Una Nueva Investigación Muestra que Una Década de Sequía Tiene Poco Efecto en el Conocimiento del Agua de los Residentes de Texas

Los líderes de la conservación del agua invocan al estado a invertir en educación para la conservación del agua

Una nueva encuesta a nivel estatal encargada por la Texas Water Foundation (TWF) muestra que solo el 28 % de los residentes de Texas indica que “definitivamente conocen” la fuente natural de su agua potable – el mismo porcentaje que hace 10 años.

Este resultado es preocupante – especialmente después de un período de sequía récord – porque la investigación muestra una correlación directa entre saber de dónde viene el agua y la disposición para conservarla.

“Se podría pensar que una década de sequía podría hacer que la gente preste atención a dónde viene el agua”, señaló Carole Baker, Directora Ejecutiva de TWF. “Tal vez no deberíamos sorprendernos de que casi las tres cuartas partes de los residentes de Texas no saben de dónde viene el agua, ya que el estado de Texas no ha invertido en educación para la conservación. Pero en el norte de Texas, han demostrado que el aumento del conocimiento puede frenar drásticamente el consumo de agua a pesar del enorme crecimiento de la población y la persistente sequía”.

Las Cifras

En 2004, la Texas Water Development Board (TWDB) encargó un estudio cuantitativo en todo el estado para medir los niveles de concientización, las actitudes y las conductas de los consumidores con respecto al agua. Un hallazgo importante fue que solo el 28 % de los residentes de Texas manifestó que “definitivamente conocían” la fuente natural de su agua potable, y la investigación mostró una fuerte conexión entre el conocimiento de la fuente del agua y la voluntad para conservarla. La nueva encuesta del TWF de 2014 muestra que el porcentaje de personas que saben de dónde viene el agua que consumen no se ha movido.

Tras la encuesta de 2004, el Estado adoptó la marca de campaña de conservación de “Water IQ: Know Your Water” (CI del Agua: Conozca su Agua), que relacionó el conocimiento de las fuentes naturales de agua con los consejos útiles para su conservación. Si bien no hay dinero del estado que se ha utilizado para financiar una campaña integral Water IQ en Texas, el North Texas Municipal Water District (NTMWD) ha financiado una campaña Water IQ regional cada verano desde 2006, proporcionando un presupuesto anual de 1 millón de USD a 2 millones de USD. A pesar de un aumento de la población del 49 % en la región desde 2000, el NTMWD ha sido capaz de frenar el consumo de días pico proyectado en 200 millones a 400 millones de galones cada verano desde 2006.

“El Norte de Texas representa una burbuja de conocimiento y el potencial del aumento de la educación en un estado de rápido crecimiento”, manifestó Baker. “Es nuestra esperanza que la Legislatura de Texas en esta sesión de asamblea vuelva a revisar la financiación de la educación de conservación en todo el estado. Nuestro estado no puede permitirse el lujo de continuar con este enfoque fragmentado para educar a la gente sobre algo tan fundamental para nuestra calidad de vida y la economía como el agua”.

En 2014, el TWDB otorgó una subvención a TWF para realizar un seguimiento del estudio de línea de base a 10 años. Tanto las encuestas de 2004 y 2014 fueron realizadas por Baselice & Associates, con la más reciente encuesta realizada entre 1103 adultos en Texas del 5 al 20 de octubre de 2014. Tiene un margen de error de más o menos 3 puntos porcentuales.

La encuesta 2014 muestra que solo el 23 % de los residentes de Texas señaló que no ha visto, leído o escuchado nada acerca de lo que el estado de Texas planea hacer para satisfacer las necesidades futuras de agua.

“Eso es realmente decepcionante, sobre todo porque hace poco más de un año los votantes aprobaron la Disposición 6 para transferir 2000 millones de USD del Fondo de Reserva para financiar proyectos en el plan estatal del agua”, manifestó Baker. “Cuando se trata del agua, tenemos poca capacidad de atención y podríamos utilizar toda la educación que podamos recibir”.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.