Emociones a flor de piel por víctimas de explosión de El Barrio

Neoyorquinos extienden sus manos y se unen para ayudar a superar la tragedia

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Emociones a flor de piel  por víctimas de explosión de El Barrio
Muchos feligreses de la Iglesia de Dios no pudieron contener el llanto durante el servicio religioso.
Foto: Victor Matos / Especial para EDLP

Nueva York — Con las emociones a flor de piel, decenas de hispanos abarrotaron ayer la Iglesia de Dios, en El Barrio, para orar por los fallecidos, heridos y desplazados por la explosión de gas que derribó dos edificios en el vecindario.

“Llevo más de 20 años en El Barrio, y nunca había vivido tanto dolor como en esta semana”, dijo María Domínguez, una de las feligresas. “La pérdida es enorme, pero como vemos hoy (por ayer), las puertas de nuestras iglesias y nuestras casas están abiertas, para unirnos y superarla entre todos”.

El alcalde Bill de Blasio y la Presidenta del Concejo, Melissa Mark-Viverito, asistieron a la ceremonia, en la que se llevó a cabo un hermanamiento con la Iglesia Hispana del pastor Thomas Pérez, que resultó completamente destruida en el incidente.

El momento más emotivo se produjo cuando el pastor de la Iglesia de Dios, Héctor A. Chiesa, entregó a Santos Mercado, miembro de la congregación de Pérez, una Biblia que había sido encontrada entre las ruinas, como símbolo de esperanza en un nuevo comienzo.

“Doy las gracias a esta iglesia por socorrernos. Demuestran que son auténticos enviados de Dios”, dijo un emocionado Mercado. “Y Dios es más grande que cualquier tribulación, por lo que estamos seguros de que volveremos a levantar nuestra iglesia”.

Mercado también informó que el pastor Pérez, que tuvo que ser hospitalizado por sufrir dolores en el pecho a causa de las fuertes emociones, está en buenas condiciones y será dado de alta hoy.

De Blasio se dirigió en español a los congregados para prometer ayuda a todos los afectados, así como vivienda permanente dentro del vecindario para los que se quedaron sin techo, independientemente de su estatus migratorio.

“Estamos aquí para ayudar a todo el mundo que lo necesite, sin importar que tengan o no documentos”, declaró el alcalde, provocando un rugido de aplausos entre los asistentes. “Todos son nuestros hermanos y hermanas. Cuando los bomberos y los policías corrieron hacia el fuego para socorrer a las víctimas, no le pidieron los documentos a nadie. Ese es el espíritu de Nueva York”.

Mark-Viverito destacó el gran apoyo que se han prestado los vecinos del El Barrio unos a otros durante estos momentos tan dolorosos, demostrando que la comunidad “es una verdadera familia”.

“Las puertas de mi oficina continúan abiertas para todo aquel que necesite más ayuda”, recordó una vez más la Presidenta del Concejo.

El pastor Chiesa aprovechó la presencia de los políticos más importantes de la Ciudad para reclamar medidas para que un suceso así no vuelva a ocurrir.

“Las autoridades tienen que tomar más responsabilidad para comprobar que todas las tuberías de gas estén seguras y restaurar todos los edificios que lo necesiten”, dijo el pastor. “Esto no debe pasar nunca más”.

Te recomendamos