiento.

Los republicanos actualmente mantienen una estrecha mayoría en la Cámara Baja, con 222 escaños, por lo que solo que no pueden dar luz verde a un proyecto de ley que tenga más de cuatro votos negativos dentro de su partido.

La presión del partido opositor por aprobar legislación con respecto al tema migratorio llega mientras que se registran cifras récord de arrestos en la frontera.

En el mes de diciembre se reportaron 250.000 detenciones de migrantes que intentaron cruzar la frontera de manera irregular, el número más alto en los últimos tres meses.

Con el objetivo de disminuir la migración hacia la frontera sur, el gobierno del presidente Joe Biden ha ampliado la aplicación de una normativa sanitaria, conocida como Título 42, que permite la expulsión inmediata de los migrantes de ciertas nacionalidades.

A principios de año, el gobierno anunció que llegó a un acuerdo con México para expulsar a los migrantes de Haití, Nicaragua y Cuba que crucen la frontera de manera irregular. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador aceptó recibir hasta 30,000 migrantes al mes, según informaron las autoridades estadounidenses.

Desde que entró en vigencia en 2020, el Título 42 ha permitido el arresto de más de más de 2.5 millones de migrantes en la frontera, según datos del International Rescue Comittee.

Con información de EFE