¿Fantasmas en un portaaviones de Texas?